My Queue

Your Queue is empty

Click on the next to articles to add them to your Queue

7 lecciones del rock para el emprendimiento (y la vida)

Aunque no lo creas, este género tiene algunas enseñanzas particulares para emprendedores. ¡Que viva el rock!
7 lecciones del rock para el emprendimiento (y la vida)
Crédito: Depositophotos.com

El rock es una de las pocas cosas en el mundo que puede causarme un escalofrío y ponerme, literalmente, los pelos de punta. Es probablemente mi fuente más común de adrenalina. Pero además considero que el rock puede jugar un papel didáctico en nuestras vidas emprendedoras, y porque no, personales también. Te dejo a continuación 7 ejemplos de las lecciones que nos puede dejar el rock:

1. Persigue tus sueños

 

Es muy probable que perseguir los sueños sea la característica más común de los emprendedores. No es fácil hacerlo y menos lo es aferrarte a éstos, sabiendo el riesgo de enfrentarse a un sinnúmero de desafíos y fracasos potenciales. De eso precisamente nos habla una de las canciones más representativas del rock, creada por un grupo californiano que se formó en San Francisco en 1973 llamado y aclamado como Journey. Esta canción en lo personal, me trae muchos recuerdos de infancia y adolescencia; sobre todo de un largo viaje por carretera en el que escuchamos varias veces frente-vuelta del cassette (antecesor del CD) con el título Escape por allá por 1981. La canción de la que hablo, era la primera de la lista del lado “A” del cassette y se llama Don't Stop Believin'. Esta gloriosísima rola habla de una chica de pueblo y un chico del sur de Detroit que suben a un tren, a la medianoche, sin un destino particular y con el simple objetivo de perseguir sus sueños. Es clara al advertir de que puedes ganar o perder, pero debes aferrarte a ese sentimiento y nunca dejar de creer en ti y en tus sueños.

2. Sé perseverante

 

La perseverancia consiste en intentarlo una, y otra y otra vez, sin rendirte, hasta que lo consigas. ¿Suena conocido, emprendedores?  Whitesnake, la banda formada en 1977 en Londres Inglaterra por el ex vocalista de Deep Purple, David Coverdale, lanzó en 1982 el álbum Saints & Sinners donde se incluyó la famosa rola Here I Go Again. Ésta no habla de otra cosa más que de perseverancia. Nos enseña a no lamentarnos, a no perder más tiempo y a intentarlo de nuevo, teniendo fe en que al final, todo saldrá bien. 

3. Evita la procrastinación

 

¿Procrastinar? ¿Qué es eso? Pues es el hábito de retrasar actividades o situaciones que deben atenderse, sustituyéndolas por otras situaciones más irrelevantes o agradables. Evitarla es un gran reto que debemos vencer todos, tanto en nuestra vida laboral, como en la personal. Van Halen, la icónica banda californiana formada en 1974, nos enseñó en 1991 en su álbum For Unlawful Carnal Knowledge cómo dejar de procrastinar con su hit Right Now, a través de los vocales de Sammy Hagar. Esta rola nos impulsa a no esperar hasta mañana para enfrentar los problemas, a no perder el ritmo y a aprovechar ese momento mágico que significa el ahora mismo

4. Valora tu tiempo

 

Aunque muchos vivimos como si fuéramos eternos, nuestro tiempo por acá es finito y por ello debe ser muy apreciado y bien aprovechado. Esto nos los enseña de forma rotunda el grupo Kansas, formado en Topeka en 1970. En su disco Point of Know Return de 1977, la famosísima Dust in the Wind nos obliga a reflexionar que nada es eterno y ni siquiera todo tu dinero te podrá comprar un minuto más. Por ello, aprovecha bien tu tiempo y disfruta cada minuto porque de esta vida nadie sale vivo. 

5. Recuerda que no siempre conseguirás lo que quieres

 

Esta es una ley de vida. Sin embargo, muchas veces ni siquiera lo intentamos porque parece prácticamente imposible. La lógica diría que, aunque sea muy difícil siempre tendremos una mayor posibilidad si por lo menos lo intentamos. Eso es lo que nos enseña You Can't Always Get What You Want de los incasables The Rolling Stones, banda creada en Londres en 1962. Esta canción está contenida en el álbum Let It Bleed de 1969 y nos habla de justamente de que no siempre conseguiremos lo que queremos, pero si lo intentamos, probablemente obtengamos, no lo que queremos, sino lo que necesitamos. 

6. Vive la vida

 

Dicen que cuando llega la vejez y el final de la vida se acerca, la gente no se arrepiente tanto de lo que hizo, sino de lo que dejó de hacer, ya sea por miedo o desidia. La banda Bon Jovi fundada en 1983 en Sayreville Nueva Jersey, nos lo comunica claramente en su conocido hit It´s my life del álbum Crush (2000), donde argumenta que debes vivir la vida a tu manera (como decía Frank Sinatra) ya que es sólo tuya y de nadie más. También desmitifica el poder de la suerte, diciendo que ésta no te llega, si no que la tienes que buscar tú mismo. “Tan sólo quiero vivir mientras siga vivo, porque es mi vida” reza la famosa canción. 

7. Celebra los éxitos

 

Celebrar el éxito es hacerle un homenaje al positivismo, que, por cierto, a veces nos hace mucha falta en nuestras vidas. Es liberar la alegría, reconocer el logro y premiar la perseverancia. No hay un mejor ejemplo de ello que lo que vemos y escuchamos en muchos estadios y recintos deportivos cuando un equipo triunfa. Siempre se escucha cantar al unísono la emblemática canción We are the champions que aparece en el álbum de 1977 News of the World del grupo británico Queen, formado en Londres en 1971. No existe una canción más representativa de la victoria, después de recorrer un difícil camino lleno de desafíos, errores y lucha incansable. 

Si bien el rock no fue inventado con el objetivo de ensañarnos lecciones de vida, creo que podemos aprenderle mucho. El rock fue creado para hacernos la vida menos monótona y más divertida, así es que aprovechémoslo. ¡Que viva el rock!

Si eres rockero de corazón, esta lista de canciones clásicas y no tan clásicas te pondrán en el mood perfecto para trabajar. ¡Síguenos en Spotify como Entrepreneur Mx!