Los Claxons rompen las reglas para innovar

Esta banda de rock-pop originaria de Monterey, N.L., dos veces nominada al Grammy Latino ha innovado en muchas cosas. Desde la forma de hacer música, conciertos y videos hasta la manera de distribuir sus canciones.
Los Claxons rompen las reglas para innovar
Crédito: Fernando Di?az Vidaurri / Entrepreneur en Español

“El conseguir un trabajo tradicional mataba oficialmente mi sueño de dedicarme a la música”, dice Ignacio “Nacho” Llantada, vocalista de Los Claxons, una de las bandas más famosas de México. “Fue muy difícil decirles a mis padres que quería ser músico. Se les pararon los pelos de punta, pero después recibí su apoyo”. Ahora este grupo de rock-pop, originario de Monterrey, Nuevo León ha sido nominado dos veces al Grammy Latino.

Hasta 13,000 personas pagan un boleto para ir a ver a Los Claxons, compuesta por Ignacio “Nacho” Llantada, Mauricio Sánchez, Pablo González, Edgar “Cholo” Lozano y Cesáreo Castillo. Recuerdan cuando daban muchos conciertos sin cobrar nada. El tocar muchísimo y por todos lados es lo que los hizo crecer.

En México, hay un poco más de 126,000 personas que trabajan como músicos (representan al 0.3% de la población ocupada del país). El 92.6% son hombres y 7.4% mujeres. De cada 100 ocupados, 90 tocan algún instrumento musical, ocho son cantantes y dos compositores o arreglistas. Ganan en promedio $86 por hora. Esto de acuerdo a la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo (ENOE). 

Desde chico, Nacho Llantada ha emprendido distintos negocios. Hacía fiestas en antros y buscaba patrocinadores. Luego puso su primer bar y continuó abriendo más. Actualmente, tiene bares, restaurantes, un salón de fiestas infantiles y una banda de rock-pop, la empresa más fuerte.

Es un gran reto coordinar todo. Sin embargo, Nacho lo ha hecho muy bien e incluso puede tener su vida como músico, conferencista, atleta (Iron Man) y CEO. “Soy bastante disciplinado en cada uno de mis roles”. Comparte otra de las claves: encontrar buenos socios en tu camino que te apoyen con la operación de tus negocios.   

Edgar "Cholo" Lozano, Ignacio "Nacho " Llantada, Mauricio Sánchez y Pablo González / Foto: Fernando Díaz Vidaurri para Entrepreneur en Español 

El escenario fue empujando poco a poco a Los Claxons a convertirse en empresarios. “En un inicio no sabíamos cómo hacer dinero. Piensas que será fácil porque hay talento en el grupo y pues no. Tienes que ponerte a apretar tuercas en todos lados para que esto sea algo grande”, asegura Mauricio Sánchez, también vocalista de Los Claxons.

El empresario que lanzó a la fama a Los Claxons y también a Panda es Francisco “Kiko” Lobo de la Garza, quien comenzó su aventura como emprendedor a los 13 años rentando un equipo de rayo láser. Luego compró su primera consola de grabación con la idea de poner su propia disquera. Así nació Movic Records en 1999 cuando había en el país cinco sellos discográficos transnacionales: Universal, Warner, Emy, Sony y BMG.

“Es un medio cerrado y era mucho más, como un huevo de acero”, afirma el fundador de Movic Records, la primera disquera independiente de música alternativa en México. Kiko también es dueño de El Cielo, el mejor estudio de grabación de Latinoamérica por su infraestructura tecnológica y acústica de clase internacional. Ambas empresas forman parte de Grupo Movic que integra otros negocios de Kiko como productora de video, soluciones tecnológicas, productora de contenido audiovisual, constructora, compañía de la industria alimentaria, etc.

Kiko conoció a Nacho y Mauricio cuando llegaron a su oficina por separado, cada uno con su proyecto. Aunque ya los había visto tocar juntos antes de que armaran una banda en conjunto. Ambos comenzaron a grabar por su cuenta y poco a poco vieron surgir a Los Claxons. “Cuando te toca trabajar con las mejores personas es porque se juntan dos cosas fundamentalmente: son más inteligentes que tú y tienen gran calidad humana”, expresa Kiko.

El modelo de negocio y la innovación

La industria musical mexicana tiene un valor de 133.5 millones de dólares. El formato digital representa el 66% de los ingresos. México ocupa la posición 15 en el ranking mundial, según la Asociación Mexicana de Productores de Fonogramas y Videogramas (Amprofon).

En el caso de Los Claxons, sus ganancias principales vienen de los conciertos. Ya quedó atrás la época en que importaba mucho la venta del disco. El negocio de la industria actual son los shows; mismos que suceden de dos formas: un empresario contrata al artista y paga el espectáculo, boletos de avión, hotel, transporte local y comidas. En este esquema la venta de boletos es para el promotor. El otro modelo es cuando Los Claxons negocian la renta del recinto y los ingresos son para ellos.

También obtienen ganancias por ser autores de canciones que son las regalías, tanto digitales como fonográficas. Asimismo, la compañía disquera les otorga utilidades por la venta de su música y discos. Otra entrada de capital es por los intercambios comerciales con alguna marca.

El comienzo para Los Claxons fue complicado porque tardaron mucho en tener los ingresos que esperaban. “En el negocio de la música quien no tiene paciencia no logra los objetivos”, sostiene Nacho. De repente, llegó un momento en que el flujo de dinero empezó a ser mayor. Más empresarios interesados en contratarlos, conciertos llenos, sus canciones sonando de manera constante en radio o televisión, etc.

“Somos muy precavidos con los ingresos. Los reinvertimos en nuestro mismo proyecto”, apunta Nacho. Aclaran que el show de Los Claxons no cuesta igual en todas las ciudades. Cobran depende la plaza. Tienen gente que analiza el mercado a profundidad.  

Han podido innovar en varias cosas porque pertenecer a un sello musical independiente como Movic Records se los permite. “No necesitamos autorización de muchas personas para hacer una locura”, dice Nacho. “En el pasado las disqueras manejaban todo sin tomar en cuenta la esencia de cada grupo”, opina Mauricio.

Los Claxons y Movic Records no sólo son socios, sino un equipo donde todos han aprendido a escuchar y tomar decisiones juntos. “La mayor innovación de nosotros es crecer orgánicamente utilizando nuestros propios medios y manejar el barco en conjunto”, afirma Mauricio.  

El CEO de Movic Records recuerda cómo tuvieron que hacer las cosas diferentes para llamar la atención de los demás. Pegaban calcomanías del grupo en los carros, y de repente, amanecía la ciudad con 400 vehículos tatuados. O cuando los integrantes de Los Claxons se subían a la plataforma de un tráiler y tocaban en diferentes puntos para darse a conocer. Qué tal la vez que juntaron 300 fans para que hablaran a una estación de radio y pidieran las canciones de la banda.

Los Claxons fueron de los primeros en regalar música cuando al principio era mal visto en la industria musical. “Nos dimos cuenta que la gente cada vez iba a pagar menos por un disco. Entonces, comenzamos a dar gratis nuestra música con tal de jalar a más personas a los conciertos”, indica Nacho. Los Claxons también fueron pioneros en México en producir videos 360 grados. Con esta tecnología de realidad virtual puedes sentirte dentro del video utilizando tu celular.  

En los shows innovaron a temprana edad con la tecnología de mapping que proyecta elementos visuales sobre estructuras, edificios, montañas, etc. Otra innovación importante fue la de ya no lanzar discos sino canciones. Entre un álbum y otro tardaban cerca de dos años. Ahora sacan canciones nuevas cada tres o cuatro meses.

Ha habido innovación inclusive en la forma de contratar a los artistas. La clave de éxito de Movic Records es que no están haciendo contratos a largo plazo. “El único compromiso es que nos guste lo que hagan para nosotros poderlo lanzar”, señala Kiko.

La única forma de innovar y generar un valor tangible es cuando encuentras oportunidades y haces las cosas diferentes -asegura Kiko-. Es indispensable utilizar la creatividad para ofrecer más de lo esperado y poner atención a los detalles. “Innovar no debería de ser una ciencia. Es un tema de prueba y error”. Abstrae tu idea lo más sencillo que puedas y pruébala en el mercado lo antes posible sin desanimarte, recomienda.  

Luis Miguel Beristain, director del Instituto de Emprendimiento Eugenio Garza Lagüera del Tecnológico de Monterrey, región CDMX, explica que los emprendedores fracasan porque no son capaces de generar pequeños experimentos baratos, rápidos y sencillos para asegurarse que sí funciona su modelo de negocios.

Kiko considera que no es cuestión de aplicar metodologías de innovación, asistir a congresos y leer tantos libros para saber cómo hacen las cosas los demás porque las circunstancias de cada uno cambian. “Lo mejor es aprender de los errores e ir refinando tus propios métodos para evolucionar a una empresa más sólida y robusta”.

La materia prima en este negocio es la música y debe mantenerse demasiado real para que pueda venderse bien -comenta Mauricio-. “A los fans les gusta que seamos sinceros y hagamos realmente lo que sale de nosotros”.

Derribando muros

“El mayor muro es la opinión pública, familiar y de la gente con la que convives. Muchos te dicen que no se puede”, dice Mauricio. “Nuestras familias nos apoyan a todos, pero en un principio les da miedo que te dediques a la música o algo creativo y que no tengas un sueldo fijo”.

Esta ha sido la mayor pared que tuvieron que tirar Los Claxons y que la tienen que derribar diariamente. No dejarse contagiar por los miedos de otros. “Hay que buscar la carrera que uno quiere, confiar en tu talento y en lo que puedes llegar a ser”, agrega Mauricio.

“El tabú de los músicos flojos, drogadictos y mujeriegos está presente en todos lados y animarme a decirles a mis papás que me iba a dedicar a la música no fue fácil”, recuerda Nacho. Ahora las familias de todos están en los conciertos felices y apuntados para la foto.

Para el CEO de Movic Records el muro más grande ha sido el tema del capital. “Cuando aprendes a hacer las cosas sin dinero encuentras la solución a ese problema”. Poner a prueba una idea es la mejor habilidad que uno puede generar para derribar la primera barrera, añade.

El segundo muro es ¿cómo le hago para mantenerme motivado? Y más cuando te topas con obstáculos como darte cuenta que tu producto no es el adecuado y tienes que cambiarlo, cuando fallas y debes darle la cara al cliente, o tomar una decisión dolorosa como despedir a alguien o abandonar un proyecto.

“Lo más difícil es entender que esa es la vida del emprendedor, empresario, innovador y aventurero. Por eso, mantenerse motivado siempre a seguir adelante es la habilidad más importante de cualquier emprendedor”, concluye Francisco “Kiko” Lobo de la Garza. 

My Queue

Your Queue is empty

Click on the next to articles to add them to your Queue