Hide this Looking for English Content? Click here

8 acciones que te ayudarán a sacar el líder que llevas dentro

Para ser un buen líder se requiere tener diversas características pero sobre todo, hacer que nuestros actos coincidan con lo que decimos. ¿Eres un buen líder?
8 acciones que te ayudarán a sacar el líder que llevas dentro
Crédito: Depositphotos.com
  • ---Shares

Escrito por: Mariana Martínez Barbachano, Socia Directora, Creando Talento
Las organizaciones hoy en día se rigen, o se deberían de regir, por personas que tengan autoridad moral. La autoridad moral se consigue cuando, tú como persona eres coherente con tus acciones e ideas. Piensa por un momento en tres personas que admiras. Ahora reflexiona, ¿qué es lo que me hace admirarlas? Si profundizas encontrarás que son personas seguras de sí mismas.

La seguridad personal, se logra a través del autoconocimiento. El autoconocimiento es resultado de un proceso reflexivo y de auto observación. Aquí salen a flote tus luces y sombras. Cuando consigues ponerle nombre a este conjunto de elementos que te describen, lograrás sacar el máximo provecho a tus cualidades y podrás trabajar a profundidad tus debilidades.

El líder no necesita copiar a otros, busca sacar su mejor versión. Se conoce, se acepta, se admira y se pone al servicio. Sabe “presumir” sus cualidades sin caer en la soberbia o arrogancia, pues sabe que esas cualidades las tiene para lograr un bien mayor.

Cuando estás dispuesto a conocerte, trabajarte y superarte, estás listo para alcanzar grandes metas. En la medida que el líder se conoce va a ser capaz de potenciar a su gente.

8 acciones que te ayudarán a sacar el líder que llevas dentro

1.- QUERER. Lo más difícil de conocerte es vencer el miedo a “entrarle” con sinceridad a ver a plena luz tus carencias más consistentes.

2.- PREGUNTARSE. Hacerte las preguntas adecuadas para saber quién eres.

3.-ESCUCHAR. Las personas que te rodean son grandes observadores, acercarse a las personas indicadas y preguntar qué es lo que ellos ven de ti pueden darte un panorama de tu persona.

4.-DISPOSICIÓN.  El cambio sólo se logra con una destreza activa de tu parte.

5.-NOMBRAR. Los fantasmas desaparecen cuando le pones nombre a aquello que te merodea. Es sacarlo del inconsciente y ponerle nombre a aquella cualidad que tienes. Es mirar de frente al enemigo.

6.- ACEPTAR. Es más fácil aceptar los defectos que tenemos, que aceptar y valorar esas luces que tenemos, acepta también en lo que eres bueno y pon tus dones al servicio de los demás.

7.- TRABAJAR. La clave para que esto tenga un resultado consistente: la repetición. Debe haber constancia en repetir una y otra vez este proceso. Es estar encima de uno mismo y no abandonar la lucha.

8.- PEDIR AYUDA. Muchas veces este proceso es difícil de vivirlo solo. El coaching puede ser una buena herramienta pues su objetivo es ayudarte a plantearte las preguntas indicadas para que cada persona vaya haciendo el cambio que ellos quieren y necesitan.

Ya nos decía Heráclito que todo es dinámico. Todo está sujeto al cambio. Esta idea nos da la posibilidad a todos de cambiar, aceptarnos, valorarnos, trabajarnos, de sacar la mejor versión de nosotros mismos. En fin, de ser líderes capaces de gestionar un cambio.

OK

This website uses cookies to allow us to see how our website and related online services are being used. By continuing to use this website, you consent to our cookie collection. More information about how we collect cookies is found here.