Historias Entrepreneur

Los emprendedores que usan lombrices para limpiar el agua

La empresa poblana Cplantae desarrolla ecotecnologías innovadoras que permiten el acceso al agua limpia y la recuperación de ecosistemas biodegradados. Actualmente sanean más de 50,000 litros al día.
Los emprendedores que usan lombrices para limpiar el agua
Crédito: Isaac Alcalá / Entrepreneur en Español
7 min read
Las opiniones expresadas por los colaboradores de Entrepreneur son personales.

Cinco jóvenes emprendedores de Puebla, Tlaxcala y Sinaloa crearon una alternativa ecológica para el saneamiento de aguas residuales. Lo hacen instalando humedales artificiales o jardines limpiadores, que, por medio de plantas acuáticas y bacterias, descontaminan el agua y pueden constituir un nicho para la biodiversidad. La idea surgió en 2011 cuando José Luis Robles y César Asensy Maldonado conocieron a un anciano agricultor de la comunidad de Xicohtzinco, Tlaxcala. Él les platicó que desde tiempos prehispánicos había plantas acuáticas que servían para descontaminar el agua.

“Había muchas lagunas, como Valsequillo, invadidas por el lirio, que limpia, pero perjudica los cuerpos acuáticos. Entonces nos preguntamos qué pasaría si se usaba de forma controlada”, cuentan los emprendedores.

Los dos amigos encontraron que en países como Alemania ya se usa esta tecnología. Entonces tuvieron la idea de replicar el proceso en todo México. El proyecto se concretó un año después, cuando fundaron Cplantae, una empresa que diseña y construye obras civiles de sistemas de tratamiento de agua que usan tecnología ecológica, sustentable y eficiente.

Estos sistemas se pueden hacer a micro o gran escala en proyectos que van desde una casa habitación, hasta comunidades de 5,000 personas, granjas, industrias o colonias completas. Uno de sus primeros clientes fue el zoológico Africam Safari, en Puebla, cuya colaboración les permitió validar su modelo y recibir una beca para incubar su negocio en el Tec de Monterrey.

Se graduaron en 2013 y hoy la empresa cuenta ya con sistemas funcionando en el Parque Nacional de Arrecifes de Xcalak, en Quintana Roo; Lomas de Angelópolis, en Puebla; Automotriz Grupo Premier, en Sinaloa; Granja Cocotla, y una planta de uso agrícola, en Tlaxcala, entre otros. Con ellos sanean más de 50,000 litros diarios en temporada alta.

Cplantae ha sido reconocido nacional e internacionalmente por parte de ONGs como Enactus y Ashoka; dependencias gubernamentales como Conagua, Semarnat; instituciones académicas como el Tec de Monterrey, la UVM, la Ibero y la UNAM e, incluso, empresas como Walmart, Banorte, Cemex, entre otras. El año pasado recibieron el Premio Nacional de la Juventud.

Foto: Isaac Alcalá / Entrepreneur en Español 

Jardín que limpia

Los premios los validaron como emprendedores de impacto social positivo hacia sus comunidades. También los dotaron con $300,000 y recursos para adquirir herramientas y equipo de construcción.

El camino no ha sido sencillo. Los jóvenes reconocen que en un inicio no sabían del arte de la comercialización. Con $20,000 construyeron dos prototipos y se lanzaron al mercado, aún con la duda de si debían cobrar por su trabajo.

“Había muchos interesados, pero teníamos deficiencia en entregas y presupuestos de obras.” Actualmente, con la incorporación de Israel Briones, quien se encarga de hacer los proyectos de obra civil, entregan mejores cotizaciones y están apostando por proyectos a mayor escala.

Cplantae tiene un enorme potencial de mercado. De acuerdo con la Comisión Nacional del Agua (Conagua), el 63% del agua residual generada al año en el país (8.72 hm3, equivalentes a 31,500 estadios Azteca) no es tratada. Además, la que recibe algún tipo de tratamiento no siempre se limpia de modo efectivo y algunos sistemas que se emplean son de alto costo y mantenimiento especializado.

En cambio, Cplantae ofrece un sistema barato, eficiente, ecológico y de fácil operación. “Se trata de una obra civil, que lleva paredes, muros, una losa y, al final, lo que ves es un jardín que limpia el agua de tu casa o fraccionamiento”, dice Israel.

La empresa vende el diseño y construcción de los humedales, pero también ha explorado alternativas como la supervisión del funcionamiento de plantas de tratamiento previamente instaladas –como lo que les abrió la puerta en Africam-, la instalación de albercas naturales, que en vez de usar cloro, bombean el agua a un jardín que la limpia y la regresa a la pileta, entre otras.

Filtro de lombrices

Los jóvenes explican que, dependiendo de la calidad, el tratamiento de agua residual se divide en primario, secundario y terciario (potabilización para el consumo humano). Lo primero fue instalar jardines depuradores simples. A la fecha, ya cuentan con sistemas compuestos, en los que se instala un vermifiltro o filtro de lombrices. Los denominaron Tecnología Atla y ya está en proceso de registro como Modelo de Utilidad.

Para instalar en una casa el sistema simple se requiere de un espacio mínimo de 18 metros cuadrados de jardín, aunque ya comenzaron a construir algunos en azoteas. Los humedales se adaptan a la infraestructura sanitaria existente. “Tomamos la salida de las aguas negras de la casa, y el primer paso es mandarlo al cárcamo o registro de bombeo. Hay una bomba sumergible que manda el agua sucia al primer paso de tratamiento”, dice Israel.

En una casa se tiene un sistema simple y uno compuesto. El primero va a filtrar el agua a través de un humedal vertical, el cual va a permearla a través de filtros de sustratos (gravas de distintas granulometrías). En la parte superior del tanque, se siembran las plantas (platanillo, alcatraz, papiro, carrizo y bambú, dependiendo de la zona). Luego, pasa a un segundo humedal que la filtra de manera horizontal, con lo que se obtiene agua de calidad para contacto humano.

La Tecnología Atla la destinan para filtrar agua más contaminada, como la que se genera en granjas, industrias cárnicas o plantas industriales. Aquí se usan los vermifiltros y una especie de biodigestor en donde cae el agua residual. Este tanque funciona como un filtro que guarda en su interior un grupo de lombrices que se encarga de consumir cualquier tipo de residuo orgánico, limpiando el agua en un tratamiento primario. Después, el líquido pasa a los humedales artificiales donde se realiza el tratamiento secundario.

Cplantae crece poco a poco. En noviembre pasado, el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) los reconoció como la empresa más disruptiva del continente americano y del Caribe. A la sociedad se sumaron Hugo Ramírez y Héctor Garrido, además de cuatro colaboradores y personal temporal.

La empresa cuenta con un programa de responsabilidad social con el que capacita a comunidades rurales en la construcción de su propio sistema de tratamiento de aguas. Recientemente lanzó unas islas flotantes en la laguna Acuitlapilco, en Tlaxcala para ayudar a recuperar el ecosistema hídrico. La meta para este año es ganar más clientes y cerrar con una facturación de al menos $5 millones. Nadie sabe aún hasta dónde llegará esta solución de origen prehispánico para sanear el agua. 

Keep Reading

Mexico Desconocido

Homenaje a Toledo: volarán papalotes en la CDMX el 15 de septiembre

El domingo 15 de septiembre realizarán un homenaje a Francisco Toledo en la CDMX. Decenas de papalotes volarán por los cielos para recordarlo.
Nupcias Magazine

Montajes de boda 100 por ciento mexicanos

¡Viva México y sus diseñadores! Talento nacional para tu gran día.
Cine Premiere

Taquilla México: El capítulo histórico de It dentro el género de terror

It: Capítulo 2 se ha convertido en el mejor estreno no-Disney en la taquilla de México y ha entrado en el top 40 histórico de películas más taquilleras.
Altonivel

La startup chilena que lleva los idiomas a las cafeterías llegó a México

Poliglota

Hace 10 años, en 2009, José Sánchez y Carlos Aravena, en ese entonces alumnos de la Universidad Católica de Chile, decidieron crear un nuevo modelo educativo para la enseñanza y aprendizaje de idiomas, proyecto al que más tarde se sumaría Nicolás Fuenzalida. Y es que, durante años, intentaron aprender inglés a través del método tradicional: en una escuela de idiomas, con el clásico método de memorización, materiales que no se actualizan constantemente y los típicos exámenes en papel, pero nunca fueron capaces de lograr una conversación fluida.

Tras 5 años de desarrollo y perfeccionamiento, estos 3 emprendedores finalmente lograron su cometido: crear un método innovador de enseñanza de idiomas y levantar recursos por un monto de 300,000 dólares de un Fondo de Inversión suizo para lanzar al mercado chileno su startup, a la que llamaron Poliglota.

Fue tal el éxito de Poliglota en Chile que al poco tiempo vino la internacionalización. En 2018, la compañía arribó a México, uno de los mercados más importantes en Latinoamérica, debido a su vecindad con Estados Unidos, que es su principal socio comercial; y más tarde llegaron a Perú. El próximo año, Aravena y sus socios tienen pensado abrir operaciones en Brasil, el gigante de la región; así como consolidar su presencia en México, país donde solo el 5% de su población habla fluidamente el idioma inglés, aunque dicho porcentaje es más alto que el de Latinoamérica, que es de solo 2%.

Poliglota

Lee: 6 idiomas que te abrirán la puerta a un mejor empleo

Para ello, la startup chilena pretende levantar, en el segundo semestre del año, entre 3 y 5 millones de dólares (mdd) de Fondos de Inversión de México, Chile y Miami. 

“Esta segunda ronda para levantar recursos se abrió en agosto pasado y se cierra en enero de 2020. Hemos decidido abrir las puertas de Poliglota a inversionistas de Fondos de Inversión que quieran sumarse para continuar con nuestra expansión en Chile y México, donde nuestra metodología ha tenido una alta demanda; queremos ser más agresivos en estos mercados y también abrir operaciones en Brasil, que igualmente es un gran mercado, al que queremos llegar. Vamos con todo”, subrayó Sánchez, en entrevista con Alto Nivel.

Hoy, Poliglota cuenta con 500 profesores y 12,000 estudiantes, de los cuales 4,000 alumnos se encuentran en México y el 90% de estos estudia el idioma inglés. “Este año vamos a cerrar con 8,000 alumnos en Ciudad de México y en 2020, año en que abriremos operaciones en Monterrey y Guadalajara, el objetivo es alcanzar la cifra de 20,000 estudiantes; queremos convertir a México en un país bilingüe”, indicó el fundador de Poliglota.

Poliglota

Lee: ¿Cuáles son los idiomas más competitivos para trabajar?

Del aula a la cafetería

Pero ¿qué hace a Poliglota tan diferente del resto de las escuelas de idiomas? Primero, ofrece clases de inglés, francés, italiano, alemán y portugués en grupos pequeños, de 3 a 8 estudiantes por grupo, que garantizan un feedback personalizado del profesor; segundo, los profesores son expertos en el idioma y están preparados para enseñar, corregir y alentar el avance del alumno; tercero, los grupos son nivelados, es decir, están conformados con personas que tienen el mismo nivel, lo que facilita la conversación, sin miedo a equivocarse; cuarto, el método se centra en la práctica real de capacitar para la comunicación; quinto, las clases se imparten en cafeterías cercanas a la casa u oficina de los estudiantes, que son ambientes sociales que invitan a la conversación; y, por último, las clases (2 por semana de 90 minutos) se toman en horarios pensados para que no interfieran con las actividades de las personas. 

“Algo muy importante es que contamos con profesores de diferentes nacionalidades: Gran Bretaña, India, Lituania, Italia, Alemania, Francia, Portugal, México, Estados Unidos, entre muchos otros. Estamos en un mundo global y te puede tocar hablar inglés u otro idioma con alguien de otro país que tiene una pronunciación diferente y no entender nada, no lograr comunicarte. Pero no solo eso, nuestros profesores son gente interesante, con distintas profesiones, que nosotros preparamos y que pueden aportar otro tipo de conocimientos y experiencias a nuestros alumnos. En los niveles básicos, nuestros profesores hablan muy bien el español, pues muchos de ellos son mexicanos y latinoamericanos, pero a medida que se avanza los maestros son de otros países, que no hablan nada de español”, explicó Sánchez.

Lee: Hablar idiomas, básico para conseguir un buen trabajo

Todo parece indicar que esta startup chilena tiene un futuro promisorio dentro de la industria de la enseñanza de idiomas, cuyo valor de mercado a nivel global se estima en más de 20,000 mdd. Y México será clave de ese futuro.

More from Entrepreneur

Amina AlTai teaches entrepreneurs and intrapreneurs how to balance a thriving career, body and mind.
Jumpstart Your Business. Entrepreneur Insider is your all-access pass to the skills, experts, and network you need to get your business off the ground—or take it to the next level.
Are you paying too much for business insurance? Do you have critical gaps in your coverage? Trust Entrepreneur to help you find out.

Latest on Entrepreneur