My Queue

Your Queue is empty

Click on the next to articles to add them to your Queue

¿Tienes malos hábitos financieros? ¡Renuncia a ellos ya!

Si tu propósito es mejorar en la administración del dinero pero no lo consigues, quizá algunas costumbres podrían estar haciendo esta tarea más difícil.
¿Tienes malos hábitos financieros? ¡Renuncia a ellos ya!
Crédito: Depositphotos.com

Si bien existen personas que poseen una especie de don para manejar su dinero, para la mayoría se trata de una tarea difícil de realizar, porque a lo largo del tiempo han adquirido ciertos hábitos que son perjudiciales para sus finanzas, pero en muchos casos ni siquiera lo saben.

Se trata de acciones que pueden parecer muy lógicas o inofensivas, pero que poco a poco amenazan su estabilidad económica y, si no se toman las precauciones a tiempo, podrían terminar arrepintiéndose.

1. Comprador emocional
Si estás molesto, ¿compras? Si estás feliz, ¿compras? Entonces el problema es que eres un comprador emocional. Una solución a esto es esconder las tarjetas o salir de casa sin mucho dinero cuando te sientas así.

2. ¿No sabes cuánto gastas?
Si no sabes cuánto gastas, no puede saber cuánto podrías ahorrar. Si ordenas tu dinero sabrás cuánto estás destinando a cada área de tu vida.

3. Usar la tarjeta de crédito para gastos pequeños
Si bien los plásticos son una herramienta útil, no quiere decir que debas usarlos para cada cosa pequeña que compres pues sólo está generando más intereses. La única justificación para usar una tarjeta en gastos pequeños, es si te da alguna promoción.

4. No tener metas financieras claras
No saber qué quieres hacer con tu dinero o cuáles son sus aspiraciones también puede hacerle perder la batalla. Es saludable establecer ciertos objetivos a corto y largo plazo, así sea ahorrar un salario completo o pagar las vacaciones al contado. Tú decides.

Por último, no sólo evites los malos hábitos, sino que empieza a cosechar los buenos. Compara las entidades financieras y abre una cuenta de ahorros. El fin de compararlas es verificar cuál le paga los mejores intereses, así tu dinero empezará a crecer. Para hacerlo, puedes utilizar comparadores web como el de Comparabien.com.co.