My Queue

Your Queue is empty

Click on the next to articles to add them to your Queue

Por qué los empresarios mexicanos quieren un aumento del salario mínimo

A principios de junio el Coneval aseguró que con 94.06 pesos al día un mexicano puede vivir de manera digna.
Por qué los empresarios mexicanos quieren un aumento del salario mínimo
Crédito: Depositphotos.com

Escrito originalmente para Cultura Colectiva

Por Vicente Rendón  

Fue a principios de junio cuando el Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval) aseguró que con 94.06 pesos al día un mexicano puede vivir de manera digna. En esos 94 pesos se incluían alimentos, vivienda, transporte, vestido, salud, comunicación, artículos de esparcimiento, educación, cultura y recreación.

Esas cifras causaron controversia entre los mexicanos ya que contrastan con el salario mínimo en el país que actualmente es de 80.04 pesos al día, 14.02 pesos menos que lo que requiere un mexicano para vivir dignamente según el Coneval.

Semanas después, la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex) presentó una propuesta que busca incrementar de inmediato el salario mínimo a 92 pesos con 72 centavos. El objetivo de la Confederación es que se pueda colocar en la llamada línea de bienestar establecida por el Coneval.

El titular de ese organismo, Gustavo de Hoyos, llamó al titular de la Secretaría del Trabajo, Alfonso Navarrete, a convocar de inmediato a la Comisión Nacional de Salarios Mínimos (Conasami) para que analice la propuesta de incrementar el ingreso del trabajador mexicano.

“Estamos proponiendo a la Comisión Nacional de Salarios Mínimos continuar con la estrategia para adecuar el salario mínimo general, para que en el segundo semestre de 2017 llegue a 92.72 pesos, es decir, a la línea de bienestar fijada por Coneval”, aseguró Gustavo de Hoyos, titular de la Coparmex.

Al pie del Monumento a la Revolución, Gustavo De Hoyos Walther afirmó que el llamado al alza de los salarios permitiría reducir la pobreza y dinamizar la economía nacional sin efectos inflacionarios.

Expertos aseguran que esa estrategia tiene la finalidad de fortalecer el poder adquisitivo para que en el 2030 el monto sea suficiente para satisfacer las necesidades mínimas de una familia de tres integrantes.

“El salario mínimo general debería ubicarse en el 2030 en un rango de entre 162.35 y 194.68 pesos. Eso significaría que una familia mexicana integrada en promedio por 3.5 individuos pueda satisfacer al menos en 2030, plenamente sus necesidades alimentarias”, indicó el titular de la Coparmex.

Esta medida contrasta con los temores de algunos sectores que aseguran que habría un impacto negativo en las variables económicas de subirse el salario mínimo. Un ejemplo se refleja en el hecho de que al mes de mayo de este 2017, el poder adquisitivo aumentó en los trabajadores al permitir la cobertura del 86.4 por ciento necesario para satisfacer las demandas del trabajador.

La Coparmex también aseguró que prevén un respaldo de las instituciones como el Consejo Coordinador Empresarial (CCE) y del Gobierno Federal con la Secretaría de Trabajo y Previsión Social (STPS).

Un punto clave de este aumento es que sólo se plantea en el salario neto del trabajador, no implica un aumento en las prestaciones de los trabajadores.

Por su parte el secretario de Trabajo, Alfonso Navarrete, abrió las puertas al diálogo sobre el alza al salario mínimo.

“La convocatoria es sentémonos, cuando ustedes quieran, que tengamos la unidad para empezar a platicar de si podemos hacerlo”, señaló Alfonso Navarrete, titular de la STPS.

Escrito originalmente para Cultura Colectiva