My Queue

Your Queue is empty

Click on the next to articles to add them to your Queue

El squash que se convirtió en un oasis emprendedor

Un edificio en ruinas destinado a ser un supermercado pasó a ser un centro donde todas las ideas caben.
El squash que se convirtió en un oasis emprendedor
Crédito: Todas las fotografías son cortesía de Squash 73

Imagina que tienes una gran idea, pero se hace cada vez mejor y mejor cuando la compartes con tus amigos más talentosos, sin olvidar a tu barrio. De eso se trata Squash 73, que pasó de un edificio en ruinas destinado a ser un supermercado, a un centro donde todas las ideas caben. No es sólo un edificio remodelado con gran tradición en la colonia San Rafael (zona céntrica de la Ciudad de México), sino un espacio para los amantes del teatro, la fotografía y la cultura. También es una cafetería de especialidad, una tienda de discos de vinilo (con canciones que no puedes encontrar en línea), un exhibidor de muebles de diseñador, una galería de arte, una escuela de talleres fuera de lo normal (como yoga para crudos o tejido experimental) y un restaurante: todo muy nacional y muy fresco. 

Es una iniciativa de emprendedores que buscan darle a su colonia más vida con lo que mejor saben hacer.

Claudio Sodi es uno de los cinco socios de Squash 73. Su empresa Magnífico Entreteiment es una productora de cine y teatro en México. También se asoció con los creadores de Lado B, un colectivo de difusión de música y otro socio que se encarga de las finanzas.

“Uno de los lugares más emblemáticos de la colonia San Rafael era el Squash, que fue fundado en 1973, llevaba años trabajando, hasta hace dos años, y uno de nuestros amigos nos dijo: lo están vendiendo”, nos cuenta Sodi, en entrevista para Entrepreneur.

“Y hablamos y el cuate del bien raíz nos dijo: ‘lo siento, pero ya lo vendimos y estamos cerrando el trato para Bodega Aurrera". En ese momento, pensaron que no podían permitir que un lugar tan emblemático se convirtiera en un supermercado, pues la colonia perdería parte esencial, después, intentaron negociar con el dueño del Squash para convencerlo de venderles el lugar a ellos. 

“El dueño nos dijo: ‘lo único que le pido es que traten de mantener la estética lo más posible’, quisimos respetar varias cosas, algunas paredes son originales, las paredes de dentro del squash se mantuvieron, la estructura en general no se cambió y los colores. Buscamos ser un centro multiactividades, estamos viendo cómo reactivar la cultura en la colonia, estamos arrancando varios programas para hacer un mapa peatonal”. 

El restaurante

La entrada, del que era hasta hace dos años un Squash, nos recibe con un restaurante. Se llama ‘Cobre Macizo’, un concepto de cocina mexicana gourmet de Alejandra Savin, que también tiene el restaurante La Chiquita, en Valle de Bravo. La chef experimenta con la comida oaxaqueña y presenta platillos de tradición ancestral que se sienten como algo completamente nuevo. Agua de capulín o jamaica con menta, tlayudas con tasajo y chapulines con flores comestibles. 

Los discos de vinilo 

En la pared se encuentra una colección de discos de Vinil que cambia cada dos meses. La gente puede llegar, tomar uno y ponerlo en el tocadiscos. Si la música te gusta, puedes comprar el álbum. Lo mejor es que ninguno de estas producciones las vas a encontrar en línea y puedes guardar un objeto de gran valor musical por ser fuera de lo común.

“Tenemos una colaboración con Expendio Récords, tiene vinilos a la venta que puedes escuchar en la tornamesa”, nos cuenta Sodi. La idea es que los visitantes puedan escuchar una ‘playlist’, que no puedan escuchar en Spotify, sino que sólo existe en el centro cultural y no es digital. 

Los foros, salones y foro de fotografía 

Las tres canchas de squash que integraban al gimnasio ahora son dos salones de ensayo y un foro de fotografía, en los que aún se pueden ver las marcas que dejaron las pelotas de los raquetistas con los colores de la pintura original. “Buscamos ser un espacio de arte, no una galería; un espacio pared arte, de hecho, Manuel Bueno, artista gráfico, desarrolló unas piezas, con 20 estampados foliados sobre el Squash.

La galería de arte 

En la galería hay piezas de Macolen, Imprenta Risográfica, diseñadas especialmente para Squash 73, que representan el deporte que se jugaba entre sus paredes. 

El café

En el pasillo central se encuentra la Cafetería Blom (blom significa flor en el sur de África), donde especialistas cafeteros crean obras de arte para beber. Se trata de un ‘café rastreable’, sabes perfectamente lo que pasó desde que se siembra hasta que llega a tu taza. “Nosotros estamos trabajando con cafés mexicanos, son de Veracruz y se tuestan en Tepito”, nos cuenta Viridiana, encargada de la cafetería. 

Los muebles de diseñador 

Aunque hay sillas y bancas fijas, también puedes sentarte en los muebles de diseñadores mexicanos, cuyas piezas están a la venta. En el caso de los muebles, “la idea es que cada tanto tiempo invitaremos a una compañía de diseño”, durante la apertura tendrán muebles de ‘Taller de Diseño’, que buscan ofrecer descanso a los asistentes y a quienes les gusten se los lleven a su casa. Son muebles efímeros, luego llegarán unos nuevos con la misma misión. 

Los talleres

Bernardo Gamboa, cofundador de Ártico, nos cuenta sobre los talleres como: yoga para crudos, drink a draw, poesía dadaísta, modelo al desnudo, tejido experimental, charlas sobre Marte, arreglos florales, etcétera. “La idea de nuestros talleres es salirnos de las nociones más tradicionales para crear nuevas formas que ayude a los espacios a conseguir clases y a los talleristas a ofrecer sus conocimientos a quienes les interese”, nos cuenta Gamboa. 

¿Qué podemos aprender sobre estos emprendedores? 

Todo lo que imagines se puede lograr si lo haces con las personas correctas y trabajas en equipo. Recuerda: dos personas piensan mejor que una y si son más cabezas, ¡mucho mejor! Nadie pierde y todos ganan, cuando se trabaja en equipo efectivamente. Ante las grandes corporaciones, es posible que las pequeñas y medianas empresas no puedan competir por volumen de producción, pero sí por calidad de sus productos o servicios y su innovación. 

Por eso, el trabajo en equipo parece ser la mejor estrategia para destacarse en un entorno de negocios cambiante y competido. Así que, pon manos a la obra y no dudes en cumplir tu sueño (y el de tus amigos), juntos es mejor. 

¿Quieres saber más?

Squash 73

  • Dirección: Antonio Caso 147, San Rafael, Ciudad de México
  • Página web 
  • Horario: de 8:00 a.m.  a 8:00 p.m