My Queue

Your Queue is empty

Click on the next to articles to add them to your Queue

4 pasos para convertir a tus competidores en tus mejores aliados

Contrario a lo que se piensa, tus competidores pueden ayudarte a madurar tu negocio e incluso evitar el fracaso.
4 pasos para convertir a tus competidores en tus mejores aliados
Crédito: Depositphotos.com

Cuando inicias con un proyecto, emprendes un negocio o empiezas a tratar de posicionarte como experto en un tema determinado, es posible que te asustes frente a tus competidores e inclusive que los veas como tus enemigos o como personas que pueden hacerle daño a tu negocio.

La realidad es esta: la competencia no es mala para tu emprendimiento, todo lo contrario. Lejos de lo que se piensa, la ausencia de competencia puede significar inmadurez en el mercado y por lo tanto, puede ser una señal de que tu negocio puede fracasar con ese enfoque.

Estoy aquí para decirte que tú estás en posibilidad de convertir a tus competidores en tus aliados, y no cualquier tipo de aliado, sino que puede ser uno de los recursos más valiosos de tu proyecto. Te doy estos 4 pasos que te pueden servir para convertir a tus competidores en tus mejores aliados.

1. Identifica a tus competidores reales. No todas las personas o empresas que tengan productos, servicios, ofertas y soluciones similares a las tuyas, quiere decir que en realidad están compitiendo contigo.

Aprende a hacerte las preguntas importantes: ¿Cuál es el mercado en esta industria? ¿Qué valor tiene? ¿cuáles son los jugadores veteranos? ¿quiénes son los nuevos que no van a durar? ¿quiénes están entrando pisando fuerte y llegaron para quedarse?

Tienes que hacer un análisis profundo contemplando cuestiones como la necesidad que resuelven, sus procesos, su tecnología y su marketing. Define de todos los jugadores, si es que hay alguien que de verdad compite contigo estudia sus movimientos, analiza su estrategia, su consistencia en el mercado y trata de conocer sus verdaderos resultados comerciales.

2. Empieza a generar relaciones con ellos. Primero hazte notar, date a conocer con ellos y comienza a comunicarte. No tienen que ser enemigos, el hecho de que compitan no significa que no puedan ser amigos.

A ti te conviene tener como amigos a tus competidores y ver el mundo de los negocios como una liga de juegos amistosos en la que hay ganadores y perdedores eventuales.

Observa esto: nadie va a comprender mejor los retos de tu industria como tu competencia directa. Aprende a fraternizar con ellos, hazte parte de sus círculos, participa en asociaciones, cámaras y confederaciones. Aprende a tomarte una cerveza los jueves en la tarde con tus más acérrimos enemigos del mundo de los negocios. Recuerda que todo esto es un juego y tiene que ser divertido.

3. Concibe un punto de vista incluyente. ¿Cuáles son los retos que enfrentan todos los participantes del mercado? ¿Cuáles son las particularidades de cada negocio? ¿Qué tenemos en común todos los que competimos en una misma arena?

Pregúntate si eres capaz de generar una solución, un mensaje, inclusive un producto o servicio que atienda las necesidades de tus competidores directos. Piensa con la cabeza fría y convierte esta oportunidad en una nueva rama de tu negocio.

4. Toma el liderazgo. Piensa lo siguiente: ¿Ya hay alguien que esté posicionado como el líder de esta industria? ¿Ya hay un grupo, asociación, cámara o confederación que agremie a todos los jugadores? ¿Sabías que tu puedes tomar el liderazgo de tu industria?

Sigue estos 4 pasos, atrévete a tomar el liderazgo y conviértete en un personaje relevante, no sólo para tus clientes y proveedores, también para tus competidores.