My Queue

Your Queue is empty

Click on the next to articles to add them to your Queue

Promoted Content

¿Tienes lo que se necesita para ser emprendedor?

Buenas noticias: si ya estás leyendo esta nota, probablemente ya tienes lo primero que se necesita.
¿Tienes lo que se necesita para ser emprendedor?
Crédito: Franquicia Barañas

Seguramente en ocasiones te has hecho o te han hecho esta pregunta y aunque estás tentado a decir que sí, te quedas a veces con la duda.  Buenas noticias: si ya estás leyendo esta nota, probablemente ya tienes lo primero que se necesita: la intención y la curiosidad por convertirte en tu propio jefe y trabajar por un objetivo creado por ti mismo.

Sin embargo, ese es solo el primer paso, el emprender significa realizar una modificación total de hábitos y de estilo de vida, en pocas palabras, es un cambio de gran magnitud y por lo tanto es un requisito indispensable realizar un autoanálisis antes de tomar la decisión de iniciar tu propio negocio.  

 

Ese análisis implica reconocer si cuentas con las otras características importantes que hay que tener como emprendedor.  Obviamente podemos realizar una lista interminable de atributos, habilidades, facultades y características que se deben encontrar en el emprendedor “ideal”, sin embargo hay un pequeño listado de las básicas indispensables.  ¿Cuentas con ellas?  

 

Confianza en sí mismo

 

Cuando vas a comenzar un proyecto de negocio te verás en la necesidad de solicitar apoyo a familiares y amistades, buscarás proveedores y negociarás con ellos; tendrás que venderle tu idea a clientes, socios y aliados, así que para lograr transmitir la conveniencia de tu idea de emprendimiento, es necesario que tengas la confianza suficiente en ti mismo para que quienes escuchen tu speech se enamoren también de tus ideas.

 

Habilidades comerciales

 

Toda persona con madera de empresario debe tener un lado comercial, aunque su formación académica base no tenga mucho que ver con las áreas económicas o administrativas.  Hay que romper el paradigma, un ingeniero que realiza una nueva aplicación o un químico que desarrolla un nuevo proceso, necesita pulir sus habilidades comerciales para vender su idea y transmitir al posible cliente que su producto o servicio va a solucionarle una necesidad importante.

 

Capacidad para tomar decisiones

 

Este punto va muy de la mano con el hecho de tener confianza en sí mismo.  Dicha confianza te dará las armas para decidir en situaciones críticas o del día a día, qué es lo mejor para ti y tu negocio.

 

Capacitad para guiar a un equipo

 

Pocos o nulos son los casos de empresarios exitosos que trabajan solos o con equipos pequeños.  Al iniciar tu propio negocio, necesitas tener el liderazgo suficiente para saber orientar a tu equipo, sea de empleados, aliados o proveedores y  trabajar en conjunto con ellos.

 

Compromiso para crecer el negocio

 

Y no solo hablamos de tener instalaciones más grandes o facturar más cada vez.  El crecimiento también habla de que el equipo que trabaja en él sienta que sigue aprendiendo y que tiene retos por cumplir.   Y el líder deberá comprometerse a estar actualizado en tendencias, tecnología o cualquier rubro que haga que el negocio no se quede atrás contra lo que hay en el mercado.

 

Seguridad para hacer la inversión

 

Es decir, contar con el monto a invertir y un capital o planeación para los compromisos económicos que se vayan generando mientras el negocio repunta y comienza a generar utilidades.  

¿Respondiste que sí a todo?  Ahora, decide en qué sector te deseas desenvolver.  Debe ser algo que disfrutes plenamente.   Podrías iniciar buscando alguna franquicia de administración sencilla, para ello puedes basarte en los modelos de negocio de empresas mexicanas como Franquicias de Alto Consumo:  www.franquiciasdealtoconsumo.com .  Donde con años de experiencia e inversiones accesibles, puedes iniciar tu primer negocio y poner a trabajar tus habilidades empresariales.

Si aún no identificas estas particularidades en tu personalidad, solo significa que tal vez debas esperar un poco más para sentirte más preparado antes de iniciar con esa aventura.