Hide this Looking for English Content? Click here

Esta es la fórmula del éxito (según Beakman)

El científico loco con el que crecimos gracias a Canal 11 motivó a los jóvenes mexicanos a no rendirse.
Esta es la fórmula del éxito (según Beakman)
Crédito: Iván Pérez / Alto Nivel
  • ---Shares

Escrito originalmente para Alto Nivel

GUADALAJARA. – Los asistentes de Campus Party México 2017 fueron testigos de un capítulo en vivo de su científico favorito. Como si hubieran viajado al pasado, el escenario principal se iluminó de color verde y una enorme pantalla sintonizó un canal en el que apareció la imagen de Paul Zaloom diciendo: “Soy Beakman y ustedes están viendo El mundo de Beakman“.

Momentos después, el actor estadounidense hizo acto de aparición, vestido con su clásica bata verde y el cabello despeinado. Su saludo fue recibido por una ola de gritos y aplausos que se prolongaron por unos segundos.

“Hola, México. Estoy feliz de estar otra vez aquí. Mi español es horrible”, bromeó al iniciar con su conferencia, y destacó la emoción que le generaba volver a Campus Party y ver a tantos “hermosos” campuseros.

Al escenario, también subió Juan Alfonso Carralero, actor de doblaje, quien dio voz a la emisión latinoamericana de la serie transmitida del 18 de septiembre de 1992 al 6 de diciembre de 1997.

Un sentimiento de nostalgia invadió la atmosfera del recinto, mientras la estrella de televisión de los años 90 hacía bromas y explicaba cómo se forman las nubes y la forma en cómo el cerebro interpreta ciertos mensajes.

Acompañado de un grupo de cinco voluntarios del público, Beakman realizó juegos de conocimiento. La dinámica consistía en hacerles preguntas, que más de una vez puso en jaque en los participantes, relacionadas con la ciencia.

Hasta ahí, todo parecía marchar de la forma tradicional como en el programa de los 90, basado en la tira cómica You Can With Beakman And Jax, creada por Jok Church. Sin embargo, en la tercera pregunta, el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, fue el blanco de las bromas.

“Algunas tortugas de río pueden respirar a través de su trasero”, explicaba la estrella de televisión, mientras mostraba un par de fotografías de estos animales. Sin embargo, la imagen que se ganó la ovación del público fue en la que el rostro del mandatario estadounidense aparece en la parte trasera de una de las tortugas.

El gesto fue aplaudido por los jóvenes, y no tan jóvenes, en tanto que Zaloom, de 65 años, ofrecía disculpas “a nombre de Estados Unidos”.

La crítica política no terminó ahí. Mientras dotaba a cada uno de los voluntarios con pelucas y accesorios, tomó entre sus manos un gran collar con el signo del dólar y agregó: “este lo compré en la tienda de souvenirs de la Torre Trump. ¡Miren! dice: ‘Hecho en Rusia'”.

Durante su presentación, el protagonista de El mundo de Beakman mostró su agradecimiento y amor por México.

 

En reiteradas ocasiones, Paul Zaloom ha dicho que ser nerd es sinónimo de genialidad. “Yo soy un nerd”, asegura en cada uno de los lugares en los que se presenta.

Lo que un día comenzó como un experimento con toques de humor para niños, se convirtió en el programa estandarte de adolescentes y adultos.

En la década de los 90, poco más del 50 por ciento de la audiencia del programa en Estados Unidos eran adultos, porque, al igual que los niños, los no tan niños también querían saber sobre ciencia.

Antes de retirarse, Beakman miró por un instante a las decenas de jóvenes mexicanos que crecieron con su programa y les compartió su fórmula para descubrir el éxito:

“La vida y las cosas pueden ser difíciles, pero reír nos ayudará a salir siempre adelante.”

Escrito originalmente para Alto Nivel

OK

This website uses cookies to allow us to see how our website and related online services are being used. By continuing to use this website, you consent to our cookie collection. More information about how we collect cookies is found here.