My Queue

Your Queue is empty

Click on the next to articles to add them to your Queue

Los tres momentos por lo que todo emprendedor pasa

Cuando comienzas a desarrollar tu idea de emprendimiento, todo el tiempo tienes muchas dudas. Estas son las tres más comunes.
Los tres momentos por lo que todo emprendedor pasa
Crédito: Depositphotos.com

Existen tres momentos que todo emprendedor debe enfrentar mientras desarrolla su proyecto pero lo que resulte de estas dudas puede determinar su futuro: llevar la empresa por un mal camino, o bien, hacer que ésta se consolide como la gran respuesta a todos los problemas de la humanidad. Que sea un éxito relativamente constante para mantenerse a flote.

Existen tres dudas que ayudan a todo empresario a saber si su barco podrá seguir en el mar o si está  en riesgo de quedarse en puerto. Son dudas que corrigen el rumbo y táctica, por lo que también son importantes y pertinentes.

1. Duda existencial: ¿mi producto o servicio es suficientemente bueno para crear demanda? ¿es una buena oferta en el mercado? ¿soy bueno para vender? ¿estoy solucionando una necesidad real o me lo estoy todo inventando?

Todas estas preguntas son válidas, porque hablan de un tema muy sencillo, y que muchas veces se olvida: el mercado. ¿Qué quiere el mercado y cómo vendérselo? Esto sirve para hacer ajustes y adaptaciones, sobre todo si el camino es lúgubre, pero también si el camino es tranquilo. Para que la empresa vaya bien, se requieren muchos ingredientes, pero no es hasta que conozcamos cuáles son nuestros recursos claves y su prioridad, para saber qué es lo que debemos enfatizar y asegurar.

Si el producto es bueno, pero la venta mala, el producto tendrá problemas para tener un boom inicial. Si la venta es buena y el producto malo, las ventas decaerán poco después del boom inicial. Lo ideal es hacer que el boom de inicio, no sea sólo eso, un boom, sino un producto o servicio que sea aceptado y se mantenga a largo plazo.

2. Duda comercial: ¿estoy llegando a todos mis clientes? ¿podría llegar a mis clientes de mejor manera? Estas preguntas necesariamente provienen del mundo de la venta, de la estrategia comercial y del modelo de negocio.

En resumen, la duda es si el modelo es el correcto, si es el más adecuado. Hay modelos que se agotan y hay modelos que se ajustan. No existen modelos eternos, y la experiencia nos lo muestra. Esta duda nunca es irrelevante. Hay que hacérnosla constantemente y hacer los cambios necesarios para poder mantenerse en los niveles más altos.

3. Duda personal: ¿estoy hecho para esto? ¿emprendo o regreso a la vida tradicional? ¿sigo intentando o lo dejo morir? Son dudas que aparecen cuando los proyectos encuentran  dificultades, si tú crees que tu proyecto tiene potencial para seguir adelante, sigue tu pasión, rodéate de la gente adecuada y busca preparación constante. La resistencia es una característica que describe a aquellos que se adaptan a los cambios y sobreviven.  Seguir el camino para cambiar las sociedades y el futuro, nunca han sido fáciles.