My Queue

Your Queue is empty

Click on the next to articles to add them to your Queue

¿Los emprendedores saben comunicar?

Los emprendedores son como los visionarios, pueden ver un mundo que no existe, imaginar productos o servicios aún no inventados. Pero sus ideas tendrán luz propia sólo si saben comunicarlas.
¿Los emprendedores saben comunicar?
Crédito: Depositphotos.com

En 1999 Creative, una empresa de Singapur que inventó e introdujo al mercado “Zen”, un reproductor MP3 de 5 GB. La comercialización del producto se basó en función de su calidad y todas sus características. Pero los resultados no fueron alentadores.

El 23 de octubre de 2001, Apple introdujo al mundo el Ipod, un producto con especificaciones casi idénticas al anterior, con la única diferencia de que Steve Jobs les dijo a sus clientes: 1,000 canciones en tu bolsillo.

A pesar de que Apple Inc. llegara al mercado con 22 meses de retraso, logró dominar y ganarle la batalla Creative, gracias a que comunicó con éxito sus productos. El Ipod y el iTunes desafiaron el status quo de cómo la música tenía que ser comprada y vendida.

Los visionarios de hoy

Los visionarios pueden ver un mundo que no existe. Tienen la capacidad de imaginar productos o servicios que aún no se han inventado. También pueden soñar con una forma de vivir diferente a la que vivimos ahora. Sin embargo, no siempre podemos entender lo que dicen.

No es ninguna sorpresa que la mayoría de la gente piensa que los visionarios son locos. Una visión, no importa cuán brillante sea, sólo verá la luz del día si otros, son capaces de ver su potencial.

El reto es pintar un cuadro de algo que no existe en palabras tan claras que otros puedan imaginarlas, sin ninguna confusión o incertidumbre.

Es en ese momento que una idea puede inspirar a la gente a actuar, a compartirla y ayudar hacerla realidad.

Fórmula para comunicar

No importa lo que la visión sea, no importa lo simple o complicada que sea la tecnología, debemos hablar en palabras que un científico y un chofer de autobús nos puedan entender por igual.

Hay una fórmula sencilla para explicar la visión en palabras que puedan ser entendidas:

1. Las palabras que requieren pensamiento deben ser evitadas. La comunicación clara nunca debe requerir que el oyente se concentre más de lo normal. El lenguaje técnico mata la comunicación.

2. Explica por qué es importante, el propósito, el núcleo de la visión, no lo que estás haciendo. A nadie le importa si estás "desarrollando aplicaciones para dispositivos móviles... bla, bla, bla", ¿Por qué debería importarme? ¿Qué problema estas tratando de resolver?

3. Y lo más importante, siempre habla como si estuvieras describiendo una imagen. Una foto. Una escena.

En la frase “1,000 canciones en tu bolsillo” no hay grandes palabras. Jobs nos hablaba siempre con imágenes y no con explicaciones.

Describe las imágenes finales y no las sombras de pintura que componen esas imágenes.

¡Comunica tu visión!

Es esencial que los visionarios y emprendedores comuniquen con claridad el “por qué” hacen lo que hacen, no en términos de producto, características o incluso beneficios, sino en términos de un propósito, causa o creencia.

Esta claridad va a permitir a identificarse y diferenciarse de su competencia, teniendo como resultado unos clientes inspirados, quienes sienten que el producto y servicio es relevante e integra perfectamente en su vida.

Apple lo hizo y tú también lo puedes hacer.