La startup que resuelve cualquier problema en tu casa

Monkier, es un emprendimiento regio que da empleo a electricistas, plomeros y cualquier otro oficio que se requiera para reparar desperfectos en los hogares. Tras probar su éxito en Monterrey pronto llegará a la Ciudad de México.
La startup que resuelve cualquier problema en tu casa
Crédito: Depositphotos

Un mal día, el lavabo del baño de Kathia se cayó y rompió. Ella, recién llegada a la Ciudad de México, no supo qué hacer, a quién llamar, ni cómo resolver su problema, así que contrató al primer plomero que encontró en el mercado de su colonia, pero la solución sólo duró un día. Lo que no imaginó en ese catastrófico momento es que esta experiencia le daría una idea de negocio: Monkier.

Tras su frustración, la regiomontana Kathia Marroquín decidió armar un equipo y ponerle fin a esta situación que a diario aqueja a miles de personas: un problema en casa que no pueden solucionar porque no saben a quién acudir.

Así, decidió renunciar a su trabajo corporativo en Unilever, volver a Monterrey y emprender un negocio junto con sus amigos de la adolescencia: Mariana Ortiz y Alfredo Escamilla.

En octubre de 2015, los tres jóvenes veinteañeros construyeron Monkier, una plataforma que conecta técnicos y profesionales de instalaciones, reparaciones y mantenimientos, con clientes que quieran realizar algún servicio de estos en sus casas, locales u oficinas. La promesa es ofrecer servicios de calidad y confiables.

Actualmente cuentan con más de diez categorías como plomería, electricidad, carpintería, línea blanca, albañilería, jardinería, impermeabilización, limpieza de salas, entre otras. “Pero también tenemos una base de proveedores más especializados que ponen un papel tapiz o pasto sintético”, aclara en entrevista con Entrepreneur, Mariana Malfavón, una de las socias fundadoras de Monkier que se unió al proyecto a unos meses de arrancar.

Mariana conoció a Kathia en Unilever, donde trabajaron juntas por cinco años. Pese a que el trabajo de Mariana era apasionante en el área de marketing de Helados Holanda, supo que era el momento preciso para sumarse al proyecto y convertirse en emprendedora.

Unos meses después, en 2016, se unió Luisa Castañeda al proyecto para trabajar en la parte analítica y de datos. Desde entonces los cinco emprendedores contestan las peticiones de los usuarios y reclutan a los proveedores de servicio cuidadosamente.

El equipo se asegura de que los proveedores de servicio lleguen puntuales a resolver el problema que tenga el usuario. “Recibimos pedidos por la página, por WhatsApp y por teléfono; queremos estar por todos los canales”, comparte Malfavón. Han pensado en una app móvil, pero a largo plazo.

Malfavón asegura que han descubierto que ha sido vital el trato personal para enganchar a sus clientes y promover la recomendación, una de las formas como las que se dan difusión. Las otras formas de promocionar Monkier es a través de digital y mediante convenios, por ejemplo con el Tec de Monterrey, en el que ofrecen descuentos especiales a colaboradores y alumnos.

También se dan a conocer con empresas de bienes raíces. Así cuentan con clientes B2B y B2C (con empresas y con usuarios finales), explica la emprendedora.

Con sus 30 proveedores han realizado más de 2,500 servicios hasta el primer trimestre del año y han crecido un 25% mes con mes.

La misión de esta startup es “hacer la vida de nuestros clientes más fácil al quitarles el dolor de conseguir un plomero o reparar algo en sus casas”, dice Malfavón. Los precios de las reparaciones van desde el diagnóstico que vale 250, aunque depende de la tarea es el costo.

Enfoque en el servicio

Sin embargo, despegar no fue tan sencillo como los emprendedores imaginaban. “El primer mes sólo cayeron seis servicios. No sabíamos qué hacer, pero la rueda empezó a rodar desde que entramos a un proceso de aceleración en Silicon Valley”, recuerda Malfavón. Ahí recibieron mentoría y coaching por tres meses.

La aceleradora Manos Accelerator buscó al equipo a través del perfil de LinkedIn de Monkier porque estaban buscando startups latinas, cuenta Malfavón. A la par, en septiembre de 2015 el equipo recibió mentoría del programa Link de Femsa que apoya a proyectos con impacto social; fueron seleccionados porque generan empleos en la base de la pirámide.

“Los proveedores pueden triplicar lo que ganaban antes de Monkier y mejoran su calidad de vida”, afirma la emprendedora.

De estos dos programas de aceleración aprendieron que tenían que enfocarse, pues al inicio el servicio de Monkier estaba más diversificado. “Además de las reparaciones queríamos agregar personal para fiestas, estéticas, entre otras”, comparte Malfavón.

Ahora el foco está en brindar un servicio especializado en arreglar cualquier problema o desperfecto en la casa o en la oficina. Y para conseguirlo, los proveedores son esenciales, por ello, el equipo cuida su selección.

Malfavón explica que los candidatos primero pasan por una entrevista en persona, en la que se les solicitan referencias personales, una identificación oficial y comprobante de domicilio. Luego, entran a un periodo de prueba que consiste en realizar tres primeros servicios acompañados por alguien del equipo de Monkier para que supervise aspectos como la puntualidad o el protocolo del servicio. Después de esa prueba ya firman contrato de proveedores.

Gracias a la atención en el servicio Monkier ha crecido orgánicamente y no ha requerido inversión externa. Como parte de su crecimiento, ahora la plataforma está recibiendo solicitudes de proyectos más completos como la realización de un jardín completo, que puede tener una duración de un mes.

Y ahora que han probado su modelo de negocio en Monterrey, el equipo de Monkier está listo para emprender un nuevo destino: la Cuidad de México.

El objetivo es comenzar con 150 servicios a la semana en las colonias Polanco, Condesa y Roma. Después, dice Malfavón, “el próximo paso sería llegar a Guadalajara y ¿por qué no?, a otra ciudad de Latinoamérica”.

My Queue

Your Queue is empty

Click on the next to articles to add them to your Queue