Hide this Looking for English Content? Click here

Máscara de Látex, los superhéroes de las playeras

Alvaro y Juan Manuel Prieto encontraron en el extraño personaje Bruno Darks, y en su disfraz, Máscara de Látex, el negocio ideal para lograr su independencia financiera y tener tiempo libre.
  • ---Shares

Por Arianna Jiménez Pérez

Dinero puedes tener, pero si no disfrutas la vida, no sirve para nada, dicen Alvaro y Juan Manuel Prieto. Con esta idea en mente, los hermanos trabajaron para construir un negocio que les permitiera tener una mejor calidad de vida, más allá de un empleo convencional. En 2014, Juan Manuel, de 24 años, trabajaba como community manager y especialista en marketing en una empresa. Su horario de trabajo era de 9:00 a.m. a 7:00 p.m. con una hora para comer. “Pasaba todo el día encerrado en una oficina. Sólo veía la calle a través de una ventana”, recuerda el emprendedor.

Mientras tanto, Alvaro, a sus 21 años, realizaba prácticas profesionales en un estudio de animación, pero la situación en la que se encontraba su hermano fue una llamada de atención para buscar un trabajo que le permitiera una mejor calidad de vida.

Alvaro y Juan no están solos. De acuerdo con la encuesta Lealtad Millennials 2016 de Deloitte México, los jóvenes de la generación Y o millennials (nacidos entre mediados de los 80 y mediados de los 90), priorizan en un 16.8% el balance entre trabajo y vida personal para elegir una forma de vida.

En esta búsqueda, pensaron en Máscara de Látex, empresa que fabrica y vende playeras con diseños y frases ocurrentes. “Cuando nos enteramos que la compañía ofrecía un modelo de distribución, no dudamos en buscarlos para vender las playeras en Puebla (su ciudad de residencia)”, comparte Juan Manuel.

Así que contactaron a Bruno Darks —personaje creado por el fundador de Máscara de Látex—, con la intención de abrir una tienda para distribuir

las playeras. “Cuando abrimos el local, hacíamos todas las labores de la tienda, desde barrer hasta doblar y etiquetar las playeras, pasábamos todo el día ahí”, recuerdan. Eso era lo contrario a lo que pretendían al emprender: tiempo libre.

Pero al paso del tiempo descubrieron que delegar las tareas, contratar al personal adecuado, ser jefes empáticos y empoderar a los empleados, son la base para construir un equipo capaz de resolver situaciones. Así, pudieron ocupar su tiempo de una forma más productiva y menos absorbente.

Con esta fórmula de trabajo, actualmente dedican a la administración de su negocio de cinco a seis horas al día, de lunes a viernes y de manera remota. Realizan una junta mensual con sus colaboradores para fijar nuevas metas y revisar resultados.

El éxito de esta modalidad se vio reflejado en la apertura de dos sucursales más, ahora en Cholula y Atlixco, cada una con un flujo de entre 1,500 y 2,000 prendas, que representan $260,000 de inversión mensual por tienda.

“A la semana se lanzan dos o tres modelos diferentes y nosotros hacemos pedido diario para mantener actualizadas las tiendas”, puntualiza Juan Manuel. Nada de esto pudo ser posible sin el apoyo sólido que los hermanos Prieto encontraron en el súper héroe de esta historia, Bruno Darks.

El hombre de la máscara

Desde niño fue un aficionado a la lucha libre y a los súper héroes. El misticismo de los enmascarados siempre despertó interés en Bruno Darks, el fundador de Máscara de Látex, de quien pocos conocen su identidad y, cual luchador mexicano, es imposible verlo en público sin máscara.

La historia inició en 2009, cuando Bruno creó en redes sociales a Máscara de Látex, un súper héroe inspirado por El Santo y Batman (dos de sus personajes favoritos) que escribía frases y ocurrencias en sus redes sociales, que tenían muy buena respuesta.

Fue hasta 2011 cuando publicó en Twitter el diseño que inspiró la primera playera: “Follow me at hell”, que hacía alusión a la muerte de Osama Bin Laden; la imagen se popularizó entre sus 7,000 seguidores de aquel entonces (actualmente son 552,000 ), quienes preguntaban dónde podían comprarla.

Bastaron pocos diseños más para que Bruno comenzara a vender las playeras a través de sus redes y por medio de un sitio Web, creado en la plataforma de comercio electrónico Big Cartel.

Para 2013, la empresa adquirió los derechos de licencias de uso de marca, cuyos diseños en poco tiempo alcanzaron el 90% de sus ventas. Al día de hoy, Máscara de Látex comercializa más de 20 licencias, entre ellas DC Comics, Marvel, The Simpsons y Cartoon Network, por mencionar algunas.

Sin embargo, la firma se popularizaba más en Internet por su innovación que por sus licencias, gracias a la creación de playeras con estampados originales de frases en tendencia, por ejemplo: “No era penal”, que hacía referencia al partido de futbol de la Selección Mexicana en el Mundial 2014, cuando el árbitro marcó un penal a favor de Holanda, o recientemente la playera “¿Cuál muro?”, que muestra a Donald Trump recibiendo una bofetada de un luchador con máscara tricolor.

De acuerdo con el emprendedor, uno de los principales indicadores para medir si un diseño será exitoso, es el número de reacciones que genera en redes sociales: si bien no representa el número de productos vendidos, funciona para saber si se hace o no la producción de ese estampado.

Productos de Máscara de Látex 

Piratas de las marcas

La demanda de los clientes por ver el producto en físico antes de comprarlo, motivó al creador a instalar su primera tienda física en 2013. Para Bruno Darks, “el crecimiento de Máscara de Látex se ha dado conforme a las necesidades del mercado”.

La primera tienda se ubicó en el Centro de la Ciudad de México. Con la seguridad de tener un producto de calidad e innovador para un mercado juvenil, a un costo accesible ($200 en promedio), se acercó a nuevos corporativos para solicitar más licencias y así continuar con el objetivo de presentar diseños nuevos cada semana.

Con la popularidad de los diseños, surgió el interés de los clientes por comercializar los productos, así que a la par de su propio crecimiento, la empresa diseñó un esquema de distribución de baja inversión que consiste en realizar un pedido de $2,000, que consta de 15 playeras a libre elección y permite un margen de utilidades del 30% sobre el costo final del producto.

Este modelo de negocio ha facilitado aún más el posicionamiento de la marca a nivel nacional, ya que hoy existen más de 1,000 distribuidores independientes en todo México.

Como todo emprendimiento, Máscara de Látex tuvo algunas complicaciones. Al crecer su modelo de distribución y la popularidad de sus playeras, algunos distribuidores utilizaron la marca sin autorización para nombrar a sus tiendas, a pesar de vender otros productos.

“Hubo quienes no querían crecer de la mano con nosotros”, recuerda Darks, por lo que optó por seleccionar sólo a aquellos aliados que cumplieran con los lineamientos y buenas prácticas que establecía el corporativo para otorgarles la utilización de su marca, sin ninguna cuota extra de por medio.

En este filtro, destacaron los hermanos Prieto, quienes siempre se mostraron leales a la imagen que proyectaba Máscara de Látex, tanto en sus cuentas de redes sociales como en la tienda física, además de ofrecer los mismos descuentos que las tiendas propias, exhibir los productos y adecuar el local con algunas particularidades de diseño.

Puntualiza Darks que “el único compromiso para los distribuidores es comprar cada mes y, mientras más compren, mejor es el descuento de distribuidor y mayor el margen de ganancias”. Hoy operan ocho tiendas oficiales, de las cuales tres son propias y las cinco restantes corresponden a distribuidores.

Amenazas a la creatividad

En Máscara de Látex, el crecimiento de 2015 a 2016 fue del 10% y este año se espera un equilibrio en las ven- tas comparado con el año anterior, un panorama nada desalentador respecto a las proyecciones de la Cámara Nacional de la Industria del Vestido (Canaive). De acuerdo con José Manuel Martínez Cabrera, director de Canaive, el primer trimestre del 2017 se mantuvo en equilibrio respecto a la producción en la industria, debido a la volatilidad del tipo de cambio y a la preferencia por comprar insumos de origen mexicano.

En Máscara de Látex los diseños innovadores y la calidad en el estampado han sido claves para el éxito. Para Mónica García, directora del área Textil y Moda de la institución educativa Centro, “existe una gran cantidad de oferta y productos disponibles en el mercado, por lo que la empresa debe valorar el potencial de sus creativos y la innovación para crecer”.

Ahora, los emprendedores que creyeron en la marca disfrutan de independencia financiera y tiempo libre. Así, se convirtieron en héroes de sus propias vidas.

OK

This website uses cookies to allow us to see how our website and related online services are being used. By continuing to use this website, you consent to our cookie collection. More information about how we collect cookies is found here.