Del Ejército a una sex shop

¡Arrancamos nuestro consultorio "Corazón Emprendedor" donde Alejandro Llantada y Arturo Flores responderán tus dudas al abrir un negocio!
Del Ejército a una sex shop
Crédito: @ArturoElEditor y @Alex_Llantada / Entrepreneur en Español

“Vivo en Ciudad de México, fui militar y enfrenté varios obstáculos en esa carrera. Por eso, decidí dejar el Ejército y estudiar administración de empresas. Me quité el miedo a emprender y pedí un crédito para poner una sex shop. Tengo varias ideas para crecer: poner más sucursales, producir lencería para hombre y mujer, así como juguetes eróticos, pero mi principal obstáculo es la alta tasa de interés que cobran los bancos. ¿Qué otras opciones tengo?”

José Germán Baudelio Vaca Arredondo

¡No pierdas el foco!

Alejandro Llantada (Socio The Persuasion Institute)

Colega: El origen de tu negocio dice mucho sobre el camino a seguir. De las artes marciales (Marte, dios de la guerra) pasaste a las venusianas (Venus, diosa del sexo). ¡Te felicito por ello! Estás en el mero bizz del inconsciente. Freud decía que a los seres nos mueve Eros (sexo-reproducción) y Thanatos (muerte-sobrevivencia). Por ello, tu estrategia para cualquier objetivo debe ser indirecta.

Marte gana las guerras así. Napoleón y Alejandro Magno ganaron atacando el flanco, generando distracciones y algunas alianzas. Hernán Cortés no ganó a los aztecas por enfrentamiento directo, sino a través de coaliciones con tlatelolcas, totonacas y choluleneses.

Y si de Venus se trata... Dime si funciona plantarte y decirle directo a alguien: “¿Quieres tener sexo conmigo?” ¡Por supuesto que no! En las artes venusianas, se conquista con kinestésica, negativos, pivotes. Se trata de “hablar de ladito”, de tocar como sin querer. Se trata de no dirigirte a la que te gusta, sino a su amiga; de invitarla a ver una película, no a la cama...

¡Lo indirecto, amigo! Así que no pidas prestado a nadie. Tu financiamiento es la rentabilidad de tu primer local: si es exitoso, te lloverán propuestas de inversionistas. ¿Hacer lencería es rentable para ti? Piensa en venta por consignación (Sanborns, Walmart, ¿capis- ci?) ¿Manufacturar juguetes, really? ¿De madera o cómo? ¡China, my friend! ¡Mejor reinvierte en la promoción y en la experiencia del lugar! Algo así como un Dr. Sexo-Simi, un catálogo sexKlass, entrega a domicilio en sexy-moto. ¡Levanta ese local! Lo demás vendrá indirectamente... y sin el CAT de más de 40 por ciento.

¡Sin miedo!

Arturo Flores (Editor en Jefe de PlayBoy México)

Estimado Germán: Ya lo dijo Hugh Hefner, el creador de Playboy: “La vida es muy corta para vivir el sueño de alguien más”. Creo que esa debería ser la ideología de cualquier emprendedor. Aplaudo que hayas cambiado la carrera de las armas por la de los juguetes sexuales. No tengo nada contra la primera, pero definitivamente estás haciendo felices a muchas personas.

Tienes razón respecto a los intereses estratosféricos que cobran los bancos. Aquí te va un tip: ¿Has escuchado hablar de las plataformas de fondeo o crowdfounding? Funcionan así: seduces a las personas con una idea innovadora (la lencería para hombre suena bastante original, camarada. Y la de mujer, nunca pasará de moda), grabas un video en la que explicas tu idea y la postulas.

La gente común que se encuentra con tu proyecto aporta recursos a cambio de una recompensa —en este caso, podrías obsequiar alguna experiencia relacionada con tu negocio, se me ocurre, por ejemplo, asistir a una esta de presentación de los productos— y, si al final del periodo de fondeo, que es algo así como una “cooperacha”, llegas a la meta económica que te planteaste, la fondeadora te entrega los recursos. Si no, no pierdes. Solo se devuelve el dinero a la gente. Lo que tú propones suena bien en este contexto, pues es cool, es trendy y es sexy.

¿Te suena descabellado? Muchos artistas, directores de cine, escritores y, desde luego, emprendedores, han financiado así sus proyectos. Sólo basta echarse un clavado en Google para conocer más detalles. ¡Mucha suerte! Y recuerda: la vida es corta. Hay que ir por todo.

My Queue

Your Queue is empty

Click on the next to articles to add them to your Queue