Promoted Content

Franquicias de baja inversión (low cost)

Invertir involucra el querer afianzar tu seguridad económica y consolidar tu patrimonio, una decisión que se debe caracterizar por un minucioso e inteligente análisis.
Entrepreneur Staff

Estimado emprendedor: Es muy posible que sigas recorriendo tu viaje en búsqueda del negocio ideal y quizás te encuentres con incertidumbre ante las múltiples posibilidades, dudas e inquietudes que genera elegir una franquicia, y no es para menos, invertir involucra el querer afianzar tu seguridad económica y consolidar tu patrimonio, una decisión que se debe caracterizar por un minucioso e inteligente análisis. Pues bien, aquí te presentamos una opción que puede satisfacer por completo tus exigencias y expectativas.

Dentro del vasto universo de las franquicias, existe un modelo denominado “Low Cost”  (baja inversión), el cual representa una oferta muy interesante en el mercado. Particularmente, tiende a proliferar en épocas de crisis debido a las circunstancias económicas presentes (menor poder adquisitivo o desempleo), sin embargo, este formato representa aproximadamente el 50% de las franquicias a nivel mundial.

Adquirir una franquicia implica obtener toda una serie de ventajas, comparado ante la implementación de un negocio creado desde cero. Algunas de estas virtudes son: Reducción de riesgos financieros, tecnología e innovación, procedimientos de organización y operación (know how), suministro directo de insumos, mejor administración de tu tiempo y tus actividades, asesoría permanente, capacitación de personal y mayor presencia en el mercado. Todos estos atributos son complementados por una exclusión de elementos, que no afectan la esencia y la óptima operación de la franquicia, haciéndola accesible a una baja inversión.  

Para poder contener los costos de la franquicia, los franquiciantes analizan las áreas en las que pueden prescindir de ciertos gastos sin perjudicar sus características específicas o exclusivas. Este control, es una de las bondades inherentes a la experiencia adquirida por el franquiciante y obviamente, un valor agregado. Por mencionar un ejemplo, se encuentra el marketing realizado por los propios franquiciatarios, siguiendo la asesoría y las normas del franquiciante. Lo anterior no significa que la franquicia ofrezca productos o servicios de baja calidad, estas cualidades son imprescindibles para el auge de cualquier empresa.

El atractivo atributo de una contenida inversión inicial total, suele acompañarse de un retorno de inversión que va de corto a mediano plazo, situación que captura inmediatamente el interés de todo inversionista, pues recordemos que un gran porcentaje de franquicias, poseen un elevado canon de entrada y/o cobro de regalías, sumado al hecho de que la renta de un establecimiento se lleva una considerable parte de las ganancias obtenidas, en este caso, puede existir flexibilidad para adecuarse a un punto de venta cuyo arrendamiento sea razonable, para lo cual es indispensable contar con la adecuada asesoría del franquiciante, gracias a que estos modelos acostumbran ser muy generosos sin importar su ubicación.

Otra ventaja a considerar es que, en el mayor de los casos, no es necesario endeudarse y solicitar un crédito (con sus respectivos intereses), pudiendo recurrir a un fondo de ahorro o a percepciones laborales eventuales como el aguinaldo o reparto de utilidades, para adquirir una franquicia.

El bajo costo, permite también la opción de hacerse acreedor de dos o más  franquicias (ya sea la misma con diversos puntos de venta u otra de distinto giro) en lugar de invertir en una sola, aunque siempre es pertinente recordar que el buen funcionamiento de toda empresa, requiere la atención del propietario, en este caso, el franquiciatario, ya que el simple hecho de adquirir una franquicia, no nos exime de la responsabilidad de cuidar su apropiado desarrollo comercial, comprometiéndonos a mantener y mejorar los estándares de calidad en los servicios, productos y atención al cliente. Debemos ser conscientes de que todo negocio posee un tiempo de maduración.

Anteriormente, en un par de publicaciones, hicimos mención de una franquicia “Low Cost”, se trata de ARUMA®, especializada en perfumería de contratipo y artículos de salud corporal, con un amplio stock de fragancias y productos, que además de pertenecer al nivel de baja inversión, integra el sector de la industria de la belleza y el cuidado personal, que se distingue por la nobleza de su giro (demanda creciente y permanente).

La fórmula que ha consolidado a esta franquicia en el mercado, se basa en una relación “Ganar-Ganar”, consciente del crecimiento logrado mediante el trabajo colaborativo y una filosofía fundamentada en compartir beneficios sin tener que exigir onerosas remuneraciones, que pueden resultar muy elevadas o poco redituables para los franquiciatarios. Gracias a esta actitud socialmente responsable, ARUMA!® procura mejorar la economía de los inversionistas y las familias mexicanas. Esta ideología solidaria, representa perfectamente el principio y significado de franquiciar con un alto sentido humano.

Para ti, emprendedor, que deseas asegurar tu futuro, hacemos una cordial invitación para que no pierdas más tiempo y protejas tu inversión. Incursiona con éxito en la industria tomando el control de una franquicia sólida y altamente redituable. Te recomendamos con entusiasmo a conocer ARUMA!® y que analices y reflexiones sobre esta atractiva oferta que traemos a tu consideración, sin duda alguna, puede ser la oportunidad factible, accesible y convincente que estás buscando.

Para obtener mayor información de esta franquicia, contacta al 55-3145-4095 o visita la página www.franquiciasaruma.com

¡Te deseamos mucha fortuna y un triunfo contundente en tu próxima elección!

My Queue

Your Queue is empty

Click on the next to articles to add them to your Queue