Hide this Looking for English Content? Click here

Lo que debes sabes sobre el escándalo de Google y la libertad de expresión

Cuando critiques a tu empleador, trata de hacerlo a través de los canales correctos y tener los hechos adecuados.
Lo que debes sabes sobre el escándalo de Google y la libertad de expresión
Crédito: Depositphotos.com
  • ---Shares

La semana pasada, un mensaje de 3,000 palabras criticando los esfuerzos para tener mayor diversidad que se están haciendo Google se hizo viral y resultó en no sólo el despido del ingeniero que lo escribió, sino en una demanda ante la Junta Nacional de Relaciones Laborales en EE.UU. por parte del ahora ex empleado. Es probable que haya más acciones legales por venir, y mientras que el memorándum sirvió como un punto de inflamación para arrancar el debate de la diversidad en Sillicon Valley y la industria tecnológica, también es un recordatorio importante acerca de lo que se puede y no se puede decir en el lugar de trabajo.

Para algunos, el caso del memorándum de James Damore es un tema de libertad de expresión. Su argumento es que Damore simplemente compartió sus creencias, incluyendo la afirmación ampliamente desacreditada de que las diferencias de género en la industria de la tecnología se debían a diferencias biológicas entre hombres y mujeres, no a la discriminación. En su carta abierta a los empleados, el CEO Sundar Pichai dijo que las acciones de Damore violaron el código de conducta de la compañía. Como Pichai escribió, sugerir que "un grupo de nuestros colegas tienen rasgos que los hacen menos biológicamente adecuados para ese trabajo es ofensivo y no está bien”.

Por supuesto, la libertad de expresión está protegida por la primera enmienda a la Constitución de los Estados Unidos de modo que el gobierno y otras entidades públicas no puedan restringirla. Sin embargo, las empresas privadas no están sujetas a las mismas reglas.

Barbara Hoey, una abogada especializado en cuestiones laborales, dice que es importante reconocer la distinción, dado que Damore optó por compartir sus opiniones no en un blog personal o una página de redes sociales, sino en una plataforma interna de la compañía, pagada y proporcionada por Google .

Entender el caso de Damore puede ayudarte a dar y escuchar mejor las críticas constructivas. Estos son algunos puntos que debemos recordar: 

1. Conoce el código de conducta de tu empresa

Hoey sugiere que los empleados no sólo deben leer el manual de su trabajo, sino que "leerlo con detenimiento". No es casualidad que Pichai invocara el código de conducta de la empresa en su carta. Los empleados y los proveedores deben aceptar seguir estas reglas y como el código explica, "de no hacerlo puede resultar en acción disciplinaria, incluyendo la terminación del empleo".

Pichai citó una sección del código de conducta en su carta alentando a los trabajadores a apoyarse mutuamente. "Estamos comprometidos con un ambiente de trabajo de apoyo, donde los empleados tienen la oportunidad de alcanzar su máximo potencial. Se espera que los Googlers hagan todo lo posible para crear una cultura de trabajo libre de acoso, intimidación, parcialidad y discriminación ilegal".

El director también escribió que las personas deben sentir que pueden compartir su punto de vista.

"La gente debe sentirse libre para expresar disentimiento. Por lo tanto, para ser claros nuevamente, muchos puntos planteados en el memorándum -como las partes que critican los entrenamientos de Google, cuestionando el papel de la ideología en el lugar de trabajo y debatiendo si los programas para mujeres y grupos desatendidos son suficientemente abiertos para todos- son temas importantes . El autor tiene el derecho de expresar sus puntos de vista sobre estos temas - animamos un ambiente en el cual la gente pueda hacer esto y sigue siendo nuestra política no tomar ninguna acción contra cualquier persona para incitar estas discusiones. "

2. Ten claros los hechos

Si tienes una queja en el trabajo, Hoey dice que es importante que tengas muy claros los hechos. El memorándum de Damore se convirtió en un debate en parte a sus declaraciones sobre las diferencias biológicas entre hombres y mujeres. Esa es la sección del memo la que ha atraído la atención pública, en lugar de lo que Damore dice era el punto principal - la lucha contra una cultura que afectaba a un sector de los empleados.   

Las inexactitudes debilitarán cualquier queja. "Para ser protegida, en general, una queja debe ser hecha de buena fe y basada en información precisa", dice Hoey. Simplemente aconseja: "No hagas declaraciones que perpetúen estereotipos".

3. Sé constructivo

Si tienes un problema, normalmente es mejor hablarlo con la persona que puede resolverlo en lugar de publicar una misiva en una plataforma semi-pública.

"Hay formas legítimas y buenas para comunicarse si se tiene una queja. Creo que lo primero que debió hacer Damore era dirigir su queja a la administración", dice Hoey. "Averigua cuál es la manera correcta de plantear un agravio y seguramente verás que no es mejor involucrar a toda la empresa”.   

OK

This website uses cookies to allow us to see how our website and related online services are being used. By continuing to use this website, you consent to our cookie collection. More information about how we collect cookies is found here.