Columnas

Los mandamientos para ser un youtubero mexicano exitoso

¿Cómo podemos elevar la calidad de los contenidos y aportar un impacto que beneficie a la sociedad?
Los mandamientos para ser un youtubero mexicano exitoso
Crédito: Depositphotos.com
5 min read
Brought to you by A favor de lo mejor

Por Gabriela Delgado

¿Qué quieres ser cuándo seas grande le preguntamos a un niño? Y ya no nos dice ¡Quiero ser futbolista o astronauta! Cantante o conductor de televisión… La respuesta más o menos común en niños y adolescentes es: Quiero ser Youtuber.

No solo ellos. A más de un adulto, sobre todo los que nos dedicamos al mundo de la comunicación, nos gustaría responder lo mismo. Y claro que queremos la simpatía de Chumel, la frescura de Luisito Comunica, la ironía de los Supercivícos o los seguidores de Juan Pa Zurita y Yuya. Pero aceptémoslo, es un mundo que no terminamos de entender, que nos gusta pero nos sobrepasa, pues funciona y atrapa con recursos que son distintos a los que nosotros utilizábamos y creíamos los más exitosos.

¿Cómo es que en un video se equivocan y no lo editan?, aparecen sin maquillaje, o caminan por las calles más ordinarias, esa normalidad y aparente improvisación conquista a millones de seguidores. Los medios tradicionales que quisieran esos números de audiencia están volteando a ver a estos comunicadores, e intentan copiar los estilos y formatos, pero casi siempre el resultado es acartonado y ficticio por lo que no resulta exitoso.

En A Favor de lo Mejor al observar este fenómeno y queriendo incidir en la promoción de la calidad de los contenidos, nos acercamos a este mundo, sobre todo el de los adolescentes y armamos un concurso para chavos entre 12 -17 años, quienes nos enviaron un video. Seleccionamos a un grupo de ganadores, los de mayor chispa, creatividad e ingenio eran acreedores a un training con expertos para ser la “Primera Generación de Youtubers de A Favor de lo Mejor”.

Con un plan académico bastante potente los acercamos a contenidos y expertos que sin duda les aportaron en temas de Narrativa Digital, Personal Branding, Expresión Oral, Storytelling, Técnicas de Video, visitaron agencias, universidades y tuvieron encuentros con Youtubers “experimentados” quienes les transmitieron sus experiencias.

Lo complicado del programa era que los contenidos de valor fueran accesibles a un público de tan corta edad y por eso buscamos escenarios y personas que los inspiraran. Sin embargo, una vez concluido el programa creo que los que nos llevamos más aprendizajes somos nosotros y enlisto aquí algunas de las lecciones que he denominado “aprendiendo de los pequeños”

1. Soñar grande

Están convencidos de que pueden llegar lejos, quieren impactar con sus mensajes a millones de personas. “No importa que mi canal tenga ahorita 300 suscriptores, porque sé que voy a llegar a tener millones”.

2. Apertura

Preguntan sin tapujos, no importaba que tuvieran enfrente al director creativo de una agencia ¿Cómo le hago? ¿Cómo empiezo? ¿A quién me acerco? ¿Esto se ve bien?

3. Ganas de aprender

Y absorben los contenidos como esponjitas, buscando siempre “¿cómo puedo aplicar esto en mi canal?”

4. Partir de lo conocido

Hacen sus propios benchmarkings, estudian su entorno y posible competencia, saben a quién se quieren parecer y a quién no, qué estilos son cercanos a ellos y sobre qué temas pueden y quieren hablar.

5. No tienen miedo al error

Toman riegos, hacen pruebas y saben que en el camino se van a equivocar, pero que en el siguiente intento les va a salir mejor y si acaso no funciona, siempre hay un meme o un gift para burlarse de sí mismos.

6. Colaborativos

Saben que no van a llegar a las grandes ligas solos, que necesitan del compañero que está en lo mismo… “Y si hacemos un video juntos?”, “Yo te mencionó y tú me mencionas”.

7. Nada es gratis

El posible éxito de sus canales tiene que ir acompañado de mucho trabajo, de constancia a la hora de publicar, de cumplir los tiempos y todo esto en sus ratos libres porque todos estudian secundaria o preparatoria.

Pasada esta experiencia y estos días con ese valioso grupo solo pienso que a mí me gustaría volver a tener 14 años y que yo también quiero ser Youtuber!

Advertencia: Si no conoces al 80% de los nombres citados en este artículo, no te preocupes, solo es una muestra de que #yaestamosrucos.

Escrito originalmente en Alto Nivel, con quien Entrepreneur en Español tiene un acuerdo de intercambio de contenido.

Keep Reading

Mexico Desconocido

5 lugares para ir a bailar en la CDMX

Un gran plan de viernes por la noche es salir a bailar. Ya sea en pareja, con amigos o contigo mismo y tus ganas de ligar, visita estos lugares que elegimos para ti y haz realidad el refrán: “lo bailado nadie te lo quita”.
Nupcias Magazine

Horóscopo matrimonial: lo que revela tu signo del zodiaco nupcial

Descubre lo que su signo del zodiaco nupcial dice sobre tu relación.
Altonivel

La próxima crisis financiera, ¿llegará en 2020?

Hacia los próximos meses, ¿cuáles son las debilidades y fortalezas de los mercados emergentes? Estas son las historias económicas más interesantes de la semana, de acuerdo con el Foro Económico Mundial

More from Entrepreneur

Are paying too much for business insurance? Do you have critical gaps in your coverage? Trust Entrepreneur to help you find out.
Get Your Quote Now

One-on-one online sessions with our experts can help you start a business, grow your business, build your brand, fundraise and more.
Book Your Session

Whether you are launching or growing a business, we have all the business tools you need to take your business to the next level, in one place.
Enroll Now

Latest on Entrepreneur

My Queue

There are no Videos in your queue.

Click on the Add to next to any video to save to your queue.

There are no Articles in your queue.

Click on the Add to next to any article to save to your queue.

There are no Podcasts in your queue.

Click on the Add to next to any podcast episode to save to your queue.

You're not following any authors.

Click the Follow button on any author page to keep up with the latest content from your favorite authors.

¿Nos vieron la cara con el bitcoin?