My Queue

Your Queue is empty

Click on the next to articles to add them to your Queue

GOT: ¿cómo debería ser el líder que se quede con el Trono de Hierro?

Una pregunta importante a responder es qué características debería tener quien se convierta en monarca de los siete reinos.
GOT: ¿cómo debería ser el líder que se quede con el Trono de Hierro?
Crédito: Helen Sloan | HBO

Desde hace siete años hemos seguido las estrategias, guerras, traiciones y asesinatos planteados en Game of Thrones, la adaptación de HBO de los libros de George R.R. Martin. Sin embargo, la serie está a prácticamente una temporada de terminar y cada vez estamos más cerca de descubrir quién se quedará con el cotizado Trono de Hierro —si es que alguien lo consigue y los protagonistas logran detener al Ejército de los Muertos—. Pero tal vez una pregunta más importante a responder es qué características y valores debería tener quien se convierta en monarca de los siete reinos. Aquí enumeramos las más importantes, pero, ojo, porque a continuación encontrarán spoilers:

  1. La inteligencia de Tyrion: probablemente uno de los personajes más inteligentes de la serie es Tyrion Lannister. El hijo menor de la familia que “siempre paga sus deudas” pasó buena parte de su vida leyendo historia y cultivando su mente a causa del rechazo de su padre y eso le ayudó a aprender muchas lecciones en cabeza ajena. Lo hemos visto usar esa inteligencia al aconsejar a Daenerys, al ejecutar hazañas diplomáticas e incluso como estratega militar.
  2. El honor de Jon Snow: el “bastardo” de Ned Stark y el sobreviviente más importante de su “linaje” ha resultado ser un hombre prudente y valiente, pero por encima de todo, justo. Esta faceta queda especialmente clara en la última temporada, en la que lo vemos reinar en el Norte y tomar decisiones. Su compás de la justicia tiene muy claro que no va a hacer pagar a personas inocentes por las culpas de otros. “Los hijos no pagarán por los yerros de sus padres”, dice. Además, el perdón está escrito con mayúsculas en su código de honor, pues sabe en qué momento castigar la traición y de qué manera. De tal padre, tal astilla.
  3. El hambre de libertad de Daenerys: desde que comenzó su andar como Madre de los Dragones, Daenerys Targaryen ha liberado esclavos a diestra y siniestra. Si hay algo que ha dejado claro es que odia la privación de la libertad y la explotación de los pueblos. Ella quiere que quienes la sigan lo hagan por convicción y porque realmente creen en su reinado.
  4. La astucia de Cersei: esta mujer es la más despreciable de toda la serie y eso que hemos tenido contendientes importantes. Es vengativa, sólo sabe sentir odio por quienes la rodean —a excepción de Jaime y sus fallecidos hijos— y no ha demostrado el menor remordimiento por aniquilar a quien tenga que matar para quedarse con el poder. Pero una cosa hay que reconocerle. Es astuta en la manera de crear planes y ejecutarlos para no ensuciarse las manos. Cuando pensamos que será derrotada, sabe cómo darle la vuelta a las cosas para que nuevamente marchen a su favor. En esta temporada, además, se recalca su imaginación para imaginar diferentes e inventivas posibilidades, otro aspecto que sirve mucho en el liderazgo, lo malo es que ella lo utiliza para asesinar y su ideología es 100 por ciento maquiavélica.
  5. La sagacidad mental de Little Finger: otra sabandija dentro del universo de Game of Thrones es este hombre del que parece imposible deshacerse. No obstante, esta temporada explica cuál es la clave para que nunca lo tomen por sorpresa. Piensa en absolutamente todos los escenarios que podrían ocurrir al mismo tiempo para siempre tener un plan de contingencia. Meditar en todo lo que podría salir mal al mismo tiempo es su secreto de sobrevivencia y un gran consejo para cualquier entrepreneur.
  6. El honor de Brienne: sí, Jon Snow, Sam Tarly y muchos otros individuos han probado ser honorables, pero si hay alguien cuya motivación principal ha sido cumplir la promesa que le hizo a la ya fallecida Catelyn Stark ésa es Brienne. La esencia de este personaje está directamente ligada a mantener su palabra y la forma en que se conduce tanto con amigos como enemigos siempre está permeada por este valor.  
  7. La intelectualidad de Samwell: a diferencia de Tyrion, la inteligencia de Sam es completamente intelectual. No sólo es un ávido lector, sino un escritor en ciernes que sabe extraer conocimientos medicinales de los libros y ponerlos en práctica o sabe a qué fuentes de consulta acudir cuando necesita resolver un problema. Tal vez no será el mejor en el combate, pero su sensatez, nobleza y amor por la palabra escrita le dan una sabiduría más prístina que la de Tyrion con toda su inteligencia.
  8. El corazón de Sir Davos: este sensato hombre siempre le fue fiel a Stannis Baratheon y ahora se ha convertido en un fiel consejero de Jon Snow, tanto, que lo acompaña a peligrosas hazañas, pero lo que más resalta de él es su corazón, que le sirve de conciencia para tomar la decisión más humana posible.
  9. La fidelidad de Jorah: este personaje secundario poco a poco ha cobrado relevancia por la manera en que le es fiel a Daenerys y lo que es capaz de hacer por ella. Claro, está enamorado de la ex de Khal Drogo, pero lo cierto es que también cree en su causa. Él representa a todo el séquito cercano de la Khaleesi, quienes hasta darían su vida.
  10. La tenacidad de Jaime: no es el más brillante de Game of Thrones ni el mejor con la espada desde que perdió su mano, pero es un personaje incansable, valiente y que sigue adelante cuando parece que no hay esperanza (como cuando hizo todo lo posible por regresar al lado de Cersei y escapar de sus captores). La tenacidad que ha demostrado es lo que lo ha mantenido a flote y eso hay que reconocérselo.