My Queue

Your Queue is empty

Click on the next to articles to add them to your Queue

¿Los hombres sufren lo mismo para equilibrar su trabajo y familia?

Un estudio importante concluyó que los hombres batallan para tener balancear sus obligaciones personales con su desempeño laboral.
¿Los hombres sufren lo mismo para equilibrar su trabajo y familia?
Crédito: Depositphotos.com

¿Sabes que? Ser un hombre trabajador en realidad es más estresante de lo que la mayoría de la gente piensa. Si no me crees, echa un vistazo a un reciente estudio de la American Psychological Association.

La investigación, que tomó varios años e incluyó los exámenes de cerca de 250 mil personas en todo el mundo, concluyó que los hombres sufren niveles similares de conflictos que las mujeres para equilibrar el trabajo y la familia.

"En esencia, encontramos muy pocas pruebas de diferencias entre mujeres y hombres en cuanto al nivel de conflicto para equilibrar trabajo y familia", dijo Kristen Shockley, profesora asistente de psicología de la Universidad de Georgia y principal investigadora del estudio. "Esto es muy diferente a la percepción pública común".

El estudio encontró que los hombres se quejan de los mismos desafíos que enfrentan sus colegas femeninas para satisfacer sus necesidades familiares y para equilibrar sus vidas laborales.

Amen, doctora Schockley. ¡Amén!

Claro, admito que algunas mujeres tienen retos en el lugar de trabajo que podrían causar un poco más de estrés. He conocido a mujeres que se han visto obligadas a sonreír educadamente y fingir que no les importa cuando los hombres de sus oficinas hablan de cosas inapropiadas cerca de ellas. He leído acerca de las profesionistas que son pellizcadas, acariciadas, pateadas y a acosadas sexualmente a cambio de avanzar en su carrera. Las mujeres en el lugar de trabajo siguen siendo llamadas "corazón", "querida", "amor", "mujercita" y otras palabras menos halagüeñas. Y chicos, ni siquiera traten de negar que hablamos de sus piernas, brazos, pechos y caras ni bien salen de una habitación. He estado ahí.

Confieso que hay otras cosas estresantes en el día a día laboral de una mujer que los hombres nunca tienen que enfrentar. Por ejemplo, las mujeres no pueden usar el mismo traje todos los días para trabajar como la mayoría de los varones. Sus faldas no pueden ser demasiado cortos ni demasiado largas. Su pelo no puede estar desordenado si no quieren ser criticadas. Su maquillaje debe verse profesional.  Todos los días se deben pintar, depilar, perfumar y arreglar. Son juzgadas críticamente si son muy gorditas o muy delgadas. Sus zapatos deben ser profesionales y a la vez coquetos, a pesar del dolor que soportan al llevarlos todo el día.

OK, también admito que he oído que las mujeres deben ser especialmente conscientes de los depredadores en el trabajo. Por ejemplo, no es raro que una mujer que va caminando por la calle reciba – en pleno 2017- comentarios groseros o comportamientos agresivos de hombres extraños sólo porque cometieron el “error” de verse bien. Es más, cuando viajo nunca tengo que tener cuidado de quién está sentado a mi lado en un avión, el autobús o en un restaurante. Pero las mujeres sí. Eso parece un poco estresante.

Y sí, soy consciente de que a muchas ejecutivas experimentadas todavía se les pide que "pongan a su jefe en el teléfono" o "revisen el calendario del jefe" aún cuando ellas mismas son el jefe. He visto cómo se le pide a colegas que traigan café, hagan reservaciones para cenar o que pidan la comida para una junta a pesar de tener una posición de mayor responsabilidad que otros colegas masculinos que podrían (y deberían) realizar las mismas tareas. Puedo nombrar a clientes específicos que han evitado dar ascensos a mujeres porque consideran que el trabajo vacante es demasiado exigente o impositivo.

Cuando se trata de la familia, debo admitir que siempre parece ser la mamá trabajadora la primera en responder a cualquier emergencia en el hogar, cita médica o reunión escolar. Reconozco que la mujer embarazada lo tiene especialmente difícil, luchando contra la náusea y pesares propios de su estado con poca simpatía de sus colegas masculinos. Cuando se toman tiempo libre para cuidar a sus recién nacidos su compromiso con el trabajo y el estatus de largo plazo en la empresa está en riesgo de ser puesto en duda. Y al contrario, la gente critica el amor que puedan tener por sus pequeños si toman menos tiempo de maternidad de lo que ofrece la empresa.

Ah, y casi se olvidó: a las mujeres se les paga mucho menos que los hombres.

Pero vaya, hace unos pocos años, tuve que llegar a casa temprano desde el juego de softbol de la empresa porque tenía que recoger a uno de mis hijos de la casa de un amigo y mi esposa no podía pasar por él. Eso me provocó una molestia enorme y me causó mucho estrés para equilibrar el trabajo y la familia. ¿Ven? ¡Nosotros también tenemos las mismas presiones! Eso es lo que la Asociación Americana de Psicología dice y son personas muy inteligentes con grados avanzados, así que deben tener razón.

¿Crees que reducir las diferencias entre hombres y mujeres ayuda realmente? ¿Consideras que se debería mejor entender las luchas específicas de cada género?