My Queue

Your Queue is empty

Click on the next to articles to add them to your Queue

¿La batalla de Zuckerberg contra Snapchat, la convertirá en un fantasma?

Snapchat fue un parteaguas en innovación, al volverse referente para la estrategia de otras como Facebook e Instagram. Esto no fue suficiente y hoy esta plataforma está al borde de convertirse sólo en un fantasma.
¿La batalla de Zuckerberg contra Snapchat, la convertirá en un fantasma?
Crédito: Depositphotos.com

Tras su nacimiento en 2011, Snapchat logró un crecimiento rápido debido a su idea innovadora: publicaciones con caducidad. Fue punta de lanza en redes sociales pues creó una nueva forma de comunicación de una manera atractiva y diferente, que Instagram, Facebook y Whatsapp, lideradas por Mark Zuckerberg, se vieron obligadas a copiar la función a principios de este año.

Tal fue el impacto de las publicaciones efímeras que en 2013, Zuckerberg le hizo una jugosa oferta de compra a Evan Spiegel, fundador de Snapchat, por 3,000 millones de dólares. Propuesta que el joven empresario rechazó, como también lo haría con la oferta por por 30 mil millones de dólaresde Google en 2016.

Todo apuntaba a que Snap Inc., compañía dueña de Snapchat, tendría un futuro prometedor y podría ser un rival fuerte para la red social más grande del mundo. En marzo de 2017 debutó en la Bolsa de Valores de Nueva York, con un impacto positivo en sus dos primeros días que llevó a sus acciones a acumular hasta 55% para cotizar en casi 30 dólares por título.

Pero, después de que pasó la euforia, sus papeles se desplomaron a un costo de 15.66 dólares por título, cifra menor a la oferta pública inicial que fue de 17 dólares, lo que significó una pérdida sensible para los inversionistas.

Copiada y mejorada

Esta aplicación captó la atención de las generaciones Millennials y Z, ya que fueron parte fundamental de la consolidación de la marca, ya que buscaban mejorar la experiencia de uso de las redes sociales. De acuerdo con The Competitive Intelligence Unit (CIU), Snapchat es innovadora, atractiva y compleja, lo que la hace ideal para estas generaciones de jóvenes.

Para 2016 estas generaciones formaban parte de los 67.9 millones de personas que usan el amplio abanico de redes sociales, en donde Facebook y WhatsApp son las aplicaciones que se encuentran a la cabeza. Snapchat se coloca en el sexto lugar, por debajo de Instagram, según datos de CIU.

Sin embargo, el modelo de historias efímeras fue mejorado por Instagram, haciéndolas más atractivas, pues ahora cuenta con filtros, máscaras, stickers y boomerang, las cuales dan la posibilidad de agregar ligas que lleven a un sitio web, así como transmisión en vivo. Además, ha implementado una herramienta, parecida a la de Pinterest, con la que se pueden crear colecciones.

Las publicaciones efímeras que le dieron éxito a Snapchat han sido superadas por Instagram y WhatsApp, y actualmente son utilizadas por 255 millones de personas mientras que Snapchat "apenas" cuenta con 166 millones de usuarios en total, según datos del sitio Tech Crunch.

Pese a la turbulencia en la que se ha visto envuelta la aplicación, Evan Speigel declaró que Snapchat no buscaría desarrollarse en países pobres como España e India, esto según una afirmación hecha por un exempleado de nombre Anthony Pompliano, quien trabajó con el CEO en 2015 y duró en su puesto solo tres semanas debido a fuertes problemas que aún se desconocen. Dos años después, esta declaración se dio a conocer bajo una demanda afectando más el rendimiento de la compañía en la bolsa.

En mayo de 2017 se realizó una encuesta a 600 creadores, quienes dijeron mantenerse más activos en Instagram y blogs personales que en Snapchat. El 80% dijo usar Instagram Stories y sólo el 30% mencionó a Snapchat, según datos de la publicación especializada Adweek. Esta encuesta dio como conclusión que si los internautas tuvieran que abandonar una plataforma, el 46% de ellos dejaría al fantasma amarillo. 

Y aunque esta plataforma busque desarrollar características que lo hagan más atractiva, muchos de los encuestados dudan de que en algún momento Snapchat pueda remontar ante la competencia que representa Instagram. 

No obstante, una declaración oficial hecha por el CEO de Snapchat en mayo de este año, podría poner en duda los números negativos que ha tenido la red social e incluso demostrar el as bajo la manga del empresario. Después de entregar su primer informe de ganancias desde su oferta pública inicial, Evan Spiegel dijo que no necesitar ser tan grande como Facebook para competirle, pues Snapchat ofrece calidad en vez de cantidad. 

Allan Vázquez, especialista en redes sociales y fundador de Social.fm afirma que el bottomline de Snapchat no va a desaparecer, al menos no este año, mientras siga evolucionando de ser solo una herramienta de contenido efímero a una herramienta de producción de contenido audiovisual.

Vázquez agrega que uno de los comentarios que hacen con frecuencia los usuarios es que Snapchat tiene mejores filtros que Instagram. Pero lo que no va nada bien es su percepción y valor por acción al ser compañía pública, mostrando resultados no tan alentadores en dos trimestres, pero no tan negativos como los de Twitter. 

Aún no se puede asegurar que Snapchat vaya a desaparecer. Lo único que le resta hacer es echar mano a su innovación y regresar a ser un referente para los grandes. Pero la pregunta persiste: ¿podrá el dueño de las cuatro redes sociales más importantes del mundo convertir a Snapchat en un fantasma?