My Queue

There are no Videos in your queue.

Click on the Add to next to any video to save to your queue.

There are no Articles in your queue.

Click on the Add to next to any article to save to your queue.

There are no Podcasts in your queue.

Click on the Add to next to any podcast episode to save to your queue.

You're not following any authors.

Click the Follow button on any author page to keep up with the latest content from your favorite authors.

Cómo tener un cerebro ganador

El especialista Jeff Brown señala que la clave del éxito está en los pensamientos que se ponen en la cabeza.
Cómo tener un cerebro ganador
Crédito: Depositphotos.com

Muchos artículos de consultoría hablan de las maneras existentes para que una persona aumente su productividad a través de hábitos específicos, pero para el doctor Jeff Brown, la clave del éxito está en el cerebro.

Hace unos años entrevisté a este especialista en el congreso anual de la Asociación Mexicana en Dirección de Recursos Humanos (Amedirh). Brown me aseguró que existen maneras en las que puedes modificar tu cerebro para mejorar la productividad, sin la necesidad de usar un gadget de última generación para mejorar el desempeño laboral propio o de las personas a tu cargo.

 El también autor del libro El cerebro triunfador es especialista en psicología cognitivo-conductual, una práctica que asegura que la manera en la que una persona piensa afecta su manera de actuar. También participa en equipos médicos de investigación de neuroplasticidad – capacidad del cerebro para moldearse- de Boston Marathon y Chicago .

De acuerdo con Brown, hay dos clases de cerebros. Los ‘normales’ y los ‘resilentes’, aquellos que tienen la habilidad de aprovechar los momentos difíciles y utilizan lo que conocen - el pasado- para navegar el futuro.

Dicho de una manera más simple: lo que “pones” en tu cerebro afecta cómo te sientes, cómo ves al mundo y cómo te desarrollas en él.

Bron indica en su obra que existen claves para moldear tu cerebro en un órgano ganador que te permita realizar procesos altamente productivos.

1. Desarrolla el radar de oportunidades

Es la habilidad de reconocer las ventanas de acción que pueden llevarte al éxito. No se trata sólo de dinero o fama, sino de reconocer esos pasos primarios que a la larga te permitirán llegar a objetivos más grandes. Por ejemplo, así fue como surgieron invenciones tales como el velcro y la masa para hot cackes de Aunt Jemima, al reconocer una oportunidad que para otros no era muy evidente.

2. Tener un talentómetro

 es la capacidad de reconocer las habilidades que tienes y de ir a obtener aquellas de las que careces.  Por ejemplo, el genio del Blues BB King decía que a pesar de ser reconocido el seguía practicando diariamente para ser siempre el mejor.

3. Láser de metas

Es cuando te fijas una meta a futuro y sin importar lo que otros hagan, mantienes tu objetivo en mente. Es importante reconocer cuáles son las razones que se tienen para hacer lo que se hace, si es por éxito o por razones personales.

4. Medición optimista del riesgo

Es la habilidad de medir las ventajas, desventajas y el riesgo de una decisión. Una vez hecho esto, aceptar los cambios que vendrán y comprometerse con la decisión. Un ejemplo de esto, remarca Brown, es JK Rowling pues sabía que vender su obra no sería sencillo pero se comprometió con ello.

5. Acelerador de esfuerzo

Son aquellos momentos que generan el momentum para lograr las metas pese a todos los obstáculos.  Es actuar como si algo fuera a pasar sin lugar a dudas ya que esto condiciona el cerebro para hacer todo lo posible para lograrlo. De lo contrario estar autocriticándote constantemente hace que el cerebro busque actuar de manera acorde a estos pensamientos. Un ejemplo de eso es Kerri Strug, la gimnasta que ganó la medalla de oro en las Olimpiadas de 1996 pese haberse roto el tobillo en la rutina.

Hábitos diarios

Brown indica en su obra que también es importante priorizar las actividades cotidianas para poder poner atención a temas que realmente lo requieren y evitar hacer multitask para no atomizar la atención.

Por otro lado, es indispensable estar consciente en cómo los otros te ven para evitar caer en la confianza ciega en uno mismo.

La alimentación y el ejercicio también influyen. Según Brown, un cerebro ganador también requiere cuidados específicos para funcionar bien.   

Nutrición:  

+ Omega 3

+ Hojas verdes

+ Pescados de agua dulce

+ Nueces y bayas

Ejercicio:

+ En rutinas de 60 minutos

+ Tres veces por semana

Sueño:

+ Tener un ritual

+ Durar entre siete y ocho horas al día

Escrito originalmente para Alto Nivel.

¿Qué crees que hace que un cerebro sea ganador?