Historias Entrepreneur

El emprendedor que dejó su trabajo en gobierno para fondear a la ciencia

Jaime Azrad y su equipo crearon Investigga, la primera plataforma de crowdfunding para financiar proyectos de investigación de Latinoamérica: el conocimiento para todos y todos para el conocimiento.
Entrepreneur Staff
9 min read

Es cierto, los grandes avances de la humanidad nacieron con una idea. Sin embargo, hoy muchas invenciones se guardan en un cajón por falta de presupuesto, porque no responden a los intereses de las grandes corporaciones o porque la investigación y la ciencia siempre pasa a un plano secundario.  Eso ya lo sabía Jaime Azrad, un comunicólogo que trabajó un par de años en para el Gobierno de Veracruz, donde organizaba Cumbre Tajín, uno de los festivales de música más importantes de México.  

Lo sabía porque una de sus mejores amigas que es investigadora, trabajó cuatro años en el Instituto Nacional de Psiquiatría y pasó cinco meses sin paga. Él la escuchaba decir comúnmente: “Si me voy ahorita, la investigación que desarrollé por más de un año se cae porque nadie la va a tomar.  Le di toda mi vida a esto y encima no me pagan”. Jaime pensaba que si ella trabajaba en el Instituto Nacional de Psiquiatría y tenía esos problemas, no se quería  imaginar los problemas que tenían en un institución no tan reconocida.

“Ella me confirmó un problema que ya veía en la ciencia: no hay dinero, los presupuestos todo el tiempo se están reduciendo, hay muchos intereses y mucha corrupción”, dice Jaime Azrad, en entrevista para Entrepreneur en Español.

Pronto se dio cuenta que en su trabajo también había muchos intereses y que, a pesar de que existen muchos programas sociales en el gobierno, “no están bien diseñados, ni dirigidos”. Según el emprendedor, los recursos no llegan a donde tienen que estar y los sectores más desprotegidos de la población nunca se ven beneficiados por los programas que supuestamente ayudarían al desarrollo de las comunidades.

Renunciar a su trabajo por un sueño

Después de mucho pensarlo, Jaime decidió dejar de ser parte del problema y renunció a su trabajo, a los festivales y a su comodidad de todos los días para crear una solución. Azrad sabía que no podía quedarse con los brazos cruzados pues “muchas investigaciones se archivan por falta de presupuesto, pero, si fondeamos la investigación, impulsamos juntos el cambio”.  Por eso creó Investigga, la primera plataforma de crowdfunding para financiar proyectos de investigación de Latinoamérica.

“Me apasiona porque es un lugar donde le puedo decir a la gente “aquí se puede apoyar o de esta manera nos podemos asegurar que nuestros recursos sí lleguen a generar proyectos que desencadenen en mejoras de nuestra calidad de vida. Por eso creo que el fondeo colectivo es lo que funciona, no necesitamos que un millonario nos de un millón de pesos para llevar a cabo un proyecto, sólo necesitamos que un millón de personas contribuya con un solo peso”, dice Azrad.

¿Cómo funciona?

Funciona como cualquier otra plataforma de fondeo colectivo. Investigga conecta a los investigadores con los fondos que requieren. Cuando un investigador sube su proyecto, éste pasa por un proceso de revisión por parte de un experto y en cuanto es aprobado, se publica y comienza la colecta para fondearse. Si el fondeo es exitoso, Investigga cobra un 8% de comisión de los fondos recaudados y entrega el resto al investigador. A cambio, la plataforma le ofrece a quien desea inscribir su proyecto asesoría y conexión con inversionistas. 

Una nueva forma de financiar proyectos valiosos

Si bien es cierto que los gobiernos de países subdesarrollados o en vías de desarrollo tienen prioridades más urgentes (que no importantes) que atender antes que la ciencia y tecnología, existen nuevas dinámicas económicas que la tecnología permite y que, para nuestra suerte, abren nuevos caminos para las sociedades que deciden cooperar por causas más grandes y en conjunto.

Una de las más interesantes, junto con la llamada economía colaborativa que tiene a Uber y Airbnb como sus representantes más importantes, es el crowdfunding o fondeo colectivo es una herramienta que ha probado ser eficiente. Kickstarter lo sabe, pues desde que comenzó el 28 de abril de 2009, 13 millones de personas han contribuido con tres mil millones de dólares para la realización de 125 mil 693 proyectos. Para poner algunos ejemplos: seis películas financiadas por Kickstarter han sido nominadas a un premio de la Academia y, en 2013, el cortometraje documental "Inocente" fue premiado con un Óscar. Discos financiados con Kickstarter han estado en el Top 10 de Billboard, han ganado Grammys y han proporcionado una nueva libertad creativa a artistas. Obras de arte que comenzaron en Kickstarter han llegado a espacios como el MoMA, la Whitney Biennial, el Kennedy Center, el Walker Art Center, el Smithsonian y el American Folk Art Museum”, según la plataforma.

¿Qué tal si todo eso también pasara con la investigación? En algunos países, como Estados Unidos o Australia, ya se hacen fondeos colectivos para la investigación, pero en Latinoamérica todavía no existe un proyecto con estos fines.

¿Qué tal si en vez de premios de la Academia, muestras en museos importantes del mundo o Grammys, tuviéramos vacunas, soluciones a problemas sociales, premios Nobel o nuevas maneras de generar energía?

¿Qué tal si en vez de discos, películas y obras de arte tuviéramos a cambio documentos financiados por todos para desarrollar nuevas maneras de producir frutas y vegetales o investigaciones económicas y políticas para mejorar el sistema que hasta ahora nos rige?

“Cada proyecto tiene su sistema de recompensas, no nada más aporta o dice ya estoy, sino que recibe algo a cambio aunque sea simbólico, puedes recibir un diploma, una visita guiada al laboratorio, una artesanía de la comunidad con la que están trabajando, puedes recibir una playera, un gracias, una invitación a la conferencia en donde se liberen los datos, bastantes recompensas existen y cada investigador las diseña. Por lo mismo también los montos que acepta”, explica Jaime Azrad.

Cuando no invertimos en investigación… se nota

De acuerdo con el Banco Mundial, entre los países que más invierten en Investigación y Desarrollo (I+D) están Estados Unidos, con 473 mil millones de dólares anuales; China, con 388; Japón con 180 y Alemania con 110. Mientras que países de Latinoamérica como México y Argentina sólo invierten 9 y 5 mil millones de dólares anuales, respectivamente. No nos sorprende que aquellos países que inviertan más en I+D tengan índices de desarrollo más altos que los que no. Es decir, cuando se invierte en investigación, se nota. Y si nuestros gobiernos no saben implementar programas sociales efectivos o el dinero se desvía es un buen momento para desarrollar nuestras propias maneras de financiar lo que realmente nos interesa.

Un sueño hecho realidad

El sueño de Jaime, de Linda y de todo el equipo es democratizar el conocimiento y, a través de ello, impulsar el desarrollo de las sociedades latinoamericanas. De paso, acerca la investigación a la mayor cantidad de personas, difundir resultados y generar impacto. “La investigación es la herramienta de una sociedad para detectar sus problemas, con la investigación podemos saber qué es lo que nos está frenando, qué es lo que nos está afectando y también podemos con la investigación desarrollar soluciones para eso”, explica.

Investigga ya tuvo sus primeros proyectos exitosos. Uno de los ejemplos es: “Ciudades limpias”, que busca el desarrollo de soluciones a la emisión de gases contaminantes en ciudades mexicanas; también “Violencia y Medios”, un proyecto que buscó diseñar rutas para edificar paz a través del libre flujo de información en los medios, con 70 mil y 25 mil pesos mexicanos recaudados, respectivamente.
“Investigga es la propuesta de mi equipo y mía para que combatamos nuestra fuga de cerebros, y para que podamos responsabilizarnos por tener una mejor calidad de vida, y hacer que el gobierno nos escuche a partir de la proactividad y no sólo de la queja”. Pero, Jaime se pregunta: “¿cuáles son tus propuestas?”. Y continúa: “Necesitamos miles de iniciativas como ésta trabajando para empezar a ver un cambio en nuestra sociedad, la buena noticia es que no somos miles, somos millones”. 

Si quieres saber más de Investigga, puedes entrar a su página. Crea tu proyecto y descubre nuevos para fondear. “Una idea cambia al mundo, cambiémoslo juntos”.  

Keep Reading

Mexico Desconocido

Pan de muerto: los mejores lugares para probarlo en la CDMX (2018)

¡Llegó la hora de comer pan de muerto! Y estas panaderías y restaurantes son la mejor opción para degustar este clásico pan dulce tradicional de las celebraciones de Día de Muertos.
Nupcias Magazine

Ramos de novia inspirados en el Día de Muertos

Conoce el significado de los colores y utilízalos como inspiración para tu boda.
Altonivel

Cinépolis llega a Indonesia y quiere una expansión de película

Alejandro Ramírez, director general de Cinépolis, cree que Indonesia es un mercado desatendido que puede aprovechar la empresa mexicana.

More from Entrepreneur

Grow Your Business at Entrepreneur LIVE! Join us on Nov. 16 in Brooklyn, NY, to learn from legends like Danica Patrick and Maria Sharapova, pitch our editors, meet with investors, and potentially walk away with funding!
Register here

One-on-one online sessions with our experts can help you start a business, grow your business, build your brand, fundraise and more.
Book Your Session

In as little as seven months, the Entrepreneur Authors program will turn your ideas and expertise into a professionally presented book.
Apply Now

Latest on Entrepreneur

My Queue

There are no Videos in your queue.

Click on the Add to next to any video to save to your queue.

There are no Articles in your queue.

Click on the Add to next to any article to save to your queue.

There are no Podcasts in your queue.

Click on the Add to next to any podcast episode to save to your queue.

You're not following any authors.

Click the Follow button on any author page to keep up with the latest content from your favorite authors.