Historias Entrepreneur

Esta es la empresa mexicana que creó el sabor a grosella

Muchos han probado este colorante y saborizante, pero muy pocos conocen la historia de Deiman.
Esta es la empresa mexicana que creó el sabor a grosella
Crédito: Cortesía Alto Nivel
6 min read
This story originally appeared on Alto Nivel

El centro de operaciones de Deiman se destapa como un secreto. Pequeñas puertas que se abren para llegar a unas oficinas minimalistas que anteceden a una nave industrial donde cajas de todos tamaños suben y bajan, salen y entran, se apilan…

Pero el recorrido también ofrece olores todo el tiempo: primero a dulce de leche, luego a vainilla y, al final, como si se tratara de esperar al invitado de honor, a grosella.

La sabiduría popular dice: “si se quiere ocultar algo, se debe poner a la vista de todos”. Algo similar sucede con Deiman: pocos saben de qué se trata, aunque es una obviedad en la cocina, en la mesa, en la dulcería y, de vez en cuando, en el cajón menos público de la recámara.

El nacimiento de un clásico

En 1938, el proyecto vio la luz precedido por el ingenio y las buenas relaciones de Francisco Medina González, uno de los primeros egresados de la carrera de Ingeniería Química en México. 

“Mi abuelo recibió la representación de una empresa inglesa que hacía colorantes para tela. Cuando todos los ingenieros químicos se enfocaban en la industria petrolera, mi abuelo optó por esta otra rama”, cuenta José Alberto Medina Flores, director general de Deiman.

Con una industria petrolera en ciernes y lista para inundar de riqueza el país, el camino de Medina González parecía una decisión errónea. La confirmación llegó cuando, después de la Segunda Guerra Mundial, apareció el nailon. Entonces sí, nadie más necesitó colorante de telas.

 “Ese momento de crisis provoca que mi abuelo cambie a colorantes comestibles. Al principio, usa el mismo canal de distribución, que eran las tlapalerías, para vender productos para alimentos”, dice Medina Flores. “Ahí nacen dos cosas: esta empresa con su giro actual y las tiendas de materias primas”.

Deiman es una historia de paciencia, como debe ser todo en la cocina. Con el tiempo, se volvió testigo del crecimiento de una industria: las primeras paleterías y panaderías, el nacimiento de algo llamado Bimbo, miles de personas que salían a la calle para ofrecer sus recetas, sus tamales, sus dulces, sus sabores.

“Muchas otras empresas empezaron a crecer y surgir, fueron nuestros clientes en algún momento, y Deiman, a su vez, ayudó a crear la legislación para regular este tipo de aditivos en los alimentos”, abunda el directivo.

La empresa entendió que el mexicano se reinventa al relacionarse con la comida, que un puesto de elotes es la memoria ancestral y colectiva de la tierra del maíz, que sabe a qué saben los colores y lo demuestra al pedir un tamal –verde o rojo–, y que es capaz de inventar un sabor que lo identifique: he ahí la inconfundible paleta de grosella.

“El sabor grosella es un invento de don Manuel Medina, hermano de mi abuelo. Fue un sabor hecho con base en la memoria de haber probado, alguna vez, esa fruta. En México no se conocía y más bien fue una reinterpretación que él hizo”, explica Medina Flores, con la timidez que implica ser la cabeza de una empresa que vive involuntariamente a la sombra de lo cotidiano.

El diario El País reportó en 2015 que el mundo de los sabores se traduce en 25 mil millones de dólares al año, y que el dominio es de cuatro empresas a nivel global: las suizas Givaudan y Firmenich, la estadounidense IFF y la alemana Symrise.

México no es ajeno a estas cifras, aunque Deiman ha logrado hacerse un lugar gracias al reconocimiento de la región en la que mueve sus productos, en especial cuando se trata de las preferencias del público mexicano.

 “Tenemos el 7% del total de la venta de saborizantes en México –de un mercado que representa 330 millones de dólares al año–. Nos hemos mantenido por la cercanía que tenemos con el consumidor, un conocimiento de 80 años de nuestro sector”, comenta el empresario.

De México para el mundo

Deiman también suma ventas importantes a Estados Unidos porque, justifica Medina Flores, hay 30 millones de mexicanos allá que se quieren acordar de su país por medio de los sabores.

Las exportaciones de la empresa también van a Centroamérica, por ese dominio cultural que también hace ver telenovelas mexicanas a Costa Rica, y, finalmente, algunas ventas que se van a Sudamérica y España.

El 86% de las ventas de Deiman corresponde a sabores, el 14% a colorantes y un pequeño porcentaje que aparece de algún lado va a aditivos.

Deiman saboriza de todo, no solo postres o alimentos, también juguetes para los más pequeños, e incluso preservativos para los grandes.

Asimismo, Deiman cuenta con 4 mil clientes y 9 mil productos en su sistema. Los más vendidos: grosella, vainilla, nuez, limón, fresa y coco.

En estos días, la compañía de 79 años trabaja en recuperar el sabor original de algunos alimentos mexicanos.

“Hay algunos productos que por hibridación o manipulación genética pierden ciertas características de sabor. En colaboración con el IPN obtenemos componentes esenciales químicos de productos como el cacao, el quelite, la vainilla y frutos originarios de México, para relanzarlos como deberían saber”, detalla Medina González.

También buscan rescatar la variedad de chiles que hay en el país, los más de 60 que son originarios de México, porque a Deiman no se le olvida que el mexicano no sólo se inventa sus sabores ni se refleja en cada uno de ellos, sino que, al final, lo que más parece importarle, es gozarlos y sufrirlos.

Escrito originalmente para Alto Nivel, con quien Entrepreneur en Español tiene un acuerdo de intercambio de contenido.

Keep Reading

Mexico Desconocido

Homenaje a Toledo: volarán papalotes en la CDMX el 15 de septiembre

El domingo 15 de septiembre realizarán un homenaje a Francisco Toledo en la CDMX. Decenas de papalotes volarán por los cielos para recordarlo.
Nupcias Magazine

Montajes de boda 100 por ciento mexicanos

¡Viva México y sus diseñadores! Talento nacional para tu gran día.
Cine Premiere

Taquilla México: El capítulo histórico de It dentro el género de terror

It: Capítulo 2 se ha convertido en el mejor estreno no-Disney en la taquilla de México y ha entrado en el top 40 histórico de películas más taquilleras.
Altonivel

La startup chilena que lleva los idiomas a las cafeterías llegó a México

Poliglota

Hace 10 años, en 2009, José Sánchez y Carlos Aravena, en ese entonces alumnos de la Universidad Católica de Chile, decidieron crear un nuevo modelo educativo para la enseñanza y aprendizaje de idiomas, proyecto al que más tarde se sumaría Nicolás Fuenzalida. Y es que, durante años, intentaron aprender inglés a través del método tradicional: en una escuela de idiomas, con el clásico método de memorización, materiales que no se actualizan constantemente y los típicos exámenes en papel, pero nunca fueron capaces de lograr una conversación fluida.

Tras 5 años de desarrollo y perfeccionamiento, estos 3 emprendedores finalmente lograron su cometido: crear un método innovador de enseñanza de idiomas y levantar recursos por un monto de 300,000 dólares de un Fondo de Inversión suizo para lanzar al mercado chileno su startup, a la que llamaron Poliglota.

Fue tal el éxito de Poliglota en Chile que al poco tiempo vino la internacionalización. En 2018, la compañía arribó a México, uno de los mercados más importantes en Latinoamérica, debido a su vecindad con Estados Unidos, que es su principal socio comercial; y más tarde llegaron a Perú. El próximo año, Aravena y sus socios tienen pensado abrir operaciones en Brasil, el gigante de la región; así como consolidar su presencia en México, país donde solo el 5% de su población habla fluidamente el idioma inglés, aunque dicho porcentaje es más alto que el de Latinoamérica, que es de solo 2%.

Poliglota

Lee: 6 idiomas que te abrirán la puerta a un mejor empleo

Para ello, la startup chilena pretende levantar, en el segundo semestre del año, entre 3 y 5 millones de dólares (mdd) de Fondos de Inversión de México, Chile y Miami. 

“Esta segunda ronda para levantar recursos se abrió en agosto pasado y se cierra en enero de 2020. Hemos decidido abrir las puertas de Poliglota a inversionistas de Fondos de Inversión que quieran sumarse para continuar con nuestra expansión en Chile y México, donde nuestra metodología ha tenido una alta demanda; queremos ser más agresivos en estos mercados y también abrir operaciones en Brasil, que igualmente es un gran mercado, al que queremos llegar. Vamos con todo”, subrayó Sánchez, en entrevista con Alto Nivel.

Hoy, Poliglota cuenta con 500 profesores y 12,000 estudiantes, de los cuales 4,000 alumnos se encuentran en México y el 90% de estos estudia el idioma inglés. “Este año vamos a cerrar con 8,000 alumnos en Ciudad de México y en 2020, año en que abriremos operaciones en Monterrey y Guadalajara, el objetivo es alcanzar la cifra de 20,000 estudiantes; queremos convertir a México en un país bilingüe”, indicó el fundador de Poliglota.

Poliglota

Lee: ¿Cuáles son los idiomas más competitivos para trabajar?

Del aula a la cafetería

Pero ¿qué hace a Poliglota tan diferente del resto de las escuelas de idiomas? Primero, ofrece clases de inglés, francés, italiano, alemán y portugués en grupos pequeños, de 3 a 8 estudiantes por grupo, que garantizan un feedback personalizado del profesor; segundo, los profesores son expertos en el idioma y están preparados para enseñar, corregir y alentar el avance del alumno; tercero, los grupos son nivelados, es decir, están conformados con personas que tienen el mismo nivel, lo que facilita la conversación, sin miedo a equivocarse; cuarto, el método se centra en la práctica real de capacitar para la comunicación; quinto, las clases se imparten en cafeterías cercanas a la casa u oficina de los estudiantes, que son ambientes sociales que invitan a la conversación; y, por último, las clases (2 por semana de 90 minutos) se toman en horarios pensados para que no interfieran con las actividades de las personas. 

“Algo muy importante es que contamos con profesores de diferentes nacionalidades: Gran Bretaña, India, Lituania, Italia, Alemania, Francia, Portugal, México, Estados Unidos, entre muchos otros. Estamos en un mundo global y te puede tocar hablar inglés u otro idioma con alguien de otro país que tiene una pronunciación diferente y no entender nada, no lograr comunicarte. Pero no solo eso, nuestros profesores son gente interesante, con distintas profesiones, que nosotros preparamos y que pueden aportar otro tipo de conocimientos y experiencias a nuestros alumnos. En los niveles básicos, nuestros profesores hablan muy bien el español, pues muchos de ellos son mexicanos y latinoamericanos, pero a medida que se avanza los maestros son de otros países, que no hablan nada de español”, explicó Sánchez.

Lee: Hablar idiomas, básico para conseguir un buen trabajo

Todo parece indicar que esta startup chilena tiene un futuro promisorio dentro de la industria de la enseñanza de idiomas, cuyo valor de mercado a nivel global se estima en más de 20,000 mdd. Y México será clave de ese futuro.

More from Entrepreneur

Terry's digital marketing expertise can help you with campaign planning, execution and optimization and best practices for content marketing.
Jumpstart Your Business. Entrepreneur Insider is your all-access pass to the skills, experts, and network you need to get your business off the ground—or take it to the next level.
Starting, buying, or growing your small business shouldn’t be hard. Guidant Financial works to make financing easy for current and aspiring small business owners by providing custom funding solutions, financing education, and more.

Latest on Entrepreneur