My Queue

There are no Videos in your queue.

Click on the Add to next to any video to save to your queue.

There are no Articles in your queue.

Click on the Add to next to any article to save to your queue.

There are no Podcasts in your queue.

Click on the Add to next to any podcast episode to save to your queue.

You're not following any authors.

Click the Follow button on any author page to keep up with the latest content from your favorite authors.

Emprendedores / Historias Entrepreneur

El español que te conecta con experiencias de viaje en todo el mundo

Alberto Gutiérrez juntó sus dos pasiones: la tecnología y los viajes. Hoy el fundador de Civitatis, plataforma de reserva y guía de viajes, quiere que todos los hispanohablantes viajen por el mundo.
El español que te conecta con experiencias de viaje en todo el mundo
Crédito: Depositphotos.com
- Entrepreneur Staff
6 min read

Alberto Gutiérrez era un loco viajero que le gustaba recorrer el mundo como podía. Así que decidió escribir sus experiencias viajeras con otros apasionados y difundirlas por internet. Sin embargo, Alberto nunca imaginó hasta dónde podía llegar.

Nueve años y medio después de haber iniciado con algo que parecía un hobbie, se convirtió en Civitatis, empresa líder a nivel mundial en distribución de visitas guiadas, excursiones y actividades en español en todo el mundo.

Su negocio busca crecer en México y Argentina, así como enfocarse en un gran mercado: los hispanohablantes. Este proyecto cuenta con las guías de viajes online más leídas en español, como Paris.es, Londres.es, Dublin.es, NuevaYork.net y Edimburgo.com. Tan sólo en 2016, tuvo 530,000 clientes, un 35% más que el año anterior.

Su empresa promete seguir con un crecimiento veloz, pues está en una industria, la turística, que no ha parado de crecer. Las llegadas de turistas internacionales en el mundo han pasado de 674 millones en el año 2000 a 1,235 millones en 2016, mientras los ingresos por turismo internacional pasaron de 495,000 millones de dólares en 2000 a un millón 220,000 millones de dólares el año pasado.

Un hobbie hecho negocio

Desde los 14 años, Alberto, originario de España, dominaba muy bien internet. Al mismo tiempo, le apasionaba conocer lugares nuevos. Conforme fue creciendo se volvió un loco viajero que tenía que ahorrar, pues no contaba con la posibilidad de costear sus viajes. Por eso, decidió sacarle provecho a cada sitio que visitaba y comenzó a escribir guías para otras personas.

Cada texto que hacía lo publicaba en booking.com y así ahorraba en sus reservaciones. Sin embargo, este emprendedor se cuestionaba cómo hacer que la gente ganara a través de él. Lo intentó en páginas de hoteles, pero no funcionó. Todo el contenido de cada artículo era desarrollado por él, desde la redacción hasta las fotos.

Antes de emprender, Alberto se desarrolló en la rama de la informática. Durante año y medio trabajó como programador en Inbra, la empresa de tecnología más grande en España. Después estuvo en el área comercial en la empresa SAP, donde no hubo renovación de contrato. “Fue lo mejor que me pudo pasar”, afirma.

Fue en 2008, con sus primeras guías sobre Praga y Venecia, con las que el éxito llegó. Alberto detectó un mercado poco explotado, pues si bien había muchos otros que ofrecían guías de los mismos lugares, todos las elaboraban en inglés. “No había nada en español”, recuerda.

Mientras que los papás de Alberto deseaban que él buscara otro empleo, para él fue el mejor momento para emprender. Desde que lo despidieron no ha dejado de trabajar y reconoce que “todo fue fácil” porque logró juntar sus dos pasiones: la tecnología y los viajes. “A mucha gente le hubiera encantado hacer lo que yo he logrado”, dice.

Creó el sitio Civitatis y comenzó a crecer tan rápido que “sentía que iba como en una moto”. A la par que crecía Civitatis, también lo hacían sus ambiciones: lo primero fue tener un sueldo propio, después vender mucho y ahora quiere ser el líder a nivel mundial.

El loco de los viajes

Este emprendedor se considera un loco de la planificación. Antes de cada viaje, durante dos o tres días, plantea cada una de sus actividades, estudia el mapa y planea cada minuto. Hasta hoy ha visitado 59 países y 500 ciudades. Las tres ciudades que más le han gustado som: Hong Kong, por su arquitectura; Las Vegas, por el parque de atracciones para adultos, y Tokio, por la gente y su arquitectura. “Pero el país que más me gusta es Tailandia, por sus playas, junglas, animales; para mí, es el más completo”, asegura.

A nivel internacional, sus principales competidores se encuentran en España y Alemania. Pero eso no parece importarle a este joven emprendedor, pues Alberto está enfocado en el mercado español y, especialmente, en los latinoamericanos, pues asegura que a comparación de sus competidores, Civitatis no ofrece 800 opciones, sino una cantidad de ofertas menor para que el cliente pueda elegir mejor. “No cantidad, calidad”, afirma.

Durante 2016, alrededor de 500,000 personas reservaron con Civitatis, lo que representó una venta de 17 millones de euros. Los precios que ofrece esta empresa van desde los free tours hasta los 400 o 500 dólares, aunque todo depende de la actividad. La media está en 100 euros para dos o tres personas. Algunos de los sitios preferidos por los viajeros son Nueva York, Londres, París y Madrid.

A inicios de 2017, Civitatis contaba con 70 destinos, pero hoy, casi al cierre de año, ya son 220. Él pronóstica que el turismo va a crecer, pues la gente cada vez viaja más y planifica más porque no quiere perderse de cosas ni de tiempo y, mucho menos, de alguna experiencia.

Aunque aún le falta mucho por crecer, Alberto está concentrado en conquistar a México y a Argentina. Civitatis, tan sólo en México cuenta con 35 mil usuarios y esperan llegar a 40 mil a finales de este año, pues la meta para el 2018 es cerrar con 100 mil o más.

Como parte de su estrategia para posicionarse como el mejor a nivel mundial, Alberto busca hacer alianzas con proveedores locales. “Prefiero trabajar más con proveedores locales porque es más fácil y brindan un mejor servicio que las grandes empresas”, explica.

Alberto nunca se imaginó formar parte del ecosistema emprendedor. Sin embargo, los únicos que sí lo notaban eran los mismos que querían que no lo hiciera: sus padres. “Dicen que yo siempre quería hacer negocio de todo. Hubo suerte y el mundo es infinito.”

La emprendedora que creó el 'LinkedIn' para artistas de cine, teatro y música