Consultoría

'Sí', la palabra que mata la productividad

Saber decir no es una habilidad que se puede y se debe entrenar.
'Sí', la palabra que mata la productividad
Crédito: Depositphotos
6 min read
Las opiniones expresadas por los colaboradores de Entrepreneur son personales.

Seguro que ya tienes en mente a esa persona que siempre dice que sí a todo lo que se le pide, aun cuando lo que le solicitan implica que se retrase en las actividades necesarias para el cumplimiento de su trabajo. Tal vez la persona que te vino a la cabeza, eres tú.

Este es un mal hábito que no reconoce género, edad, estatus, jerarquía, etcétera. Para poder cambiarlo, es necesario que primero comprendamos sus causas, y una vez que las tengamos más claras, podremos elaborar un plan con acciones sencillas para ir entrenándonos en la estupenda habilidad de saber decir que “no”, pero de forma constructiva.

No se trata de ser egoísta o ignorar las necesidades de los demás, sino de encontrar un equilibrio entre dos extremos igual de malos: el decir siempre que sí, y el decir siempre que no. Las actividades y derechos de los demás son tan importantes como los nuestros, y por eso, hay que intentar ser empáticos, razonables, y determinar en qué momentos debemos negarnos y en qué momentos hay que decir que sí, aceptando las necesidades de otros. Se trata de saber poner en primer lugar nuestras responsabilidades y compromisos, sin la intención de ignorar o perjudicar a nadie.

Tratando de entender de dónde surge este mal hábito, nos encontramos con que el ser humano ha aprendido a adaptarse y a tratar de ser aceptado por los demás como un medio de supervivencia. Desde niños aprendimos que ser complacientes nos beneficia. Complacer a los demás probablemente es el modo más común para manejar nuestro entorno.

Hablando de las organizaciones, saber decir que no, es una habilidad muy necesaria en la cotidianidad. Sabemos que en todas las áreas y niveles, siempre existe algún imprevisto que retrasa el cumplimiento de los planes de trabajo para lograr los objetivos; sin embargo, es imprescindible para no perder el rumbo, identificando a qué sí y a qué no le dedico tiempo y recursos. Además de los imprevistos como tal, en el camino surgen ideas buenísimas, que también es importante definir si vale la pena tomarlas en cuenta o no.

Hay ocasiones en las que no sabemos cómo decir que no. Nos sentimos comprometidos por tratarse de una idea muy atractiva; por el aprecio o respeto que le tenemos a quien nos hace la propuesta; o, incluso, porque proviene de nuestro cliente.

“Mantener el enfoque, implica decir que no a otros cientos de buenas ideas que hay”, Steve Jobs.

¿Qué hacemos generalmente en estas situaciones? Al no saber decir que no constructivamente, recurrimos a una serie de excusas. Hemos creído (de manera errónea) que al disfrazar nuestra negativa con excusas y disculpas, no seremos juzgados o cuestionados y contaremos con aprobación y aceptación, cosa que generalmente no sucede. Lo que sí logramos es emitir mensajes dobles que por un lado, distorsionan la verdad, y por otro, frecuentemente no son creíbles porque se nota a leguas que son excusas, que no sabemos cómo decir que no y que estamos dando largas. Esto puede molestar aún más, y no por la negativa en sí, sino por la falta de honestidad y claridad en lo que comunicamos.  

Ok, ya tenemos una comprensión más clara de lo que sucede, ahora, ¿cómo le hacemos para aprender a decir que no constructivamente?

Te comparto una serie de pasos sencillos que te ayudarán a aprender cómo decir que no, sin sentimiento de culpa, pero a la vez, con la seguridad de que la negativa tiene fundamentos benéficos, tanto para él, como para la organización:

  1. Asegúrate de comprender exactamente qué implicaciones tiene lo que se te está pidiendo. Si no estás seguro en el momento, siempre puedes pedir tiempo para pensarlo.
  2. Asegúrate de que la razón para decir “no”, no es falta de compromiso o inseguridad de realizar lo que se te pide, de ser así, afronta constructivamente la situación siendo honesto y pidiendo apoyo.
  3. Reconoce que el cumplimiento de tus compromisos agendados, la liberación de pendientes o tu plan de trabajo es igual de importante para lograr los objetivos establecidos.
  4. Responde sencilla y amablemente, normalmente decir “no”, nos pone algo nerviosos, para poder contestar clara y amablemente sigue estos pasos:
  5. Empieza agradeciendo o con un cumplido de acuerdo con la situación y utilizando el nombre de la persona.
  6. Di concretamente si puedes o no, o si tienes que checar antes y no tardes más de un día en contestar.
  7. Si quieres puedes explicar la razón por la cual no puedes.
  8. Para disminuir el efecto de decir “no”, puedes recomendar a alguien más que sí pudiera apoyar, o decir en qué momento sí podrías hacerlo, sugerir alguna otra alternativa o simplemente utilizar palabras que la animen.
  9. Cierra despidiéndote o cambiando el tema.
  10. Mantén una actitud sencilla y SONRÍE.


Para finalizar, no olvidemos un gran detalle: hay que aprender también a recibir las negativas por parte de los demás. Es necesario que reconozcamos, no sólo que los demás tienen el mismo derecho, sino que si queremos colaboradores y gestiones productivas, debemos difundir la política de respetar, en la medida de lo posible, los planes de trabajo establecidos para el logro de los objetivos de la organización.

Abusar de la palabra “sí”, puede significar decirle “no” al cumplimiento de los objetivos.

Keep Reading

Mexico Desconocido

Pan de muerto: los mejores lugares para probarlo en la CDMX (2018)

¡Llegó la hora de comer pan de muerto! Y estas panaderías y restaurantes son la mejor opción para degustar este clásico pan dulce tradicional de las celebraciones de Día de Muertos.
Nupcias Magazine

Damas coordinadas, ¿Misión imposible?

Conseguir el look chic y moderno de las damas que combinan, aún usando vestidos distintos, puede ser todo un reto. David’s Bridal nos comparte sus secretos.
Altonivel

Accionistas de Facebook ya no quieren a Zuckerberg en la cabeza

La propuesta señala que la falta de presidente y supervisión del directorio ha contribuido a que Facebook se haya "manejado mal"

More from Entrepreneur

Grow Your Business at Entrepreneur LIVE! Join us on Nov. 16 in Brooklyn, NY, to learn from legends like Danica Patrick and Maria Sharapova, pitch our editors, meet with investors, and potentially walk away with funding!
Register here

One-on-one online sessions with our experts can help you start a business, grow your business, build your brand, fundraise and more.
Book Your Session

Whether you are launching or growing a business, we have all the business tools you need to take your business to the next level, in one place.
Enroll Now

Latest on Entrepreneur

My Queue

There are no Videos in your queue.

Click on the Add to next to any video to save to your queue.

There are no Articles in your queue.

Click on the Add to next to any article to save to your queue.

There are no Podcasts in your queue.

Click on the Add to next to any podcast episode to save to your queue.

You're not following any authors.

Click the Follow button on any author page to keep up with the latest content from your favorite authors.