Historias Entrepreneur

La 'Frida Kahlo' sin cejas que nació de un negocio de medio tiempo

Tuti es una marca de muñecas de trapo elaboradas y decoradas a mano con extraordinarios diseños.
La 'Frida Kahlo' sin cejas que nació de un negocio de medio tiempo
Crédito: Cortesía Tuti
7 min read
Las opiniones expresadas por los colaboradores de Entrepreneur son personales.

Dudas sobre seguir, tropiezos, una mudanza fallida y una mala inversión son algunas de las cosas que tuvieron que pasar María Fernanda Escobar Limón y Ernesto Olivera Almanza para crear Tuti, una marca de muñecas de trapo elaboradas y decoradas a mano con extraordinarios diseños que incluyen a Frida Kahlo y sirenas.

Estos jóvenes emprendedores son esposos y estudiaron diseño gráfico en la Facultad de Estudios Superiores Acatlán de la UNAM.

La idea viene del gusto de Fernanda por hacer manualidades; ella buscaba algo propio pues la idea de trabajar para otros no le era suficiente. Así, en el año 2014, esta pareja emprendedora empieza a planear la marca que fue lanzada en junio de 2015.

Ella trabajaba aun para una editorial cuando la idea inició a tomar forma. “Estaba trabajando todavía, fue Ernesto el que me alentó a hacerlo y decidimos hacer las muñecas. Entonces, entre los dos hacíamos un ahorro de lo que nos sobraba de nuestras quincenas; lo íbamos guardando y lo íbamos invirtiendo y empezamos a hacer todo el planteamiento de la marca”, explica Fernanda a Entrepreneur es Español.

Foto: Cortesía Tuti

Durante los primeros meses, para darle forma a Tuti, ambos llegaban del trabajo y se dedicaban a su proyecto de 8:00 a 12:00 de la noche.

Fernanda explica que desde su época de estudiante le gustaba hacer manualidades que vendía entre sus conocidos; incluso tenía una página en Facebook a la que llamó “La Chacharita”, la cual se transformó más tarde en la página oficial de Tuti.

“Yo tenía una página de Facebook que se llamaba La Chacharita y en esa página tenía todas las cosas que hacía, libretas empastadas, muñecos tejidos, bordados, todo lo que me gustaba hacer lo tenía ahí y lo vendía entre amigos y familiares… él (Ernesto) la tomó y le cambió toda la imagen y la empezó a compartir entre sus amigos y los míos”, indica la diseñadora.

Una vez definido el proyecto resolvieron que se llamaría Tuti, que en lengua totonaca significa hermana menor. Decidieron que en lugar de comprar utilizarían la palabra adoptar e incluyeron un certificado de adopción y se fijaron una fecha de lanzamiento: junio de 2015.

Fernanda empleó el dinero de su reparto de utilidades para comprar una máquina de coser para poder hacer las muñecas. Gracias a que trabajó durante su época de estudiante en un taller de costura y con un diseñador de moda, tuvo los elementos suficientes para el diseño de las primeras piezas.

Fernanda recuerda que se pasó todo un fin de semana trabajando en las primeras cuatro muñecas, las cuales estuvieron listas para la fecha de lanzamiento. Las cuatro piezas fueron compradas por amigos de ellos. Eso generó un poco de incertidumbre a ella y su esposo, porque no sabían si las habían comprado porque realmente les gustaron o porque eran sus amigos, pues las primeras piezas, indica esta emprendedora, le parecían algo “tétricas”.

Foto: Cortesía Tuti

Dos semanas después del lanzamiento, Fernanda dejó su trabajo en la editorial para dedicarse de lleno a su proyecto.

Casi de inmediato fueron invitados a participar en un bazar organizado por México Diseña, una plataforma en internet dedicada a impulsar y promover producto de diseñadores mexicanos. Hicieron 13 muñecas y las vendieron en los tres días que duró el bazar.

En este evento encontraron a su primer cliente mayorista que les encargó 10 piezas para probar y desde entonces les sigue comprando estas encantadoras muñecas.

En ese mismo evento, esta joven y talentosa pareja fue ubicada por una caza talentos del museo Frida Kahlo que les solicitó 50 muñecas para entregar en 15 días. Este pedido fue el primer gran reto de estos emprendedores

“Querían 50 muñecas para dos semanas; pero como no tenía experiencia y estaba sola, pues me ayudaron mi hermana y mi mamá… Ernesto llegaba en las noches después de trabajar y también ayudaba, pero como no sabíamos trabajar en serie y no teníamos esa experiencia, pues nos pasamos casi dos semanas sin dormir para entregar sólo 6 piezas, las demás se quedaron a la mitad”, recuerda Fernanda.

Además de darles una prórroga para entregar las 50 piezas, el museo aceptó las Fridas sin cejas, ya que no sabían cómo ponérselas sin que las muñecas se vieran malvadas o perdieran la ternura. El museo tuvo a la venta durante un año las muñecas de Frida Kahlo sin ceja, hasta que estos emprendedores lograron una técnica para ponérselas. Hoy, Frida es su muñeca más vendida.

En enero de 2016, Ernesto recibió una oferta de trabajo en Cancún y decidieron irse a probar suerte. Y aunque el nuevo empleo de Ernesto era bueno, el apego de Fernanda a su familia y el alto costo que tenía mantener Tuti desde allá los hizo regresar en agosto del mismo año a la Ciudad de México.

Debido a que no era fácil encontrar los materiales para fabricar las muñecas en esa zona del país, los padres de Fernanda los compraban en la Ciudad de México y los enviaban por paquetería, luego ella remitía las muñecas terminadas a su hermana -también por paquetería-, quien se encargaba de entregarlas. Esta situación hizo compleja la operación de la marca, lo que los llevó a pensar por un momento en desistir.

Ya de regreso en la Ciudad de México, el siguiente paso lo dio Ernesto, quien postuló a Tuti para una campaña de crowdfunding en Kickstarter. Fue uno de los 50 proyectos emprendedores que esta plataforma internacional de fondeo colectivo eligió para hacer su lanzamiento en México.

Foto: Cortesía Tuti

Lograron su objetivo de fondeo con lo que decidieron rentar una oficina y taller en la colonia Portales y contratar a una o dos personas. Pero este plan no les función y tuvieron que dar marcha atrás para poder subsistir. Las ventas no eran suficientes para cubrir los gastos de operación y regresaron a su casa a trabajar.

A pesar de este tropiezo, ahora trabajan en nuevos modelos de muñecas y en mejorar la producción en serie; además buscan nuevos canales de venta. Cuentan con servicio de e-comer en su página y también venden en Kichink y en sus redes sociales, además de mantener al museo Frida Kahlo como uno de sus clientes principales.

Las dificultades los han hecho pensar en desistir, sin embargo, no lo han hecho y en este año su perspectiva es diferente. “Este es el primer año que no dudamos en seguir adelante con este proyecto”, asegura Fernanda.

 

Keep Reading

Mexico Desconocido

5 lugares para ir a bailar en la CDMX

Un gran plan de viernes por la noche es salir a bailar. Ya sea en pareja, con amigos o contigo mismo y tus ganas de ligar, visita estos lugares que elegimos para ti y haz realidad el refrán: “lo bailado nadie te lo quita”.
Nupcias Magazine

5 consejos de un fotógrafo de bodas

Un experto nos cuenta los detalles a cuidar para que recuerdes tu enlace con las mejores imágenes posibles.
Cine Premiere

Batman El caballero de la noche, ¿por qué es un clásico?

Con motivo del 10º aniversario del estreno de El caballero de la noche, te dejamos algunos puntos que hacen de esta, una de las mejores películas de superhéroes del siglo.
Altonivel

El llanto de Elon Musk derrumba las acciones de Tesla

Los papeles de Tesla sufrieron su mayor caída diaria en dos años porque Wall Street cuestionó la capacidad de Musk.
My Queue

There are no Videos in your queue.

Click on the Add to next to any video to save to your queue.

There are no Articles in your queue.

Click on the Add to next to any article to save to your queue.

There are no Podcasts in your queue.

Click on the Add to next to any podcast episode to save to your queue.

You're not following any authors.

Click the Follow button on any author page to keep up with the latest content from your favorite authors.

15 consejos para convertir tu pasión en negocio al estilo 'Pequeño Cerdo Capitalista'