My Queue

There are no Videos in your queue.

Click on the Add to next to any video to save to your queue.

There are no Articles in your queue.

Click on the Add to next to any article to save to your queue.

There are no Podcasts in your queue.

Click on the Add to next to any podcast episode to save to your queue.

You're not following any authors.

Click the Follow button on any author page to keep up with the latest content from your favorite authors.

Influencers

El hotelero que expuso a una influencer ahora la defiende

Las reacciones en Internet pueden ser despiadadas, sin importar cuán buenas sean tus intenciones.
El hotelero que expuso a una influencer ahora la defiende
Crédito: White Moose Media | YouTube
Entrepreneur Staff
5 min read

A pesar de haber aprovechado el #BloggerGate todo lo que ha sido posible, Paul Stenson no quiere que el argumento que ha hecho sobre los influencers que exigen cosas gratis provoque el bullying de la youtubera que lo generó.

A principios de este mes, una publicación en Facebook de Stenson en la página de una de sus empresas, el White Moose Café, se volvió viral. Esta publicación inicial contenía una captura de pantalla de un correo electrónico de una influencer de redes sociales que lo había contactado pidiendo una estadía gratis a cambio de una reseña en la web. Stenson publicó la captura de pantalla junto con un texto donde que rechazaba la solicitud y decía que era ofensivo que los bloggers piensen que tienen derecho a obsequios a cambio de la publicidad que ofrecen.

Mientras Stenson no mostró el nombre de la influencer en su captura de pantalla, pero Darby Ella publicó ella misma un video de 17 minutos de YouTube donde decía que el hotelero la había “quemado”.

Stenson no se detuvo. Continuó publicando discursos adicionales en Facebook y Twitter en los que dijo que había impreso una factura de por 6.5 millones de dólares para Darby (de nuevo, sin nombrarla directamente) en base a cálculos de una firma en Dublín sobre el valor de la publicidad generada por el incidente.

También hizo camisetas basadas en su experiencia con la influencer “anónima”.

“En un momento de mal juicio caduco, asumí que una bloggera inglesa particular de 22 años -quien permanecerá anónima- estaba en condiciones de pagar por su estadía en el hotel. Y puedo decir que ha ganado un millón de dólares en dinero en publicidad y eso nos costó a los dos exactamente cero euros”, dice Stenson en un video. “Me gustaría disculparme por esto. No debí haber atacado a una youtubera e instagrammera tan prominente, especialmente una que impulsó solita las ventas del Universal Studio de Orlando”.

El hotelero siguió sus comentarios ofreciendo una “estadía en su local a una tarifa reducida en las fechas solicitadas” a la influencer.

A pesar de este tono mezquino, Stenson hizo una distinción importante en Twitter en los días siguientes. Pese a que ha utilizado las acciones de #BloggerGate como un vehículo para la publicidad, Stenson hace hincapié en que él explícitamente no mencionó a la influencer por su nombre.  Resaltó la diferencia entre llamar la atención a toda la comunidad de bloggeros y atacar a Darby con mensajes hirientes.

 A medida que las redes sociales continúen impulsando la economía de los influencers, los emprendedores deben notar de esta distinción. Si bien puede parecer que un individuo no es lo suficientemente destacado como para justificar la recepción de bienes y servicios complementarios a cambio de videos y publicaciones en sus cuentas, debes tener cuidado con el poder y el alcance de las redes sociales. Como Darby y Stenson aprendieron, incluso las interacciones comerciales pueden extenderse como un reguero de pólvora, dando la bienvenida al tribunal de la opinión pública para juzgar las intenciones de ambas partes.

Los influencers deben ser conscientes de los riesgos de presentarse a sí mismos con este tipo de solicitudes, y los propietarios y marcas comerciales deben pensar cuidadosamente sobre cómo responder.

Manteniéndose firme en sus principios, Stenson también tuiteó que no cree que los influencers deban obtener obsequios por lástima solo porque sus sentimientos se ven perjudicados por el castigo.

Este es el poderoso video con el que Logan Paul se disculpa