My Queue

There are no Videos in your queue.

Click on the Add to next to any video to save to your queue.

There are no Articles in your queue.

Click on the Add to next to any article to save to your queue.

There are no Podcasts in your queue.

Click on the Add to next to any podcast episode to save to your queue.

You're not following any authors.

Click the Follow button on any author page to keep up with the latest content from your favorite authors.

Mujeres emprendedoras

Estas son las razones por las que fracasan las emprendedoras de bajos recursos

El principal factor de fracaso empresarial para las mujeres es la falta de una corresponsabilidad familiar efectiva, según detectaron en una investigación de The Failure Institute y Pro Mujer.
Estas son las razones por las que fracasan las emprendedoras de bajos recursos
Crédito: Depositphotos
Entrepreneur Staff
4 min read

Tras un año de investigación, el Failure Institute y Pro Mujer presentaron el reporte Mujeres emprendedoras de bajos ingresos: Fracaso y empoderamiento enfocado en la zona Metropolitana del Valle de México. Este estudio toma en cuenta la experiencia de más de 190 mujeres emprendedoras quienes han tenido al menos un negocio que fracasó.

El estudio analiza las condiciones y características de la zona Metropolitana del Valle de México para entender por qué fracasan los negocios de dicha población en esta área.  La meta es generar evidencia y datos para que el gobierno, los emprendedores, la sociedad y la academia tomen decisiones informadas para apoyar e impulsar el desarrollo social y la equidad de género.

La investigación arrojó cuatro causas principales del fracaso experimentado por estas emprendedoras: (1) las responsabilidades en el hogar y cuidado de los niños; (2), el impacto de la reubicación en emprendedoras con redes limitadas; (3), la incapacidad para manejar el crédito dado a sus clientes; (4) y las finanzas y la planeación estratégica.

La información recabada puede ser consultada en el sitio. Algunas cifras que surgieron tras la investigación son:

  • El 71% de las mujeres participantes no completaron sus estudios
  • El 88% de los negocios no fueron constituidos legalmente.
  • El 41% de las mujeres inician su negocio con al menos un socio; de ese total el 65% de los socios son familiares.
  • El 41% de las emprendedoras dejó de operar en la etapa inicial, cuando los productos y servicios están listos para comercializarse y se tienen los primeros clientes.

Resiliencia y empoderamiento

“En el núcleo de los hallazgos de nuestra investigación, los datos respaldan lo que siempre hemos sabido: las mujeres micro-empresarias son extraordinariamente resilientes a pesar de los obstáculos a los que se enfrentan día con día”, dijo María Cavalcanti, CEO de Pro Mujer.

Si bien, el fracaso de un negocio es un proceso difícil para la economía de un hogar, las mujeres de este grupo mantienen su deseo por seguir aportando al ingreso familiar, mejorar su calidad de vida y satisfacer las necesidades del hogar y la familia, ya sea trabajando para alguien más (54.11%), buscando un nuevo negocio que se adapte a sus necesidades (19.86%) o, instruyéndose para mejorar sus capacidades emprendedoras (4.11%). El nivel de resiliencia y adaptabilidad dentro de esta población está marcado por su voluntad y convicción de seguir avanzando.

“Con una posición única para llenar vacíos críticos de datos de género en América Latina, Pro Mujer capitalizará los hallazgos obtenidos de este informe para brindar a los tomadores de decisiones evidencia más oportuna y clara en el diseño de programas e intervenciones que se están trabajando para acelerar el progreso de mujeres y niñas”, dijo María Cavalcanti. “En Pro Mujer, damos prioridad a comprender y destacar el lado humano de los delicados problemas que abordamos; desde la inclusión financiera, hasta la salud y la igualdad de género.

Gracias a nuestra alianza con el Failure Institute, los hallazgos de este reporte permitirán a Pro Mujer construir una plataforma más sólida con ofertas mejoradas para satisfacer las necesidades cambiantes de estas mujeres. En última instancia, los datos recopilados en este informe nos ayudarán a llegar a millones de mujeres más en América Latina”

¿Por qué estudiar el emprendimiento a la luz del fracaso?

Cuando se habla de negocios y emprendimiento, la investigación y el análisis suele concentrarse en los casos de éxito, desestimando el valor informativo que pueden aportar los negocios que han fracasado, aun cuando un nuevo emprendimiento tiene más probabilidades de fracasar que de tener éxito. En México, el 75% de los negocios cierra después de cumplir dos años de operaciones (INEGI, 2013).

Las opiniones expresadas por los colaboradores de Entrepreneur son personales.

Triunfo femenino en la industria de la belleza