My Queue

There are no Videos in your queue.

Click on the Add to next to any video to save to your queue.

There are no Articles in your queue.

Click on the Add to next to any article to save to your queue.

There are no Podcasts in your queue.

Click on the Add to next to any podcast episode to save to your queue.

You're not following any authors.

Click the Follow button on any author page to keep up with the latest content from your favorite authors.

Arma tu empresa

Deja de llamarte 'CEO' y muéstrale a la gente lo que haces

Olvídate de los títulos elegantes. En resumen, eres lo que tu empresa hace.
Deja de llamarte 'CEO' y muéstrale a la gente lo que haces
Crédito: Gary Burchell | Getty Images
Contributor
4 min read

J.D. Wetherspoon es bien conocido en el Reino Unido por manejar más de 890 pubs, así como por una cadena de bares exclusivos y hoteles boutique. La firma, fundada en 1979 por Tim Martin, recauda unos 2.2 mil millones de dólares al año y emplea a más de 37,000 personas. Martin se enorgullece de visitar entre 10 y 20 de sus establecimientos cada semana. Toma nota del personal, los cubiertos, la calidad de los alimentos y, por supuesto, la cerveza. Ah, y consume de dos a cuatro pintas casi todos los días.

El título oficial de Martin en Wetherspoon, que es una compañía pública, es presidente y fundador. Pero, no te atrevas a llamarlo así. "Soy un publicano", dijo en una reciente entrevista con la BBC. "Mi vida cotidiana es manejar pubs".

¿Qué dices cuando las personas te preguntan qué haces para ganarte la vida? ¿Eres dueño de un pequeño negocio? ¿Un emprendedor? ¿O haces lo que muchos y te llamas a ti mismo "CEO"? No te lo creas. No eres ninguna de esas cosas. Esos son solo títulos, hechos para hacer que la gente se sienta más importante. Esto no es lo que realmente haces.

Mejor, piensa en lo que hace tu negocio. Si tu empresa ofrece servicios de paisajismo, lo que realmente haces es crear hermosos jardines. Si distribuye tubería a las compañías de energía, entonces realmente estás ayudando a clientes de la industria petrolera a ser más eficientes. Si tu tienda vende café, entonces eres vendedor de café y si tu tienda vende ropa interior masculina, entonces vendes ropa interior masculina.

¿Yo? Mi título puede ser presidente del Grupo Marks, pero eso no es lo que soy y eso no es lo que hago. Cuando la gente me pregunta qué hago, digo que vendo tecnologías que ayudan a nuestros clientes a vender y comercializar sus productos.

Para mí, cuando alguien dice que es un “CEO” pierde credibilidad. Es como si el título se usara para impresionar a otras personas. Cuando comienzas un negocio, es muy fácil darte el título que quieras (me parece gracioso -si no un poco triste- cuando un tipo que reproduce productos industriales desde su oficina en casa se refiere a sí mismo como “CEO”).

Por supuesto, los títulos son útiles en el mundo corporativo. Los necesitas cuando completas un formulario o entrega suna tarjeta de presentación. Pero un título no es lo que haces. La filosofía empresarial de Martin es que vas a cambiar el mundo, pero debes estár listo para que sea un poquito mejor. Eso es lo que realmente haces.

Ayudas a otras personas. Eres directamente responsable de fabricar y vender cosas que usan las personas para mejorar sus vidas. Si eres un empleado, contribuye scon una organización que fabrica y vende cosas que utilizan las personas para mejorar sus vidas. Si tu empresa vende tubos o empaques aburridos o equipos agrícolas a otras empresas, tus productos están ayudando a esas empresas a crear cosas que, en última instancia, son utilizadas por las personas para mejorar sus vidas.

No descartes esto. Cada negocio es importante, cada emprendimiento hace una contribución. Cada pyme está haciendo que, de alguna manera pequeña, el mundo sea un poquito mejor.

Así que la próxima vez que alguien te pregunte qué haces, por el amor de Dios nunca, nunca digas que eres un CEO o un presidente, y definitivamente no te llames "propietario de una pequeña empresa" o incluso - ugh - an "empresario”. Tú no eres eso. Al final, eres lo que hace tu empresa. No todos tenemos la suerte de llamarnos publicanos y tomar algunas cervezas todos los días como parte de nuestros trabajos. Pero, hacemos nuestras contribuciones de otras maneras y así es como siempre debemos identificarnos.

El primer año de tu negocio se trata básicamente de sobrevivir