My Queue

There are no Videos in your queue.

Click on the Add to next to any video to save to your queue.

There are no Articles in your queue.

Click on the Add to next to any article to save to your queue.

There are no Podcasts in your queue.

Click on the Add to next to any podcast episode to save to your queue.

You're not following any authors.

Click the Follow button on any author page to keep up with the latest content from your favorite authors.

Medios Disruptivos

Los tres argentinos que conectaron las series televisivas con una historia de éxito

En tan sólo dos años, el sitio especializado en contenido de entretenimiento alcanzó un crecimiento del 200%.
Los tres argentinos que conectaron las series televisivas con una historia de éxito
Crédito: Cortesía It's Spoiler Time
6 min read

Si hacer del vicio una virtud fuera sencillo, muchos vivirían de jugar videojuegos, de beber cantidades insalubres de cerveza, de comer alitas o de ver Netflix todo el día.

De ahí que Andrés Medina pueda ser considerado un espécimen raro.

Medina es el creador de SpoilerTime.com, el sitio especializado en series televisivas de mayor éxito en el espectro digital latinoamericano.

“A mediados de 2015, me asocié con Alejandro Sena, para generar en conjunto una idea de portal de contenido, pero no sabíamos qué hacer. Revisamos algunos temas, hasta que me dijo: ‘vamos a hacer un sitio de spoilers de series’”, evoca Medina.

La idea surgió en un momento en el que los seriales, las televisiones inteligentes y las plataformas de streaming obligaban a tomarla en serio.

“No había nadie en la región que se especializara en eso. Al final, no se trató de spoilear los contenidos, sino de abordar las series en tiempo real, comentarlas, generar contenidos y artículos interesantes de series que estaban en boga o de las que se seguía hablando mucho, como Breaking Bad”, cuenta el creativo.

En ese momento se unió Fernando Lozano, el tercer argentino que le faltaba al equipo para arrancar una campaña goleadora: Sena, con un perfil más técnico y de desarrollo, es el orquestador de la plataforma; Lozano, quien cuenta con el expertise de la redacción, le brinda limpieza y orden a los contenidos, mientras que Medina es el cerebro de las redes sociales y las relaciones públicas.

It’s Spoiler Time cortó el listón el 1 de octubre de 2015, tras una breve campaña en redes sociales y un stock de contenido que rápidamente atrajo a los primeros lectores.

“Empezamos a invertir en pauta, en buscar likes en Facebook, que desde el principio se convirtió en el principal canal para llevar tráfico a la página. A los seis meses vendimos nuestra primera campaña de contenido y empezamos a trabajar con Canal Sony y AXN”, dice Medina.

Del contenido patrocinado siguió el interés de las marcas en invertir en los videos y lives que realiza el sitio a través de su fanpage de Facebook.

El ocio que se dosifica en capítulos de 25 y 50 minutos también esconde un potencial de negocio inédito.

Un ejemplo rápido es Netflix, que durante 2017 alcanzó un valor de mercado de 100 mil millones de dólares y llegó a los 117 millones de suscriptores en el mundo, cifras que se han visto impulsadas, principalmente, por sus contenidos originales en series.

“Al poco tiempo nos dimos cuenta de que íbamos bien, a la gente le gusta que le recomienden qué ver, qué serie maratonear. Posteriormente, empezamos a profesionalizar el sitio, se sumó gente –tenemos más de 30 colaboradores--, community managers e influencers haciendo videos”, explica el socio fundador.

Medina calcula que el durante 2017 se produjeron hasta cuatro veces más series que hace cinco años, lo cual es sólo un reflejo del panorama que vive la industria televisiva, la cual ha mudado su masificación a los contenidos bajo demanda y, con ello, dejó atrás a la televisión abierta.

El proyecto de estos tres argentinos encuentra su valor en la visión de un mercado que estaba en pleno apogeo y para el cual no se había generado un medio de comunicación a la medida.

It’s Spoiler Time reportó un crecimiento de un 200% en su segundo año, al pasar de 2 millones a 4 millones de visitas, de acuerdo con el mismo sitio; asimismo, suma a la fecha más de 321 mil seguidores en sus redes sociales y más de 5 millones de usuarios alcanzados en Facebook.

La apuesta por un proyecto editorial en un momento en el que se habla de crisis para los medios, es, en sí misma, una actitud digna de calificativos que van desde locura hasta valentía.

Medina comparte los cinco factores que considera que han llevado a It’s Spoiler Time por el camino del éxito y que han conseguido que el sitio, en tan sólo dos años, se robe el show.

Equipo confiable: Es muy complicado llevar a cabo una idea editorial completamente solo, porque una sola mente no es capaz de crear todo el ensamble que se requiere. “El primer consejo es juntarse con la gente que tenga no las mismas ideas, sino las mismas ganas de hacer. Que no sea una multitud tampoco, porque será más difícil llegar a acuerdos, pero sí las tres o cuatro personas con las que se sientan cómodos trabajando”, aconseja Medina.

Originalidad: “Hay que tener claro de qué se va a hablar y no repetir lo que hacen los demás”, advierte el experto. Lo importante es encontrar el mensaje o las temáticas que marquen la diferencia y no abordar las historias de la forma en la que uno o varios medios ya lo hacen.

Inversión: Para levantar el sitio, la inversión llegó, en un inicio, de los tres socios. “Para que funcione como negocio, hay que invertir y empezar a revisar cuáles son los contenidos más exitosos, para que, de esa forma, llegue a funcionar rápidamente y se llegue a ver un retorno de inversión en algún momento”, asegura.

Paciencia: Ningún sitio de contenido produce oro y menos de forma rápida. “No hay que desesperarse: lleva uno o dos años empezar a ver resultados y, además, hay mucha competencia. La clave está en trabajar el contenido y, con el tiempo, las marcas empezarán a interesarse y generarán mejores ingresos”, augura el especialista.

Apalancarse en las redes sociales: No todos los medios tienen buenos resultados en Facebook, pero todos deben de tener alguna red social con buenos resultados. “Hay que ver dónde está el público que más comenta o interactúa. En nuestro caso, Facebook es nuestro fuerte, pero habrá algunos a los que les funcione mejor Instagram o Youtube”, concluye Medina.

Por qué Lacoste reemplazó sus icónicos cocodrilos en sus nuevas polos