My Queue

There are no Videos in your queue.

Click on the Add to next to any video to save to your queue.

There are no Articles in your queue.

Click on the Add to next to any article to save to your queue.

There are no Podcasts in your queue.

Click on the Add to next to any podcast episode to save to your queue.

You're not following any authors.

Click the Follow button on any author page to keep up with the latest content from your favorite authors.

Renunciar

5 historias sobre renuncias y lo que puede aprender de ellas

Como en todo, hay que saber despedirse con clase para mantener intactas tu reputación y tu red profesional.
5 historias sobre renuncias y lo que puede aprender de ellas
Crédito: Depositphotos.com
6 min read
This story originally appeared on Glassdoor

Por Shea Drake

Conseguir un nuevo trabajo es emocionante. Significa un nuevo ambiente, colegas y responsabilidades. Pero también puede ser algo aterrador porque ahora debes presentar tu renuncia en tu empleo actual, una situación donde puede ocurrir lo inesperado.

Aprende de estas historias de renuncias para que puedas mantener intactas tu reputación y tu red profesional cuando te toque cambiar de empleo. 

1. Prepárate para el peor de los casos

Casi cualquier cosa podría suceder una vez que entregues tu renuncia. Karelyn Lambert, que actualmente trabaja por cuenta propia como asistente virtual ejecutiva a través de oDesk (Upwork Global Inc.), dice que siguió las reglas. Entregó su carta de renuncia profesional dos semanas antes de dejar su trabajo, solo para que su supervisor le dijera en ese mismo momento "Hoy es tu último día" y le pidiera dejar las instalaciones. Karelyn se sintió consternada por la reacción del gerente, pero logró salir del lugar de trabajo sin decir algo de lo que se pudiera haber arrepentido.

Consejo: En lugar de pretender que el peor de los casos no sucederá, admite que es enteramente posible que recibas una respuesta no muy grata a tu renuncia. Piensa en las posibles reacciones de tu jefe y sé específico sobre ellas. ¿Podrían expulsarte de las instalaciones sin pago? ¿Te podría cargar con tareas adicionales y plazos imposibles en los días que te quedan antes de irte? Después de terminar este análisis, planifica tu respuesta. Decidir cómo hablarás y actuarás en privado te ayudará a evitar caer en escenas que podrían quemar puentes necesarios para tu carrera futura.

2. Decide qué quieres y mantente firme

Si bien es posible que tu jefe llame a seguridad para que te escolte a la puerta, también puede ser que intente convencerte para que te quedes en la empresa. Kevin Huhn, fundador de Be Your Best Today, experimentó lo último. "Cuando entregué mi renuncia después de trabajar en una compañía por tres años, recibí una llamada del presidente. Me ofreció un aumento del 20% en mi salario a cambio de quedarme”, dijo Kevin. Rechazó la oferta, pero dijo que la propuesta le dejó una buena sensación sobre la empresa en la que trabajó y aumentó su ego.

Consejo: Algunos empleadores intentarán mantenerte con incentivos. Si te gusta tu trabajo actual, es completamente válido quedarse. Pero ten cuidado. No permitas que las posibles recompensas te nublen la vista. Elegiste irte a un nuevo empleo por una razón. Si crees que tu jefe podría tentarte para que permanezcas en la compañía, escribe una lista de los pros y los contras de quedarse y de marcharse. Saber lo que quieres te ayudará a tomar y respaldar tu decisión final.

3. Trabaja duro, no importa qué

A veces, sin importar qué tan fuerte sea tu ética de trabajo, encontrarás hostilidad y negatividad al entregar tu carta de renuncia. Un empleador, que prefiere permanecer en el anonimato, explica la reacción desde el punto de vista del jefe. Ella dice que la gran mayoría de los empleados "va en modo fantasma" a la oficina después de renunciar.

Continuó explicando que una vez que un empleado anuncia que se va, está, para todos los efectos, como "desaparecido". Asistirán a la oficina llegando tarde, haciendo una cantidad mínima de trabajo, extendiendo sus horas de almuerzo y saliendo temprano. Una vez que renuncian, no están allí para hacer la vida más fácil para el resto del equipo. Están allí por las dos semanas de pago que les quedan y ya.

Consejo: Sus palabras suenan brutales. Sin embargo, las personas que intentan cambiar de trabajo experimentan esta perspectiva de su empleador con bastante frecuencia. Lo mejor que puedes hacer para evitar esta reacción es continuar dando el 100% de tu esfuerzo los días que te queden en la oficina. No des pie a que tu nombre quede manchado. 

4. Espera emociones fuertes

Tu renuncia provocará emociones fuertes, como en el caso de Adrianne Harris. Ella aprendió el impacto que como educadora había tenido en sus estudiantes y compañeros de trabajo en medio de lágrimas y risas. "Todos estaban genuinamente felices por mí por el empleo nuevo, pero más que eso, todos me elogiaron por el trabajo bien hecho que dessarrollé con ellos".

Consejo: Si has estado en una empresa por un tiempo o simplemente te has hecho indispensable, espera muchas emociones fuertes con tu despedida. También considera tu disposición para recibir abrazos, lágrimas, deseos y fiestas, y prepárate para recibirlos.  

5. Anticipa reacciones mixtas

Algunas personas que renuncian han experimentado reacciones mixtas en lugar de emociones positivas fuertes. Al menos, eso es lo que descubrió Amanda Austin, fundadora y presidenta de Little Shop of Miniatures. Ella optó por dejar lo que podría llamarse un trabajo "cómodo" para seguir su pasión por las miniaturas de casas de muñecas. Cuando sus compañeros de trabajo se enteraron de sus planes, un grupo reaccionó con "sorpresa mezclada con desdén". El otro grupo "expresó su apoyo y admiración”.

Consejo: Nunca se sabe cómo responderán las personas a las noticias, pero puedes esperar que hagan preguntas. Prepara tus respuestas con anticipación para no decir más de lo que deberías.  

Es posible que no estés listo para dejar tu trabajo actual. Sin embargo, llegará un día en que sea hora de pasar a otra oportunidad. Prepárate con los consejos compartidos aquí.

7 señales del cuerpo y la mente para que cambies de empleo