Vida emprendedora

Así puedes recobrar la confianza en ti mismo

Ser positivo no es fácil cuando tienes una carga de problemas que te abruman y a los que no ves salida, pero esto no quiere decir que todo está perdido.
Así puedes recobrar la confianza en ti mismo
Crédito: Depositphotos.com
26 min read
Las opiniones expresadas por los colaboradores de Entrepreneur son personales.

Pasar por un momento difícil es terrible, no sólo por las consecuencias lógicas que puede traer esa complicación, sino porque es posible que haga mella en la auto-percepción, en la autoestima, en el ímpetu para seguir avanzando hacia el objetivo trazado. En estos casos todo el mundo te recomendará mantener una actitud positiva, sonreírle a la vida, ver el lado bueno de las cosas y eso suena muy bien en teoría, pero realmente hay situaciones que sencillamente no te permiten tener una actitud que te permita seguir creciendo y aprendiendo. Ser positivo no es fácil cuando tienes una carga de problemas que te abruman y a los que no ves salida, pero esto no quiere decir que todo está perdido. Es posible recobrar la fe en nosotros mismos. ¡No te rindas! Aún hay esperanza.

Eso que sientes es normal

Hay momentos de la vida en los que la única salida parece abandonarlo todo, dejar todo de lado, simplemente renunciar. Cansarse de seguir intentando algo es completamente normal, sobre todo cuando las circunstancias parecen empujarte al fracaso de forma certera e incesante. Es normal sentir que nada funciona, que ningún esfuerzo es suficiente y que no puedes cambiar tus circunstancias, sin embargo, este es el momento en el que se necesita llenarse de fe y confianza en uno mismo para sobrellevar cualquier complicación, es allí donde reside el verdadero valor y la fortaleza.

Desde nuestra infancia nos han enseñado que es imprescindible permanecer estoicos e impasibles ante las vicisitudes de la vida. Los hombres no lloran, nadie quiere a las mujeres que se quejan. Nos enseñan que la fuerza y la valentía son sinónimos de ser arriesgados, confiados y perfectamente compuestos. Nada más alejado de la realidad, pues estas características salen a relucir únicamente frente al temor, a la debilidad y el deseo de desistir. No puedes llamarte valiente si nunca has sentido miedo, porque el valor es precisamente sobreponerse a esa emoción. Está bien llorar, sentirse derrotados, enojarse, estar tristes. Y es que, si tienes miedo, si estás cansado, si sientes deseos de huir, entonces (aunque no lo creas) vas por buen camino.

Reconoce el valor de TODAS tus emociones

Pasamos la vida rechazando esas emociones que consideramos negativas, como la tristeza, la rabia, el cansancio, de hecho, nos decimos a nosotros mismos que somos débiles e inadecuados si las sentimos cuando la verdad es que son emociones imprescindibles para dar el primer paso hacia el éxito, pues son síntomas de la necesidad de cambio. Nadie transforma su vida desde la alegría, si estás feliz no sientes la necesidad de moverte y evolucionar, todo lo contrario, deseas quedarte así para siempre.

Desde esta perspectiva el primer paso para recobrar la fe en ti mismo, para sobreponerte a la adversidad no es pelear con tus emociones, sino aceptarlas, entenderlas, analizarlas. ¿Qué te hace sentir triste? ¿estás cansado? ¿Qué te hace enojar? ¿Desde cuándo te sientes así? Es importante entender de dónde viene todo, pues este tipo de emociones son como el dolor físico: sirven como un sistema de alarma para indicarte con algo de precisión el área que tiene problemas y que debes tratar. Dedica tiempo para escucharte, para analizarte, puedes hacer descubrimientos impresionantes, por ejemplo, a lo mejor tu relación sentimental no es tan estresante o terrible como parece, sino que estás vertiendo en tu pareja las frustraciones laborales

¿De dónde viene todo esto?

Dentro de nosotros, en nuestra mente, hay una vocecita que pareciera que nunca hace silencio y que suele ponerse especialmente parlanchina en esos momentos más duros. Esa voz suele recordarnos cosas terribles, puede decirte que eres inútil, incapaz, que no sirves y mucho más. Son creencias negativas acerca de ti mismo que te has construido a lo largo de los años, que comenzaste a recopilar en tu niñez y que has alimentado todo este tiempo. Es como si cada cosa que no saliera de una forma determinada o perfecta sirviera únicamente para darle la razón a esa creencia.

 

Las creencias negativas subconscientes te anclan al fracaso, predicen tus resultados incluso antes de abordar una tarea. Algo tan simple como que un adulto te dijo cuando eras niño que eras demasiado torpe para bailar puede ser suficiente para que tú nunca te hayas permitido ir a una fiesta a disfrutar en la pista de baile; y así puede ocurrir con otros aspectos de tu vida, frenándote, quitándote la posibilidad de arriesgarte y triunfar. La buena noticia es que estas creencias no son más que una idea y las ideas pueden transformarse con un poco de trabajo. Eres un adulto inteligente, capaz, que no necesita que viejas creencias sigan dominando su vida. Es el momento para reclamar el poder sobre tu propia existencia, para decretar que vas a cambiar y que tienes la capacidad y voluntad para hacerlo. Lucha, porque lo vas a lograr.

Recuperando el poder

Para recobrar la confianza en ti mismo, en tus capacidades, debes reconocerte como el verdadero soberano de tu vida y de tu mente, despojando del poder que otorgaste a esas ideas negativas sembradas por otras personas, debes hacerlo de forma consciente y real. Hay quienes usan trabajos de afirmaciones y meditación guiada, pero desde mi perspectiva hay un par de ejercicios sencillos que puedes hacer para re-conocerte, para re-encontrarte con tu propio valor.

El primer ejercicio es agradecer. Cada vez que me encuentro con la vocecita diciendo cosas terribles en mi cabeza, comienzo a hacer una lista de las cosas que debo agradecer, incluyendo mis capacidades y talentos. Por ejemplo, si la voz me dice que soy torpe y no puedo bailar, agradezco tener brazos y piernas que me permiten caminar y sostenerme si me caigo.

El segundo ejercicio es mucho más práctico, pero también un poco más exigente, pero sé que lo vas a lograr: se trata de reconocer qué es eso que te asusta, que la voz te dice que no puedes lograr e ir a hacerlo; aun cuando sepas que vas a fracasar o que será difícil. Este es el paso más importante, no sólo porque te enfrentará a tu temor, sino porque vas a desmentir completamente esas ideas negativas subconscientes. Puede parecer imposible, pero persiste y lo lograrás, Comienza con cosas pequeñas y ve escalando.

A veces el temor es mayor a la experiencia, una vez que pasas por ella te das cuenta de que no era para tanto, habrás enfrentado tu temor y eso inmediatamente tendrá repercusiones positivas en tu autoestima y auto-percepción. Hay un sentido de logro, de superación, que es sencillamente maravilloso. Como si fuera poco, aprenderás una gran lección: no tienes que ser perfecto y está bien equivocarse mientras aprendes. Entenderás que debes y puedes ser más compasivo contigo mismo.

Nos exigimos demasiado, nos pasamos la vida tratando de ser perfectos y nos castigamos cuando no lo logramos, cuando la realidad admite un margen de error mayor, cuando no es imprescindible ser el mejor en todo lo que hacemos. Está bien ser un bailarín mediocre, un cocinero terrible y no poder hacer un cálculo largo sin calculadora; todas esas son habilidades que (si se quiere) es posible aprender y mejorar y si no lo logras, no pasa nada. El único aspecto en el que debes ser mejor y mejor cada día es el humano: ser una buena persona, íntegra, honesta, con deseos de aprender y seguir creciendo.

Cuando logres aprender que eso es lo que realmente importa, lograrás pensar de forma positiva sin obligarte, sin hacer mayor esfuerzo, porque estarás concentrado en agradecer eso que tienes y que eres, eso que te rodea y pone color a tu existencia. Eso que llaman fracaso se transforma en oportunidades para seguir creciendo, y cada segundo que vivas plenamente, aceptando quien eres y cómo eres, se convertirá en el terreno fértil donde la fe en ti mismo crecerá, acompañándote en cada etapa de tus procesos. Confía en ti, lo vas a lograr.

Estrategias para crear Confianza. Propuestas en el ámbito de la Psicología

Si quieres profundizar aún más en el tema y conocer más estrategias que pueden ayudarte, te propongo algunos consejos de profesionales en el ámbito de la psicología. Pronto te darás cuenta de que todas ellas están enlazadas y que es necesario trabajarlas en su conjunto para sacarle el máximo partido.

1º estrategia, No Conceder Valor. Nadie puede negar que el panorama y la perspectiva de la sociedad actual está totalmente en crisis. Las personas cada vez sufren mayores problemas y adversidades para disfrutar de una vida plena. Por ello se hace necesario manejar ciertas herramientas o estrategias que ayuden a reducir el miedo y actuar con la mayor lucidez posible. Tal como mencionan muchos psicólogos y especialistas, lo más importante es realizar un esfuerzo para valorar la importancia real de aquello que nos preocupa. No todas las personas le dan la misma importancia a un hecho o acontecimiento. Es importante aprender a no darle tanto valor a lo que nos preocupa.

Como mencionamos, es verdad que el ser humano hoy en día vive sometido a mucho stress y preocupaciones. Vivimos rodeados de problemas que nos roban que pueden mermar la tranquilidad, el sueño y la estabilidad. Pero aparte de eso, además solemos martirizarnos demasiado y esto hace que todo se magnifique. Si observamos un poco a nuestro alrededor seguro que encontraremos a personas que afrontan situaciones difíciles de otra forma y con más entereza. Por el contrario, también hay personas que teniéndolo todo, familia, salud y dinero, se hunden a la primera en algún cambio. Pero se puede superar todo, dependiendo de la importancia que le demos a las dificultades.

Para ello es importante aprender a tomar cierta distancia, aunque debe ser un trabajo totalmente personal. Porque de nada sirve que nuestras amistades y familiares, nos animen quitando importancia a las cosas, si no tenemos esa capacidad nosotros mismos. E incluso puede hacer que nos sintamos peor. Hay que comprender por otra parte, que el peso de nuestros miedos también juega un papel muy importante. Si queremos seguir esta estrategia es importante no conceder valor para afrontar ese miedo que no debe superar la situación.

¿Cómo calmar el miedo? Realizando un análisis profundo del nivel de miedo que nos produce una situación podemos conseguir aliviarlo. Tal como menciona el filósofo Carlos Pereda en su libro “Sobre la Confianza”, se debe aprender a no caer preso del miedo. Tenemos que eliminar cualquier miedo para evitar que se convierta en alimento de nuestra impotencia o desconcierto y que acabe paralizándonos.

Un estudio de Suiza publicado en el año 2007 en la revista “Neuroimage”, afirma que el mismo grupo de neuronas que se activan en situaciones de incertidumbre, también se activan cuando vemos imágenes desagradables. Es decir que cualquier pesimismo puede ser resultado directo del miedo a lo desconocido.

2º Estrategia Autoconfianza. Para generar confianza en ti mismo si has pasado o estás pasando por cualquier mala experiencia, es necesario comprender que tu dignidad es tuya y debe ser muy importante para ti. Y pensar, sobre todo, que debes ser el dueño de la interpretación de las cosas. Tal como decía Nelson Mandela que tenía que aguantar la falta de respeto en prisión: “Son dueños de mi cuerpo, pero no de mi dignidad”.

Puede ser difícil mantenerte de pie y confiar en uno mismo, si la estructura que habíamos construido empieza a desmoronarse. Pero piensa que ya es hora de volver a empezar y que el éxito no viene solo hay que ganárselo. Por ello, hay que mantenerse fiel a uno mismo y tratar a las derrotas también como una herramienta útil. Muchas veces aprendemos más sobre los fracasos que sobre los aciertos. Siendo importante desarrollar un buen nivel de auto-aceptación. Es decir, saber reconocer quién eres y como eres para sentirse cómodo con ello. Aunque no debe significar necesariamente que deban gustarte todos los aspectos de ti mismo.

Y quizás necesites modificarlos. Pero ten en cuenta también que existen cosas que no pueden modificarse. No puedes mentirte, ni disfrazar la verdad, ni tratar de ocultarlo al igual que no puedes modificar tu edad, ni el color de tus ojos…Pero puedes encontrar, por el contrario, mil maneras de hacer una versión mejor de ti. Cultivarte para estar mejor informado, adquirir nuevas habilidades, cambiar hábitos y aprender a manejar mejor las relaciones sociales o problemas. Te aconsejo también que cultives tu cuerpo. Ponerse en forma físicamente también puede contribuir a mejorar tu autoimagen y confianza. No es fácil sentirse seguro si tiene sobrepeso y si te agotas subiendo una escalera.

Para disfrutar de la vida, debes concentrarte en tu potencial y lo que haces bien, y no en tus limitaciones. Debes aprovechar al máximo tus aptitudes naturales y habilidades. Por otra parte, generar autoconfianza, también tendrá que esforzarse por hacer cosas desagradables o desafíos. Los mejores psicólogos afirman que es mejor arriesgarte para ganar, aunque te sientas incómodo. Con el tiempo te acostumbrarás y solo obtendrás beneficios.

3ºEstrategia, recordar desafíos pasados. No olvides que el pasado solo vive en tus pensamientos.  Lograrás aumentar tu confianza si estás dispuesto a dejar atrás el pasado, aprender de él y seguir adelante. No importa lo que haya pasado antes, tú futuro será un resultado directo de lo que haces a partir de ahora. El pasado solo te seguirá afectando si lo permites.

Aunque, por otra parte, recordar los momentos difíciles superados nos puede ayudar a ganar confianza en nosotros. Si has podido superar aquellas dificultades, porque no vas a poder superar las del presente. Esas situaciones difíciles pasadas sirven para darnos cuentas de nuestras propias capacidades a la hora de afrontar distintos retos.

Es muy recomendable leer el libro de “Harpo habla”. Se trata de las memorias de Harpo Marx, conocido como el mudo de los hermanos Marx. Relata desde su infancia en Nueva York a principios de siglo hasta la precariedad de sus inicios y la época de éxito en Hollywood. Todo un ejemplo de superación, sobre todo cuando es expulsado de la escuela y tiene que empezar a aprender por el mismo. Además, siempre el sentido del humor es un buen aliado para recobrar la confianza, tal como veremos en la siguiente estrategia.

4ºEstrategia, sonreír a la adversidad.  La sonrisa, genera positividad y en realidad debe ser una filosofía de vida. Esta actitud nos ofrece infinitas posibilidades para generar confianza. Por un lado, ofrecemos nuestra positividad a quien se acerque a nosotros y por otro, nos permite no dramatizar una situación difícil. Los especialistas aseguran que disponer de una aptitud positiva, hace funcionar mejor a la mente. Tal como mencionamos en la primera estrategia de no conceder valor, esto es algo muy importante para superar cualquier evento.

Se han realizado muchos estudios sobre la reacción de nuestra mente ante circunstancias positivas. Por ejemplo, a personas que acaban de ver una película de humor, se les daba un rompecabezas y lo resolvían más rápido. Se ha comprobado que los estados de ánimo positivos ayudan a nuestra capacidad de pensar. Por ello es importante que sonrías a la vida y hagas un esfuerzo para buscar la visión mas positiva de las cosas. Sonreír más debe ser tu filosofía esencial. Y en momentos difíciles, intentar siempre buscar el lado positivo para asegurarnos que nada merme nuestra confianza. Este hábito positivo, aunque es difícil en algunas circunstancias adversas, te abrirá muchas puertas.

5º Estrategia, conocerte más. Conocerse a si mismo es un proceso complejo pero muy nutritivo. Principalmente, porque está relacionado directamente con nuestra confianza. Reflexionar sobre cada uno de los episodios de nuestra vida, nos ayudará a entender más de nuestro interior. Y si empiezas a conocerte y a indagar profundamente también en las ilusiones de las personas que nos rodean, dejarás de sentir envidia, rabia, rencor… Además de concebir una visión de la vida más realista y positiva.

Nuestra propia ignorancia y desconocimiento interior, puede alimentar expectativas no reales que pueden producir un gran malestar cuando no se cumplen. Es importante saber establecer límites y conocer bien nuestras capacidades y aceptarnos tal como somos. Esto te generará paz y ganas de vivir.

Debes saber que dentro de ti tienes todas las respuestas a tus inquietudes. Por ello es importante conocerte más. Recuperar recuerdos y pensamientos e incluso acudir a un profesional para que pueda orientarte mejor. Te ayudará a descubrir vecindarios desconocidos en tu mente y personalidad, para potenciar mejor tus capacidades y eliminar todo lo que te pueda impedir avanzar.

Pero si quieres empezar ahora mismo, rescata de tu mente tus ilusiones, amigos, momentos difíciles y alegres, tus pasiones…Te invito a realizar un ejercicio, escribir la historia de tu vida. Redáctala como si fuera un libro y divide tu vida en capítulos. Descubrirás que tipo de personas eres y cuales son tus verdaderas motivaciones que han hecho realizar ciertas decisiones. Además, te servirá para conocer realmente lo que te puede causar esa baja autoestima.

6º. Acabar con la baja autoestima. La mayoría de las veces nos cuesta identificar como llegamos a desarrollar una baja autoestima. Los expertos apuntan que estos factores que pueden contribuir a ello:

  • Experiencias difíciles de la infancia: experiencias negativas en la infancia, como intimidación, relaciones familiares difíciles o tener dificultades en la escuela, sobre todo en el aprendizaje…
  • Pasar por sucesos difíciles de la vida: Algunas experiencias difíciles como adulto pueden liquidar completamente la autoestima. Por ejemplo, terminar con una relación, un enfermedad grave o crónica, la muerte de alguien cercano, pasar por varias experiencias difíciles seguidas, no tener trabajo…
  • Personalidad: Existen ciertos factores de nuestra personalidad que también pueden influir en el nivel de nuestra autoestima. Por ejemplo, si creamos una imagen muy pobre de nosotros o tenemos personas alrededor que pueden alimentar nuestra baja autoestima. Esto puede hacer que no se sienta a la altura de los demás o de las circunstancias.
  • Estrés y presión: Estar bajo mucho estrés y tener muchas dificultades puede conducir a bajar su autoestima.
  • Desarrollar patrones de pensamiento negativo. Muchas veces sin darnos cuenta desarrollamos pensamientos negativos que refuerzan más aún una baja autoestima. Esto además puede dificultad superar cualquier momento difícil.
  • Sufrir algún trauma, abuso o intimidación. Este sin duda es el peor de los casos ya que puede ser más difícil reestablecer la autoestima. Sufrir este tipo de adversidad en la vida puede contribuir a tener que luchar con sentimientos de culpa y depresión. Siendo aconsejable pedir la ayuda de un especialista.

Sin duda, tener una baja autoestima puede dificultar el probar cosas nuevas o completar tareas, ya sea un nuevo pasatiempo o trabajo. Puede llegar a impedir llevar la vida que uno desea. Sufrir frustración puede limitar severamente el desarrollo de su carrera y tener menos disposición a vencer otros desafíos. Además, la personas que lo sufren suelen aislarse socialmente. Sin olvidar que pueden surgir comportamientos poco deseables como tomar drogas o beber que conducen a la larga a generar problemas de salud mental. Agravando más la situación personal.

¿Qué puedo hacer para desarrollar mi autoestima? Para aumentar tu autoestima, debes desafiar a todas esas creencias negativas que tienes sobre ti. No es una tarea imposible como estarás pensando ahora mismo. Existen muchas estrategias que puedes intentar para conseguirlo:

  • Haz lo que mas te guste. Esto puede ayudarte a construir tu confianza y aumentar la autoestima. Podría ser incluso un trabajo renumerado o voluntariado. Ayudar a los demás es una de las mejores cosas que puedes hacer para ayudar a aumentar tu autoestima. El trabajo puede proporcionar identidad, amistades, estabilidad, rutina... Muchas personas con baja autoestima prosperan cuando se encuentran más ocupada y aprenden a disfrutan alcanzando las metas propuestas diariamente.
  • Aficiones. Busca alguna actividad que te guste o algo que siempre hayas querido aprender y realízalo. Y si tienes alguna habilidad natural para desarrollar y convertirla en hobbies, mucho mejor ya que te ayudará a subir la autoestima.
  • Construir relaciones positivas. Intenta relacionarte con personas que no te critiquen y con quién puedas hablar sobre tus sentimientos sin miedo. Si compartes momentos positivos con personas que además te apoyan, ganaras confianza y mejorarás la imagen que tienes de ti mismo.
  • Aprende a ser asertivo. Ser asertivo significa simplemente que te valoras a ti mismo y también a los demás, y puedes comunicarse con respeto mutuo. Si practicas esta actitud, te ayudará a establecer límites claros y generará confianza a la larga. Para ello deberás prestar atención a tu lenguaje corporal y a las palabras que dices para que te sientas abierto y seguro. Y sobre todo sea capaz de decir no, ante peticiones irrazonables.

La asertividad puede ser una habilidad muy difícil de aprender y es posible que necesites practicar hablando frente a un espejo o con un amigo.  La asertividad se enseña en numerosas universidades en la actualidad.  También hay varios libros de autoayuda con ejercicios prácticos y consejos disponibles para practicar. Potenciar las habilidades sociales ayuda a mejorar la imagen que tenemos de nosotros mismos.

Es muy recomendable el libro de la psicóloga valenciana, Elia Roca, “Como mejorar las habilidades sociales”. Dentro de su programa de asertividad, autoestima e inteligencia emocional. Como menciona la autora es importante buscar la mejor forma de expresión que podamos ofrecer a los demás. Siendo honesto, directo y equilibrado. De esa forma podremos comunicar nuestros pensamientos y defender nuestros intereses lo más claro posible, aunque intentando no perjudicar a nadie. Al adoptar una conducta asertiva, mejoramos nuestra forma de comunicarnos y minimizamos la posibilidad de una mala interpretación de nuestras palabras.

Por su parte, es fundamental desarrollar nuestra inteligencia emocional para alcanzar una alta autoestima, confianza y asertividad. Para ello, es importante tener mejor conciencia de uno mismo, tener mayor capacidad a la hora de controlar nuestras emociones, y desarrollar habilidades sociales que puedan contribuir a inspirar mayor lealtad y confianza. No hay que olvidar que tener relaciones interpersonales más satisfactorias, aumenta nuestra posibilidad de conseguir cualquier propósito que queramos.

  • Eliminar la inhibición. La inhibición es un comportamiento no asertivo que se caracteriza por subordinación, pasividad y dependencia de los demás.  La persona inhibida tiende a   adaptarse excesivamente a las reglas y a los deseos de los demás, sin tener en cuenta sus propios intereses, sentimientos, derechos…Y sin duda está actitud puede llegar a desarrollar una baja autoestima. Con lo cual es importante trabajar este aspecto de nuestra personalidad y eliminarlo por completo.

Después de conocer estas fórmulas que pueden ayudarte a conseguir autoestima, hazte ahora la siguiente pregunta y responde con sinceridad: ¿Te encuentras seguro de ti mismo en estos momentos? ¿Por qué piensas que la autoestima y autoimagen puede ayudarte a mejorar tu confianza? ¿Cómo puedes mejorar tu autoimagen?

Tu autoimagen, es como te ves a ti mismo, está compuesto por tres sentimientos y creencias:

  • La autoestima: el valor que te das a ti mismo: Y suele medirse a la hora de pensar hasta qué punto te sientes digno de esa felicidad o de disfrutar del éxito.
  • Competencia: Son aquellas creencias o capacidades que nos ayudan a resolver problemas y pensar de forma coherente ante las situaciones y acontecimientos que van a rodear tu vida. Esto genera al mismo tiempo la confianza.
  • Pertenencia: Si te sientes aceptado y respetado por los demás. Tus sentimientos de pertenencia atribuyen a un aumento de tu autoestima.

Debes saber que nuestra intención y pensamiento tienen un impacto directo en nuestra confianza. Sin embargo, suelen tener poco efecto sobre nuestra autoestima ya que esta es de naturaleza emocional. Y es en este punto deben entrar en acción nuestra imaginación y acción. Tal como se menciona en un refrán, cosechas lo que siembras. Si plantas semillas de confianza en tu conciencia gracias a que desarrollas ciertas intenciones, pensamientos, actitudes, creencias, imaginaciones, acciones y palabras, y las mantienes bien nutridas, tu confianza aumentará. Y no importa lo que hayas echo antes, en tu pasado, siempre puedes empezar de nuevo a realizar bien las cosas.

Pero no olvides que la imaginación también puede extenderse a cualquier escenario. Por ejemplo, cuando las personas carecen de confianza suelen imaginarse frecuentemente como fracasan. No se dan cuenta de que es imposible llegar a tener éxito, si no pueden llegar imaginarse a sí mismos triunfando. Y es que nuestra imaginación para bien o para mal, esta relacionada con nuestro comportamiento y confianza. Cuando te imaginas a ti mismo como una persona buena, capaz y segura, es más fácil comportarse mejor, tener más confianza y autoestima, así como lograr todos los propósitos que te propongas.

7º No perder la calma. La calma y la confianza están estrechamente relacionadas, aunque a menudo no nos demos cuenta de ello. Cuando tu cuerpo está relajado, tu mente está más tranquila y clara. Puedes tomar el control de todas las emociones y tener más capacidad para relacionarte con los demás. También te ayuda a sobrellevar mejores las situaciones estresantes, a liberar temores y ansiedades, así como mejorar la concentración y la creatividad.

Siempre es mejor pensar con serenidad. Para ello debes aprender a relativizar y tomar la distancia necesaria para ver los problemas con mayor claridad. Algo que es difícil de realizar si te encuentras dominado por tus emociones y nervios. Si no dejamos llevar por el miedo o por la ira, seremos incapaces de buscar soluciones. Si hacemos un esfuerzo en eliminar situaciones estresantes sin importancia, no dándole importancia, tendremos más energía y entereza para resolver conflictos difíciles importantes. 

8º. Estrategia. No quedarte paralizado. Los momentos difíciles pueden provocar paralización de cualquier proyecto. Una mala situación puede hacer que todo lo que teníamos construido se paralice sin más. Y en ese momento puedes empezar a perder la autoestima que habías ido construyendo, empezar a no confiar en ti y ver el futuro de forma negativa. La persona puede sufrir una pequeña depresión que le lleve a paralizarse por completo. Dormir más de la cuenta y no realizar las tareas o actividades de ocio que normalmente realizaba diariamente. Y dejar todos los proyectos e ilusiones apartadas a un lado. Por ello hay que hacer lo contrario.

Pero en los momentos difíciles debes hacer lo contrario y empezar a practicar todas estas estrategias que hemos mencionado anteriormente. Saber relativizar, no esconder la cabeza como el avestruz, y hacer todo lo contrario a lo que sueles hacer cuando te deprimes. Sonreír ante cualquier adversidad, no aislarte socialmente y acudir a cualquier habilidad que tengamos para superarlo. Aunque no se trata de pasar por alto la realidad de ese momento, pero si de intentar desarrollar una felicidad flexible. Un término que emplea Marie Haddou en su libro Tener confianza en uno mismo, al igual que muchos otros psicólogos como Jenny Moix, autora de un libro bajo ese título, Felicidad flexible. Un libro muy recomendable donde puedes encontrar muchos ejemplos, ejercicios, consejos y anécdotas que pueden ayudarte para recobrar la confianza en ti mismo.

Tal como mencionan ambas, si logramos ser flexibles con nosotros mismos, con los demás y todos los acontecimientos de nuestra vida, incluyendo aquellos malos momentos, vamos a conseguir vivir mejor y ganar autoestima. Este es mi ultimo consejo y la última estrategia que debes desarrollar. La flexibilidad es la clave para conseguir felicidad y confianza que tanto anhelas.  Libérate de la rigidez mental y empieza a caminar por nuevos caminos. Ábrete a tus propios sentimientos y a los demás, empieza a quererte más.

Keep Reading

Mexico Desconocido

5 lugares para ir a bailar en la CDMX

Un gran plan de viernes por la noche es salir a bailar. Ya sea en pareja, con amigos o contigo mismo y tus ganas de ligar, visita estos lugares que elegimos para ti y haz realidad el refrán: “lo bailado nadie te lo quita”.
Nupcias Magazine

Eloping, la tendencia en bodas que cautiva a los millennials

Lo que una vez fue mal visto por la sociedad, hoy está de moda: querer huir y casarse en secreto.
Cine Premiere

Batman El caballero de la noche, ¿por qué es un clásico?

Con motivo del 10º aniversario del estreno de El caballero de la noche, te dejamos algunos puntos que hacen de esta, una de las mejores películas de superhéroes del siglo.
Altonivel

Uber aún no encuentra la ruta para ser rentable en su camino a bolsa

Bajo la dirección de Dara Khosrowshahi, presidente ejecutivo desde septiembre, Uber ha estado invirtiendo en nuevos mercados mientras se retira de otros donde ha perdido millones de dólares.
My Queue

There are no Videos in your queue.

Click on the Add to next to any video to save to your queue.

There are no Articles in your queue.

Click on the Add to next to any article to save to your queue.

There are no Podcasts in your queue.

Click on the Add to next to any podcast episode to save to your queue.

You're not following any authors.

Click the Follow button on any author page to keep up with the latest content from your favorite authors.

¿Compartes alguno de los malos hábitos de estos líderes?