My Queue

There are no Videos in your queue.

Click on the Add to next to any video to save to your queue.

There are no Articles in your queue.

Click on the Add to next to any article to save to your queue.

There are no Podcasts in your queue.

Click on the Add to next to any podcast episode to save to your queue.

You're not following any authors.

Click the Follow button on any author page to keep up with the latest content from your favorite authors.

Historias Entrepreneur

La iniciativa que da techo a damnificados del 19S

A través de Pie de Casa, familias afectadas por los sismos ocurridos en septiembre de 2017 cuentan con una opción de vivienda provisional, además de tener apoyo y asesoría de expertos en construcción que les brindan la tranquilidad de saber que no están solos.
La iniciativa que da techo a damnificados del 19S
Crédito: Cortesía Pie de Casa
6 min read
Las opiniones expresadas por los colaboradores de Entrepreneur son personales.

Los sismos de 8.2 y 7.1 grados Richter ocurridos el 7 y 19 de septiembre, respectivamente, cambiaron la vida de millones de mexicanos en más de 400 municipios de doce entidades federativas. Si bien este movimiento telúrico sirvió para despertar la consciencia social, el impacto de este fenómeno dejó cifras trágicas de casi 500 vidas perdidas y más de 180,000 viviendas dañadas.

Pese a la respuesta inicial, las repercusiones de estos desastres se mantienen parcialmente atendidas, dejando desamparadas a familias que lo han perdido todo. Sin embargo, diferentes órganos civiles se han sumado a la tarea de apoyar las labores de rescate, resguardo, planeación y reconstrucción en favor de las víctimas. Uno de esos proyectos es Pie de Casa.

“Cuando el sismo ocurrió, algunos integrantes nos movimos al Multifamiliar Tlalpan, que era el derrumbe más cercano a las oficinas. Inicialmente estuvimos ayudando en la parte de logística, a evaluar los daños y ver que herramientas se necesitaban, estuvimos apoyando durante toda la etapa de rescate. Cuando todo mundo empezó a retirarse fue muy simbólico que una de las personas del campamento nos dijo ‘ustedes ya se van, pero nosotros nos quedamos aquí solos’, y fue entonces que decidimos unirnos como asociación civil”, comentó Silvia Reza, representante del programa.

Unen esfuerzos para una vivienda digna Multifamiliar Tlalpan F.A. UNAM- UNAM Global from Pie de Casa on Vimeo.

La iniciativa Pie de Casa se desprende del Consultorio de Arquitectura Práctica, una organización civil que desde 2015 se dedica a la capacitación y vinculación de proyectos sociales en tres ejes:

  1. Elaboración de manuales para creación de iniciativas sociales.
  2. Desarrollo de talleres para implementación de proyectos.
  3. Formación de una plataforma digital de vinculación.

“Nuestro eje teórico está construido a partir del diseño participativo, es decir, de una integración de todos los actores involucrados para desarrollar propuestas concretas en la toma de decisiones. La intervención de Pie de Casa, se ha hecho siempre platicando con los vecinos, haciendo talleres y juntas que nos permitan observar el problema y hacer una toma colectiva de decisión, lo que hace más fácil trabajar en comunidad”, acotó.

Bajo este enfoque, la organización ha generado actividades en dos formatos: la edificación de módulos de vivienda temporal en el Multifamiliar Tlalpan; junto con la planeación, supervisión y construcción de casas en el municipio de Ecatzingo, Estado de México.

“La intervención al multifamiliar va en dos sentidos: darles acompañamiento en todo lo que tiene que ver con su proceso de revisión técnica, dictámenes estructurales y seguridad de los edificios; además de apoyarles a que los campamentos sean un poco más dignos, a través de la construcción de viviendas emergentes. En Ecatzingo acompañamos inicialmente como consultores, pero durante la visita vimos el verdadero estado de la situación y se hizo un ejercicio con el Taller Max Cetto para hacerles una propuesta a 15 familias que habían perdido su vivienda, para la reconstrucción a través de un método de diseño participativo y recaudación de fondos”, indicó Reza.

Es así que, con la colaboración de alumnos de la UNAM, Pie de Casa ha participado en la construcción de cuatro viviendas provisionales en el Multifamiliar Tlalpan, así como el seguimiento a las 15 construcciones a realizar en Ecatzingo, 11 de las cuales cuentan con apoyo del FONDEN.

“Realizamos la construcción de dos viviendas emergentes en noviembre del año pasado, con apoyo de alumnos de la UNAM, y en diciembre erigimos otras dos con los Talleres Leduc y Max Cetto. Para estos cuatro módulos dimos prioridad a niños y adultos mayores, pero se necesitan más o menos 11 viviendas más para poder resguardar más adecuadamente a las familias que permanecen en el campamento, además que aún hay espacios comunitarios que arreglar, como poner regaderas o lavabos”, agregó.

Para lograr esto, Pie de Casa se asoció con Un Techo para mi País, de modo que la creación de estas viviendas provisionales podría ser una realidad para finales del mes de marzo.

“Es un proyecto que ha tenido muy buena recepción, afortunadamente los vecinos a los que hemos podido construirles casa han sido muy pacientes. La verdad es que estas personas no van a poder retomar su vida normal hasta que sus edificios estén reparados y sean construcciones seguras, es un proceso que va a tardar. En los campamentos están las personas que no pudieron irse a otro lado, que afortunadamente son los menos, ya que son 15 de las 500 familias que habitaban el multifamiliar”, describió la arquitecta.

La participación del Consultorio de Arquitectura Práctica comprende no sólo la gestión de mano de obra, sino que aporta también a la formación de una cultura de construcción segura y colaboración social, brindando asesoría y visión estratégica a los procesos de reconstrucción, involucrando también esfuerzos de otras asociaciones civiles.

Sin embargo, este proyecto comunitario no escinde de responsabilidades al sector público, quien debe fungir como coordinador clave, no sólo en el caso del Multifamiliar Tlalpan, sino en el monitoreo y soporte de los miles de damnificados en incertidumbre a lo largo del territorio nacional.

“A cinco meses del sismo, recién se les está entregando a los afectados sus dictámenes, y aún está en proceso la presentación de una estrategia  de reforzamiento del edificio. Lo mejor sería que este problema se solucionara en meses, si fuera una prioridad del gobierno, pero es algo que va a tardar por lo menos dos años, y es un problema que visibiliza la situación de familias que no pueden regresar a su casa de manera segura, por lo que es imperativo que los trabajos de las instituciones se hagan con la mayor celeridad posible”, finalizó.

Los regios que buscan héroes para salvar vidas