My Queue

There are no Videos in your queue.

Click on the Add to next to any video to save to your queue.

There are no Articles in your queue.

Click on the Add to next to any article to save to your queue.

There are no Podcasts in your queue.

Click on the Add to next to any podcast episode to save to your queue.

You're not following any authors.

Click the Follow button on any author page to keep up with the latest content from your favorite authors.

Finanzas / Entrevista

No necesitamos empresas unicornios, sino jinetes que las dirijan

Oportunidades hay suficientes, pero para que exista una empresa unicornio se necesita un equipo capaz. Por eso Federico Antoni, con su fondo de inversión ALLVP, se enfoca en buscar a esos emprendedores apasionados que generen valor para sus negocios, el país y el ecosistema.
No necesitamos empresas unicornios, sino jinetes que las dirijan
Crédito: Fernando Díaz Vidaurri / Entrepreneur en Español
5 min read
Las opiniones expresadas por los colaboradores de Entrepreneur son personales.

La vida trata de las personas que conoces y lo que puedes crear con ellas. Así que sal y empieza a crear. Esta frase del manifiesto de Holstee se lee en el perfil de LinkedIn de Federico Antoni, y tiene mucha coherencia con su labor en el ecosistema emprendedor mexicano. Cofundador del fondo de venture capital (vc) ALLVP, activo de 2012 a la fecha, ha contribuido a que empresas como Carrot, Prestadero, Cornershop, Dentalia y Weex sean lo que son hoy, ya sea como inversionista, mentor o como board member.

Cuando no está rodeado de emprendedores, este ex ejecutivo de L’Oréal disfruta su faceta académica dando clases en la Universidad de Stanford, la de escritor de su blog en Medium y la de padre de sus cuatro hijos. Y aunque este año prevé pasar más tiempo en un avión para visitar Silicon Valley, Argentina, Chile, Colombia y España, no olvida su compromiso con México, pues percibe que aún con los meses complicados que se avecinan y amenazas latentes en el tema económico, “éste es el mejor momento para emprender en el país”.

Entrepreneur: En 2016 escribiste tu libro “Land of Unicornios”. ¿Es México esta tierra prometida o qué hace falta para que lleguemos ahí?

Federico Antoni: todavía no, aunque sí creo que están dadas las condiciones para que tengamos empresas unicornio –valuadas en más de 1,000 millones de dólares– nacidas en garajes o creadas por jóvenes y con un fondo de vc detrás. Aunque, confieso, también pienso que podemos ser un ecosistema exitoso y líder en América Latina y en el mundo aún sin tenerlas. Hay países que han generado muchos unicornios pero que no tienen la densidad, tracción, movimiento ni la coordinación, competencia o colaboración entre sus actores como nosotros. Para mí el éxito no se mide en cuántos unicornios se han generado, sino en que los casos de éxito cumplan la promesa al cliente, creen valor a sus inversionistas y entreguen resultados. Aún no estamos ahí pero cuando pase, vamos a tomar un liderazgo real en la región.

ENT: ¿Qué hace falta para que eso suceda?

FA: es un tema de corresponsabilidad. Por un lado, los fondos de vc debemos de dar un buen retorno a los inversionistas para demostrar que somos un modelo viable de asset management. También necesitamos casos decididos de éxito no sólo porque levantan capital o salen en revistas sino porque tuvieron una salida, son dominantes en el mercado y tienen un modelo escalable y rentable. Y hace falta que los corporativos se asusten, porque hoy entienden la innovación emprendedora disruptiva como una necesidad de mantenerse relevantes como marca, o para atraer y retener talento. Pero eso no las va a hacer comprar empresas o invertir en startups o scaleups. Tienen que asustarse y tener un momento “kodak”, es decir, entender que reaccionan o mueren.

ENT: ¿Y el papel del Gobierno?

FA: si tenemos el ecosistema que tenemos hoy en parte es por la política pública del Inadem. Lo que toca es que el Gobierno tome dos responsabilidades. Por un lado, que apoye al desarrollo tecnológico y a la investigación, replanteando instituciones como el Conacyt para que sean un agente de cambio real y potente. La otra parte es que no estorben: que simplifiquen las transacciones de salida, eliminen restricciones regulatorias, que los esquemas impositivos sean amigables a la inversión y a los jugadores de capital privado, y que faciliten la creación de empresas, pero también la quiebra para que el talento y el capital sigan fluyendo tanto para quien desea emprender, invertir o comprar. No necesitemos incentivos fiscales o más subsidios.

ENT: ¿qué me dices de las scaleups? ¿Qué tan relevantes son para el ecosistema?

FA: Son indispensables para subir de nivel, pero el crecimiento va más allá de sólo las ventas. Talento, oportunidades y personas que están pensando en grande hay suficientes. Si bien en 2012, cuando iniciamos ALLVP, buscábamos invertir en empresas grandes, con tecnología, perfil escalable y de industrias interesantes, hoy nos damos cuenta que para invertir en un unicornio primero necesitas encontrar al equipo que capaz de hacer ese unicornio. Parece sutil, pero es muy diferente porque te enfocas en “el jinete”. Hoy estamos en esa búsqueda de esos equipos con experiencia emprendedora (exitosa o no), que construyan y que tengan pasión por el problema que quieren resolver. Porque el camino emprendedor es arduo y difícil, lleno de frustraciones pero la pasión te permite motivar a tus gente y contagiar a tus inversionistas.

ENT: ¿es la pasión la mejor cualidad de un emprendedor?

FA: es indispensable. Pero también está la imaginación porque eso les permite ponerse en los zapatos del cliente y encontrar soluciones a problemas diarios en un contexto difícil y de pocos recursos. Por otro lado, deben de ser optimistas. Pero ojo, el sentido de la palabra es importante pues no significa que eres ingenuo, sino que crees que hay un mejor futuro y que puedes ser parte de él.

Liderazgo, talón de Aquiles para las startups