My Queue

There are no Videos in your queue.

Click on the Add to next to any video to save to your queue.

There are no Articles in your queue.

Click on the Add to next to any article to save to your queue.

There are no Podcasts in your queue.

Click on the Add to next to any podcast episode to save to your queue.

You're not following any authors.

Click the Follow button on any author page to keep up with the latest content from your favorite authors.

Recursos Humanos / Contrataciones

¡DEJA de contratar amigos o conocidos por 'hacerles un favor'!

Atraer a los colaboradores adecuados para tu negocio no es cuestión de juego.
¡DEJA de contratar amigos o conocidos por 'hacerles un favor'!
Crédito: Depositphotos.com
7 min read
Las opiniones expresadas por los colaboradores de Entrepreneur son personales.

Según los expertos, el reclutamiento se define como “el proceso para atraer talento oportunamente”. Yo no solo lo definiría así; agregaría que el reclutamiento es el proceso más importante de una empresa, es lo que engrana y da inicio a todo, y realizarlo inteligentemente es la única manera de encontrar el talento necesario para lograr efectividad y una verdadera continuidad de la empresa.

"Debemos elegir al candidato adecuado para el puesto adecuado, ¡cueste lo que cueste!", Steve Jobs. 

Así como lo comparte Jobs en el párrafo anterior, el proceso de reclutamiento es lo más importante en una empresa. En mi trayectoria como coach he podido ser testigo de esto, he visto como amigos empresarios y coachees han contratado al personal inadecuado, que lejos de aportar en sus empresas, solo han logrado restar. ¿Cuántas veces al iniciar nuestra empresa se han acercado amigos, conocidos, familiares para que les demos una oportunidad de trabajo? ¿A cuántos de ellos les hemos dado la oportunidad? ¿Cuántas veces hemos calificado a un colaborador por su pretensión económica y no por sus skills?

No se nace sabiendo y es por eso por lo que debemos acercarnos a expertos. Comprendo que cuando vas iniciando no cuentas con el capital necesario para pagar una empresa de reclutamiento, sin embargo, existen firmas que ahora se ponen en el lugar del emprendedor/a y de las pymes y les otorgan becas para que desde su nacimiento puedan tener la oportunidad de contar con los colaboradores indicados en su equipo. Empresas como MIC Talent otorgan dentro de sus servicios programas como el RRM que es “Reclutar, Retener y Motivar” a los colaboradores que ellos te reclutan, lo que te da la seguridad de contar con el respaldo de profesionales en todo momento que te apoyarán con los nuevos colaboradores que han ingresado en tu empresa y brindan becas para emprendedores/as y pequeñas empresas que van naciendo.

Algo que me ha enseñado este camino de más de doce años de estar dentro del ámbito Empresarial-Emprendedor es que muchas veces por ahorrar unos pesos contratamos al amigo del amigo o cuando se tiene una terna de candidatos, lejos de elegir al más calificado, escogemos al que es más “barato” con la intensión de desarrollarlo pero, si somos sinceros, muchas veces no se tiene el tiempo de preparar al nuevo integrante porque las labores y compromisos nos comen en tiempo y, entonces, se termina por confiar en que el nuevo colaborador “lo hará bien”. Lo que quiero compartirte es que, no está mal que desees ahorrar ni que confíes en el nuevo integrante de tu equipo, al inicio sirve de mucho, lo que trato de explicarte es que muchas veces por ahorrar, terminas pagando más de lo que pensabas, porque se cometen errores, no sabes o no tienes el tiempo para motivar a tu equipo y lo anterior influye directamente en que baja su producción y lo que parecía una excelente idea, termina convirtiéndose en un dolor de cabeza.

Una empresa con buenos procesos de reclutamiento tiende a convertirse en una empresa exitosa. Cuando se tiene al colaborador indicado en la posición ideal solo podemos esperar que todo camine correctamente. El proceso de reclutamiento NO consiste en entrevistar y contratar. Radica en procesos estructurados para encontrar el lugar adecuado de acuerdo a las aspiraciones, personalidad, habilidades, motivaciones y deseos del nuevo colaborador. Lo anterior nos lleva a considerar la parte humana del departamento encargado, ya que se trata de escuchar, entender y empatizar con el candidato para lograr comprender lo que desea y lo que está en las manos de la empresa proporcionarle.

Déjame contarte una historia que encontré en un libro de Jorge Muniain y que tiene que ver con lo que te estoy compartiendo:

“El primero de abril de 2012, el vuelo 812 de Southwest Airliness despegó con 116 pasajeros del aeropuerto internacional de Phoenix, Arizona, en lo que parecía un viaje tranquilo. A 36,000 pies de altura, un desperfecto en el avión causó una pequeña ruptura en el fuselaje que generó una despresurización aparentemente grave en la cabina.

En ese momento, el piloto, de 59 años de edad, se asustó tanto que sufrió un infarto, y el copiloto entró en estado de pánico, aunque logró estabilizar el avión. La sobrecargo Joanna fue llamada a la cabina para ayudar al copiloto a aterrizar. El avión se estrelló en el aterrizaje de emergencia a 250 kilómetros de Phoenix. Aunque sobrevivieron 100 de los 116 pasajeros, el copiloto fue sancionado por tomar decisiones equivocadas: 1) Se apresuró a aterrizar cuando se le había solicitado desde la torre de control dar vuelta y aterrizar en el aeropuerto, y 2), sentó a Joanna en el lugar del copiloto, es decir, tomó una decisión incorrecta y apresurada en reclutamiento de personal.

Después de una investigación de más de tres años, se supo lo que había sucedido. El copiloto y la sobrecargo tenían una relación amorosa, y el copiloto, Bill, con solo quinientas horas de vuelo (básicamente 150 viajes), decidió sentarla en el asiento del capitán para que lo asistiera en el aterrizaje. Supuestamente, la sobrecargo había tomado cursos de aviación, pero nunca había asistido de manera directa en el aterrizaje de un Boeing 737.

¿Qué podría haber hecho Bill? Curiosamente, dentro de la lista de pasajeros (conocida por la tripulación), había dos pilotos retirados, uno de US Airways, con veinte años de servicio, y otro de Delta, con 25 años. Incluso uno de ellos se acercó a la cabina para tratar de ayudar, pero fue enviado de regreso a su asiento por otra sobrecargo y por el propio Bill.

A veces un director (en este caso el copiloto) contrata a personas cercanas o conocidas para sus puestos clave por apresurarse a cubrir la posición y por creer que merecen mayor confianza, cuando siempre hay otras personas que pueden tener mejor desempeño que los amigos o conocidos, además de contar con experiencia cien por ciento relacionada con el puesto y los objetivos de este. 

El mal aterrizaje causó una doble ruptura en la parte media del fuselaje y 16 personas murieron, incluido el piloto que sufrió un infarto. El copiloto decidió no dar vuelta al aeropuerto y hacer un aterrizaje forzoso en un campo abierto que, en ese momento de pánico, divisó a lo lejos. En realidad, tendría que haber escuchado al piloto experimentado que se encontraba entre los pasajeros y que se acercó a la cabina a ofrecer ayuda, o podría haber dado un llamado de aviso a los pasajeros, que quizá hubiera generado más opciones de candidatos para asistir a Bill y que, sobre todo, le podría haber dado la posibilidad de recibir consejos para tomar mejores decisiones, como dar vuelta al avión y aterrizar de forma más segura en el aeropuerto de Phoenix.”

Estás a tiempo de acercarte a grandes capitanes (expertos) que te ayuden a que tu avión (empresa) no se estrelle contra el pavimento que alcanzas a divisar.

Acciones básicas para contratar talento para tu startup