My Queue

There are no Videos in your queue.

Click on the Add to next to any video to save to your queue.

There are no Articles in your queue.

Click on the Add to next to any article to save to your queue.

There are no Podcasts in your queue.

Click on the Add to next to any podcast episode to save to your queue.

You're not following any authors.

Click the Follow button on any author page to keep up with the latest content from your favorite authors.

Recursos Humanos / Management

No hay manera 'limpia' de lidiar con el desordenado de tu oficina

Trazar la línea entre respetar el espacio de una persona y el desorden excesivo es más difícil cuando hay consideraciones de salud mental.
No hay manera 'limpia' de lidiar con el desordenado de tu oficina
Crédito: Depositphotos.com
- VIP Contributor
Journalist, Digital Media Consultant and Investor
6 min read
Las opiniones expresadas por los colaboradores de Entrepreneur son personales.

Es probable que haya visto programas de televisión sobre personas con hábitos extremos de acumulación. Incluso tu mismo puedes tener esta tendencia. La casa de un acaparador está repleta de artículos que van desde revistas viejas hasta ropa y coleccionables. La incapacidad del acaparador para desprenderse de los artículos hace que las condiciones de vida sean bastante difíciles. Pero como revelan los reality shows, estas personas no se pueden sacudir fácilmente la compulsión.

El acaparamiento no es tan entretenido cuando sucede en el propio lugar de trabajo.

Cuando trabajaba en televisión, la persona en el cubículo contiguo al mío en la sala de redacción era un acaparador. Trajo su propio archivador desde casa y su espacio era un mar de plantas, libros, suministros de oficina, notas y otros desechos. Cuando se desbordaba hacia mi área, simplemente regresaba esos artículos en su escritorio. Era una gran distracción.

Como jefe, este tipo de cosas pueden ponerte en una posición precaria. No importa cuán productivo o talentoso sea tu empleado, el diseño de las oficinas de hoy hace que sea difícil ocultar una visión tan monstruosa como un escritorio muy desordenado de clientes y visitantes, por no mencionar el ejemplo que establece para cualquier otro trabajador de tu equipo. Aquí hay algunas cosas que puedes hacer para manejar la situación.

Comprende la causa

Lo más probable es que estés luchando para determinar por qué la oficina o el área de trabajo de tu empleado se encuentra en la condición en la que se encuentra. Esta puede ser la primera vez que hayas visto este comportamiento de cerca y de manera personal. Te puede ayudar entender que el acaparamiento puede no ser una elección que alguien haga conscientemente y que podría estar profundamente arraigada en una condición psicológica difícil de superar.

Según la Asociación Estadounidense de Psiquiatría, se desconoce la causa exacta del acaparamiento. Se ha descubierto que es más común en personas con familiares que tienen el trastorno y algunos casos se han relacionado con una lesión cerebral.

Aunque en el pasado se le consideró una derivación del trastorno obsesivo-compulsivo, en los últimos años se han identificado anomalías cerebrales en aquellas personas con acaparamiento que no están presentes en los casos de TOC.

A veces, la causa del acumulamiento puede no tener nada que ver con la salud mental. En una de las startups en las que trabajé, un nuevo empleado acababa de mudarse a la ciudad. Todavía estaba resolviendo su situación habitacional y tenía la mayoría de sus pertenencias en la oficina o en su automóvil. Dormía en la sala de juntas algunas noches. Pasaron varios meses antes de que pudiera resolver la situación, con todo y el apoyo de su supervisor.

Ofrece recursos

Si el acaparamiento es un problema de salud mental, es importante tratarlo de una manera responsable. Mantener una cultura de trabajo saludable es indispensable para retener y atraer a los empleados, y despedir a los trabajadores con alguna condición mental puede dañar rápidamente tu reputación (por no mencionar que pueden demandarte). En cambio, ofrecer apoyo, recursos y defensa al miembro de tu equipo te puede ayudar a crear un ambiente de trabajo más saludable.

Como empleador, no puedes forzar a los miembros de tu empresa a aprovechar los beneficios que ofreces, pero debes asegúrate de que estén disponibles y que los empleados los conozcan. Los planes de seguro de salud deben incluir la atención mental. Busca grupos de apoyo locales que puedan ayudar al empleado. Habla con el trabajador sobre su comportamiento. Enfatiza que estás ahí para apoyarlo, no para criticar o condenar.

Acomodar

Bajo la Ley de Estadounidenses con Discapacidades, se requiere que los empleadores hagan "adaptaciones razonables" para un empleado discapacitado, lo que puede incluir cambiar las horas de operación, permitir el trabajo a distancia o reasignar al trabajador a un puesto más apropiado. Debes hacer lo que puedas para ayudar a tu colaborador a superar sus problemas (asumiendo que el empleado sea un miembro productivo del equipo que puede ayudar a tu negocio). Si el trabajador tiene problemas de rendimiento, esa es una cuestión diferente que tratar.

Si te preocupa tener una oficina desordenada, reubica al empleado a un área menos visible para los visitantes o encuentra una forma de dividir la oficina con mamparas. Pero para las pequeñas empresas, el espacio de oficina generalmente es un bien escaso, e incluso se puede alquilar en un coworking donde tienes que lidiar con las quejas de otros inquilinos. En ese caso, no tendrás más remedio que despejar el desorden.

Establecer pautas

Ser comprensivo incluye establecer expectativas razonables para cualquier persona dentro de su empleo. Si aún no tienes un manual de políticas, comienza uno e incluye un protocolo sobre la limpieza de los lugares de trabajo.

Ya sea que tengas un empleado o 20, debes estar preparado para aplicar las políticas de manera uniforme. Recuérdele al trabajador sobre la política de los escritorios y establece un plazo para despejar el desorden.  

Una vez que tu empresa comience a contratar empleados se enfrentará a numerosos desafíos. Cuando esos desafíos involucran un desorden como el acaparamiento, puede encontrar que debes ser un poco indulgente, al mismo tiempo que te aseguras de que haya un entorno donde todos puedan trabajar cómodamente.

La guía de Monty Burns para manejar a tu equipo