Storytelling

Lecciones de marketing de un poeta muerto para emprendedores

Situado en el número 450 de la Amsterdam Avenue, a sólo unas cuadras de Central Park, este lugar no es el más caro, el más exclusivo o el más grande de los bares de la Gran Manzana. Sin embargo, es el que mejor ha asimilado el concepto de story telling y aplicado sus beneficios para la venta.
Lecciones de marketing de un poeta muerto para emprendedores
Crédito: Arturo J. Flores
5 min read
Las opiniones expresadas por los colaboradores de Entrepreneur son personales.

Los mexicanos leemos poco, pero eso no significa que no nos guste que nos cuenten historias. De hecho, compramos historias. Nos fascinan. Recién estuve de viaje en Nueva York y comprendí el poder de venta que radica en una historia bien contada. Una lección invaluable para cualquier emprendedor transmitida por mí, que si bien no tengo un negocio propio, soy consumidor desde que comencé a cobrar un sueldo.

Te voy a contar las lecciones que un poeta muerto le puede transmitir a un emprendedor.

Situado en el número 450 de la Amsterdam Avenue, a sólo unas cuadras de Central Park, The Dead Poet no es el más caro, el más exclusivo o el más grande de los bares de la Gran Manzana. Dista mucho de ello. Sin embargo, es el que mejor ha asimilado el concepto de story telling y aplicado sus beneficios para la venta.

Foto: Arturo J. Flores

Un rincón de escritores que no escriben

De entrada, su nombre encierra un concepto. The Dead Poet es el refugio neoyorkino de los escritores. No únicamente de quienes han publicado libros, sino de quienes mientras saborean un trago quieren sentir que son escritores, aunque nunca hayan publicado un verso. Todos sabemos la poesía y el alcohol van de la mano.

Como es un pub irlandés, sus cartas fuertes son el whisky y la cerveza Guinness, emblema de la nación de James Joyce. Pero la carta de cocteles lleva nombres tan ad hoc para el lugar como For whom the bell tolls –Por quien doblan las campanas– una de las novelas más representativas de Ernest Hemingway, elaborado con champaña, jugo de uva y licor de durazno o Edgar Allan Poe, que lleva vodka, jugo de limón y otras exquisiteces que se presenta en una copa de Martini.

Juro que el ambiente es tan bohemio y literario, que no uno, sino había dos bebedores sentados solos, leyendo libros, cuando llegué al The Dead Poet. Existe un auténtico enamoramiento de los clientes con la marca, porque la historia refuerza su experiencia.

Foto: Arturo J. Flores

El cuadro de honor

Decía yo que la bebida estrella es la cerveza Guinness. Creada en 1759 por el maestro (y mi tocayo) Arthur Guinness en Dublín, se trata de una stout cremosa cuya tan característica espuma se debe al nitrógeno que se añade. Por desgracia, en México sólo puede comprarse en lata o botella, cuando la mejor experiencia es beberla del barril.

The Dead Poet tiene una de las promociones más divertidas y originales que he visto. Y llevo visitando bares en diferentes partes del mundo por más de 20 años. Cuenta con una pared del honor en la que coloca placas doradas en honor a cada uno de sus clientes. Una placa con su nombre para quienes se han bebido 100 pintas (la medida tradicional de Irlanda), una placa un poco más grande con fotografía para quienes se han terminado 500 y una tallada en madera para quienes han visto fallecer 1000 vasos de Guinness.

No hay tiempo límite. Sólo se trata de incentivar las visitas al bar. Para contabilizar las pintas, The Dead Poet les obsequia (OBSEQUIA, una palabra que a los empresarios mexicanos parece causarles horror) una tarjeta del Club Guinness que refuerza su sentido de pertenencia. Una maravilla si se le ve como inversión.

Foto: Arturo J. Flores

La verdad incómoda

He asistido a muchos bares que ofertan promociones como “Una docena de alitas a mitad de precio en la compra de una cubeta de cervezas” o “Caballitos de tequila al 2x1”. El problema con ellas es que, lejos de contar una historia, hacen sentir avergonzado a quien participa. Me explico: a nadie nos gustaría salir con una chica y decirle: “vamos a pedir la cubeta para que me cuesten la mitad nuestras alitas”.

En cambio, formar parte del club de bebedores de una cerveza con 259 años de antigüedad, que goza de una reputación maravillosa en el mundo de la cultura pop, y ocupar una posición en su “cuadro del honor” es otra cosa. Cuenta una historia. Y ya habíamos dicho que a los seres humanos nos fascinan las historias. Ser protagonistas de ellas, mucho más.

Las promociones esconden una verdad incómoda: a todos nos gustan las cosas gratis o más baratas. Pero no nos enorgullece que los demás se enteren. ¿Pero qué tal si la gratuidad va de la mano de un privilegio? Por ejemplo, que nuestro cumpleaños coincida con el de alguna gloria de la literatura universal. Es decir, puede ser que nunca hayas abierto un libro de Jack Kerouac, ¿pero no gritarías a los cuatro vientos que naciste justo el mismo día que el autor de On the road?

En The Dead Poet así funciona. Al final de la carta se enlistan los cumpleaños de los escritores que nacieron ese mismo mes. Si el tuyo coincide con alguno, presentas tu identificación y ¡listo! Te obsequian unos tragos. Uno que seguramente subirás a Instagram CONTANDO LA HISTORIA de cómo te lo ganaste y convirtiéndote así, en Embajador de Marca del pub.

Ojo: no estás regalando nada. Hasta esas tarjetas son una inversión.

Esas son las lecciones que un poeta muerto le dio a un emprendedor. Yo sólo estuve ahí para transmitirlas y tomarme una cerveza.

Keep Reading

Mexico Desconocido

Homenaje a Toledo: volarán papalotes en la CDMX el 15 de septiembre

El domingo 15 de septiembre realizarán un homenaje a Francisco Toledo en la CDMX. Decenas de papalotes volarán por los cielos para recordarlo.
Nupcias Magazine

Montajes de boda 100 por ciento mexicanos

¡Viva México y sus diseñadores! Talento nacional para tu gran día.
Cine Premiere

Taquilla México: El capítulo histórico de It dentro el género de terror

It: Capítulo 2 se ha convertido en el mejor estreno no-Disney en la taquilla de México y ha entrado en el top 40 histórico de películas más taquilleras.
Altonivel

La startup chilena que lleva los idiomas a las cafeterías llegó a México

Poliglota

Hace 10 años, en 2009, José Sánchez y Carlos Aravena, en ese entonces alumnos de la Universidad Católica de Chile, decidieron crear un nuevo modelo educativo para la enseñanza y aprendizaje de idiomas, proyecto al que más tarde se sumaría Nicolás Fuenzalida. Y es que, durante años, intentaron aprender inglés a través del método tradicional: en una escuela de idiomas, con el clásico método de memorización, materiales que no se actualizan constantemente y los típicos exámenes en papel, pero nunca fueron capaces de lograr una conversación fluida.

Tras 5 años de desarrollo y perfeccionamiento, estos 3 emprendedores finalmente lograron su cometido: crear un método innovador de enseñanza de idiomas y levantar recursos por un monto de 300,000 dólares de un Fondo de Inversión suizo para lanzar al mercado chileno su startup, a la que llamaron Poliglota.

Fue tal el éxito de Poliglota en Chile que al poco tiempo vino la internacionalización. En 2018, la compañía arribó a México, uno de los mercados más importantes en Latinoamérica, debido a su vecindad con Estados Unidos, que es su principal socio comercial; y más tarde llegaron a Perú. El próximo año, Aravena y sus socios tienen pensado abrir operaciones en Brasil, el gigante de la región; así como consolidar su presencia en México, país donde solo el 5% de su población habla fluidamente el idioma inglés, aunque dicho porcentaje es más alto que el de Latinoamérica, que es de solo 2%.

Poliglota

Lee: 6 idiomas que te abrirán la puerta a un mejor empleo

Para ello, la startup chilena pretende levantar, en el segundo semestre del año, entre 3 y 5 millones de dólares (mdd) de Fondos de Inversión de México, Chile y Miami. 

“Esta segunda ronda para levantar recursos se abrió en agosto pasado y se cierra en enero de 2020. Hemos decidido abrir las puertas de Poliglota a inversionistas de Fondos de Inversión que quieran sumarse para continuar con nuestra expansión en Chile y México, donde nuestra metodología ha tenido una alta demanda; queremos ser más agresivos en estos mercados y también abrir operaciones en Brasil, que igualmente es un gran mercado, al que queremos llegar. Vamos con todo”, subrayó Sánchez, en entrevista con Alto Nivel.

Hoy, Poliglota cuenta con 500 profesores y 12,000 estudiantes, de los cuales 4,000 alumnos se encuentran en México y el 90% de estos estudia el idioma inglés. “Este año vamos a cerrar con 8,000 alumnos en Ciudad de México y en 2020, año en que abriremos operaciones en Monterrey y Guadalajara, el objetivo es alcanzar la cifra de 20,000 estudiantes; queremos convertir a México en un país bilingüe”, indicó el fundador de Poliglota.

Poliglota

Lee: ¿Cuáles son los idiomas más competitivos para trabajar?

Del aula a la cafetería

Pero ¿qué hace a Poliglota tan diferente del resto de las escuelas de idiomas? Primero, ofrece clases de inglés, francés, italiano, alemán y portugués en grupos pequeños, de 3 a 8 estudiantes por grupo, que garantizan un feedback personalizado del profesor; segundo, los profesores son expertos en el idioma y están preparados para enseñar, corregir y alentar el avance del alumno; tercero, los grupos son nivelados, es decir, están conformados con personas que tienen el mismo nivel, lo que facilita la conversación, sin miedo a equivocarse; cuarto, el método se centra en la práctica real de capacitar para la comunicación; quinto, las clases se imparten en cafeterías cercanas a la casa u oficina de los estudiantes, que son ambientes sociales que invitan a la conversación; y, por último, las clases (2 por semana de 90 minutos) se toman en horarios pensados para que no interfieran con las actividades de las personas. 

“Algo muy importante es que contamos con profesores de diferentes nacionalidades: Gran Bretaña, India, Lituania, Italia, Alemania, Francia, Portugal, México, Estados Unidos, entre muchos otros. Estamos en un mundo global y te puede tocar hablar inglés u otro idioma con alguien de otro país que tiene una pronunciación diferente y no entender nada, no lograr comunicarte. Pero no solo eso, nuestros profesores son gente interesante, con distintas profesiones, que nosotros preparamos y que pueden aportar otro tipo de conocimientos y experiencias a nuestros alumnos. En los niveles básicos, nuestros profesores hablan muy bien el español, pues muchos de ellos son mexicanos y latinoamericanos, pero a medida que se avanza los maestros son de otros países, que no hablan nada de español”, explicó Sánchez.

Lee: Hablar idiomas, básico para conseguir un buen trabajo

Todo parece indicar que esta startup chilena tiene un futuro promisorio dentro de la industria de la enseñanza de idiomas, cuyo valor de mercado a nivel global se estima en más de 20,000 mdd. Y México será clave de ese futuro.

More from Entrepreneur

David provides constructive insight to help businesses focus on their company growth, build brand awareness and know when and how to raise money.
Jumpstart Your Business. Entrepreneur Insider is your all-access pass to the skills, experts, and network you need to get your business off the ground—or take it to the next level.
Are you paying too much for business insurance? Do you have critical gaps in your coverage? Trust Entrepreneur to help you find out.

Latest on Entrepreneur