My Queue

There are no Videos in your queue.

Click on the Add to next to any video to save to your queue.

There are no Articles in your queue.

Click on the Add to next to any article to save to your queue.

There are no Podcasts in your queue.

Click on the Add to next to any podcast episode to save to your queue.

You're not following any authors.

Click the Follow button on any author page to keep up with the latest content from your favorite authors.

Emprendedores / Historias Entrepreneur

Los universitarios que quieren iluminar el futuro de México

Alejandro, Karla, Elías y Mariana son las mentes detrás del proyecto Tonalli, iniciativa que busca brindar una alternativa de electricidad sustentable a poblaciones y comunidades vulnerables alrededor del país.
Los universitarios que quieren iluminar el futuro de México
Crédito: Cortesía Tonalli
4 min read
Las opiniones expresadas por los colaboradores de Entrepreneur son personales.

De acuerdo a datos del Banco Mundial, 94% de la población en México cuenta con acceso a la electricidad en sus hogares. Es decir, del total de habitantes en el país, alrededor de 7,650 millones de personas no cuentan con seguridad energética en sus comunidades, sin considerar la calidad y estabilidad de servicio brindado en las áreas de disponibilidad.

Tal escenario refleja una necesidad clara para un amplio grupo de mexicanos, quienes presentan fallas o nulidad de servicio eléctrico, ya sea por falta de infraestructura o mantenimiento.

“Tonalli surgió como respuesta la convocatoria de emprendimiento social de los Hult Prize en la Universidad Panamericana. El proyecto consiste en la instalación de paneles solares comunitarios en poblaciones que no tienen acceso a la electricidad por condiciones geográficas, impacto de desastres naturales o incluso por el alto costo que esta puede representar para sus familias”, comentó Alejandro Méndez, estudiante de Ingeniería en Innovación y Diseño.

Hult Prize es una competencia internacional que se realiza en instituciones de educación superior, fomentando el desarrollo de proyectos de innovación y emprendimiento con un impacto social aplicable. Tras coronarse ganadores en la competencia interna de la Universidad Panamericana, el equipo competirá en las regionales de Toronto para calificar a la final en Londres y conseguir el premio de un millón de dólares como financiamiento.

La idea que proponen funciona a partir de una serie de paneles solares, los cuales se componen por 40 baterías cada uno. Cada estación brinda energía para hasta 40 casas de cuatro o cinco integrantes cada una, quienes pueden rentarlos 24 horas por un costo aproximado de 10 pesos.

“La gente no estaría pagando por la batería ni por el panel solar que recarga esas baterías, sino que solamente paga por la energía que usa durante ese día. Como las baterías van y regresan a la estación, se distribuyen por toda la comunidad y de esta forma podemos hacer costeable el proyecto”, agregó Méndez.

Como parte del proyecto, el equipo interdisciplinario desarrolló un desglose de proyección financiera a cinco años, soporte del modelo de negocio que plantean. Esto también cubre el requisito metodológico de desarrollar un esquema escalable y replicable a todo el mundo.

Si bien la inyección de capital privado proveniente de Fundación Clinton marcaría un punto de arranque para Tonalli, la conceptualización que le han dado le permitirá funcionar de manera autosustentable e incluso generar un retorno de inversión en un plazo de 9 meses, al tiempo que cubre la necesidad de energía en comunidades vulnerables.

“Ahorita tenemos un prototipo funcional, lo que vamos a presentar es un modelo donde conectamos el panel a las baterías necesarias y que entrega a los usuarios la posibilidad de conectar dispositivos por salida de electricidad tradicional, puerto USB o incluso conexión de socket para hasta tres focos LED”, explicó Karla Rico, estudiante de Licenciatura en Pedagogía.

Abarcando el factor técnico, social y administrativo, el equipo detrás de Tonalli hace hincapié en la importancia de desarrollos sustentables, los cuales además de generar un impacto social pueden resultar altamente redituables para las empresas, concatenando una serie de beneficios para todas las partes involucradas.

“Creo que es muy importante que los jóvenes contagiemos al resto de la sociedad para entender que se puede generar un negocio sustentable, donde haya ingresos fuertes pero se haga también un uso consciente y sustentable de los recursos, un desarrollo de las comunidades más necesitadas y que al mismo tiempo estos cambios se conviertan en algo que destaque a México a nivel internacional. Es una gran área de oportunidad para inspirar a las empresas existentes a tomar un rol mucho más orientado al emprendimiento social”, observó Rico.

La app que transforma a tus vendedores en tiburones