My Queue

There are no Videos in your queue.

Click on the Add to next to any video to save to your queue.

There are no Articles in your queue.

Click on the Add to next to any article to save to your queue.

There are no Podcasts in your queue.

Click on the Add to next to any podcast episode to save to your queue.

You're not following any authors.

Click the Follow button on any author page to keep up with the latest content from your favorite authors.

Consultoría

Certifícate para competir de manera global

La generación de normas es una tendencia internacional que promueve la globalización. Entre más estandarizado esté tu producto más apertura y acceso a mercados tendrá.
Certifícate para competir de manera global
Crédito: Depositphotos.com
4 min read
Las opiniones expresadas por los colaboradores de Entrepreneur son personales.

¿Te imaginas una tarjeta de crédito o débito en forma de hexágono? Seguramente se vería moderna y bonita, pero existen estándares y normas internacionales como el de las mismas tarjetas y las POS (terminal punto de venta), en los cuales no podría realizarse el cobro debido a sus dimensiones, que estarían fuera del estándar.

A nivel global, las tarjetas de pago, llámese crédito, débito, de regalo, departamentales, de recompensa, etcétera, tienen dimensiones únicas, están estandarizadas. Sucede lo mismo cuando hablamos de una entrada USB, en la que en un extremo puede ser un cable de audio o de corriente, unos audífonos o una memoria.

La conexión USB es un estándar único que conecta por igual en una PC, laptop u otro dispositivo y hace amigable el uso de la tecnología entre dispositivos de audio y vídeo o nuestros equipos de cómputo.

Los productos estandarizados promueven la globalización ya que se fabrican y apegan a un mismo estándar y se venden por igual aquí o en China; a eso se le denomina acceso al mercado.

En México, al igual que en muchos países, los productos se certifican para validar que cumplen con especificaciones de seguridad, mismas que también están estandarizadas y que buscan como objetivo primordial la seguridad de las personas.

Las certificaciones en TI, electrónica, o software, las otorgan varios organismos, pero sin duda el que lleva la delantera en el sector es NYCE, dirigido por Carlos Pérez Munguía. Este organismo tiene 23 años en el mercado y atiende a alrededor de 2,400 empresas en México y Latinoamérica. De ellas unas 1,800 son pymes. La labor de este organismo es indispensable para facilitar el acceso a mercados.

Hacer un estándar implica transferencia tecnológica. “Si hacemos un estándar mexicano basado en una norma internacional y lo ponemos a disposición de la industria, ésta podría utilizar ese estándar para generar productos para el mercado mexicano, pero que a su vez podrían ser usados por otros países  ya que están basados en un estándar internacional”, dice Carlos.

También los empleados y procesos administrativas se certifican. Por ejemplo, en México hay al menos 8,000 empresas certificadas en sistemas de gestión de calidad, 4,000 empresas dedicadas al desarrollo de software, aplicaciones y otros servicios digitales.

La certificación permite a más empresas incrementar su competitividad y competir abiertamente con empresas ubicadas en otros países. En México a penas el 3% de las pequeñas y medianas empresas (unas 80,000) exportan.

Falta permear la cultura de normalización  y de todo el modelo de desarrollo en mexicanos para que se utilicen las normas, considera Pérez Munguía. “Mientras la pyme mexicana no genere producto no sólo customizado al mercado de destino, sino utilizando estándares internacionales, le va a ser más difícil exportar”, advierte.

De acuerdo con Pablo Corona, director adjunto de NYCE-SIGE, organismo que recientemente cumplió 7 años de operación, muchas de estas empresas han podido establecer una cartera de clientes no sólo en México, sino en toda la región de Norte, Centro y Sudamérica, gracias a que han podido demostrar sus capacidades con este aval que les brinda la implementación de sistemas de gestión basados en estándares internacionales. Con ello garantizan la calidad de sus productos y eficacia en sus procesos productivos.

Sin duda vemos cómo los aspectos de estandarización y certificación son un excelente engrane y a la vez herramientas de la competitividad.

 

La academia que te ayuda a tener más ventas