Vida emprendedora

Estrategias para comunicarse con un emprendedor

Michael Blumenstein, pensador y filósofo alemán, aseguraba que "el 99% de nuestros problemas se generan por la confusión de roles" y ¡tenía mucha razón!
Estrategias para comunicarse con un emprendedor
Crédito: Depositphotos.com
5 min read
Las opiniones expresadas por los colaboradores de Entrepreneur son personales.

Desde hace más de seis años vivo con un emprendedor y comunicarme con él no ha sido fácil, pero sí muy divertido y enriquecedor. Gracias a varios encontronazos en el camino y el privilegio de haber conocido personalmente a Michael, nos dimos cuenta de que la mayoría de nuestras discusiones se habían dado por confundir los roles.

Cómo desenredar los roles

Para empezar, es importante distinguir los diversos roles que tenemos cuando vivimos con un emprendedor. En mi caso descubrí los de: pareja, socia y colaboradora y él —por su parte— develó los suyos.

Y es que los roles son fundamentales para entender porqué nos comportamos de cierta manera y porqué recibimos ciertas reacciones en respuesta. Por ejemplo, cuando le hablo a mi emprendedor como socia, espero que me trate como su igual y no tolero que me dé órdenes. Sin embargo, cuando me expreso como su colaboradora tengo que hacer “de tripas corazón” si me ordena algo.

En el pasado, nos ocurrió muchas veces que —sin darnos cuenta— empezábamos una charla como socios y alguno de los dos (confieso que, con frecuencia, era yo) saltaba intempestivamente al rol de pareja.

El riesgo de cambiar de un rol a otro en la misma discusión —y sin advertir al interlocutor— es que se obliga al otro a cambiar de “sistema social”. En otras palabras, una conversación entre socios puede convertirse en un difícil, y casi imposible diálogo, entre un socio y su pareja. Evidentemente la forma de conducirse, hablar y sentir de un socio es diferente cuando habla con otro socio, que cuando habla con su pareja.

Por todo ello, es básico distinguir desde qué rol hablamos y con qué rol deseamos entablar esa charla por parte del otro.

Entonces, ¿es posible conversar sin enredarse (y dejar de pelear)?

¡Por supuesto! Antes que nada, conviene aclarar quién habla y con quién quiere hablar. Sí, como lo hacíamos en antaño en los teléfonos fijos, esas preguntas básicas aclaran los roles.

Ahora procuro comenzar las charlas diciendo: “La editora quiere decirte algo” o bien, “Amor, hoy no tuve un buen día” o quizá “Señor Director, no estoy de acuerdo con eso”.

Al principio suena un poco extraño, pero a la larga es una buena estrategia para evitar malos entendidos y muchas controversias.

Hablándole al emprendedor

La convivencia con un emprendedor es compleja, particularmente porque son personas que viven, sueñan y respiran su negocio. Por lo tanto, tener una buena comunicación es todo un reto.

Al emprendedor hay que hablarle en su idioma, sin embargo, esto no significa mandarle un correo electrónico para pedirle que compre un poco de leche antes de regresar a casa. En realidad “hablarle en su idioma” quiere decir ser empático al momento de conversar, lo que se puede lograr intentando:

  1. Favorecer las pláticas personales. Podríamos pensar que WhatsApp (tan a la mano y tan ameno) es la mejor opción para comunicarnos y en este tema, no es lo ideal. Las apps de comunicación instantánea son excelentes para resolver situaciones urgentes o de coyuntura, pero no para la plática profunda que necesitamos tener con el emprendedor.
  2. Tener conversaciones que vayan directo a lo que se quiere decir. Los emprendedores estarán de acuerdo conmigo en que no les gustan las indirectas. De hecho, muy probablemente, soltar una indirecta para que mi interlocutor interprete lo que quise decir es una estrategia arriesgadísima. No sugiero intentarlo.
  3. Evitar mandar recados con los hijos o asistentes. Nada peor que usar intermediarios, busquemos a nuestro emprendedor cara a cara para plantearle ese tema que tenemos pendiente. Los voceros, suelen cambiar el mensaje, agregar o quitar cosas y no le aportan mucho al buen proceso de comunicación entre adultos.
  4. Saber cuándo parar la conversación. Si hay algo que el emprendedor valora es su tiempo, por lo tanto, las charlas con ellos debieran ser muy eficientes. Alargar la conversación sin llegar a algo indica que es momento de parar. Revisen las condiciones, quizá alguno estaba cansado o enfermo o simplemente, el contexto no ayudó y es mejor detener una charla que forzarse en un ejercicio que puede derivar en mucha frustración.
  5. Mantenerse enfocados en el diálogo. Esta última recomendación no es tan fácil de seguir, sobretodo si la plática de socios es interrumpida por una llamada telefónica de la suegra o si una rica conversación entre los padres se detiene para darle “me gusta” al meme del día. ¡Dejen todos los dispositivos fuera de este ejercicio y sean pacientes!
  6. Practicar, practicar y practicar. Como todo en la vida, es la base para hacerlo cada vez mejor.

Sí, vivir con un emprendedor es todo un reto, pero también es cierto que es una de las mejores experiencias que se pueden tener.

Keep Reading

Mexico Desconocido

Homenaje a Toledo: volarán papalotes en la CDMX el 15 de septiembre

El domingo 15 de septiembre realizarán un homenaje a Francisco Toledo en la CDMX. Decenas de papalotes volarán por los cielos para recordarlo.
Nupcias Magazine

Montajes de boda 100 por ciento mexicanos

¡Viva México y sus diseñadores! Talento nacional para tu gran día.
Cine Premiere

Taquilla México: El capítulo histórico de It dentro el género de terror

It: Capítulo 2 se ha convertido en el mejor estreno no-Disney en la taquilla de México y ha entrado en el top 40 histórico de películas más taquilleras.
Altonivel

La startup chilena que lleva los idiomas a las cafeterías llegó a México

Poliglota

Hace 10 años, en 2009, José Sánchez y Carlos Aravena, en ese entonces alumnos de la Universidad Católica de Chile, decidieron crear un nuevo modelo educativo para la enseñanza y aprendizaje de idiomas, proyecto al que más tarde se sumaría Nicolás Fuenzalida. Y es que, durante años, intentaron aprender inglés a través del método tradicional: en una escuela de idiomas, con el clásico método de memorización, materiales que no se actualizan constantemente y los típicos exámenes en papel, pero nunca fueron capaces de lograr una conversación fluida.

Tras 5 años de desarrollo y perfeccionamiento, estos 3 emprendedores finalmente lograron su cometido: crear un método innovador de enseñanza de idiomas y levantar recursos por un monto de 300,000 dólares de un Fondo de Inversión suizo para lanzar al mercado chileno su startup, a la que llamaron Poliglota.

Fue tal el éxito de Poliglota en Chile que al poco tiempo vino la internacionalización. En 2018, la compañía arribó a México, uno de los mercados más importantes en Latinoamérica, debido a su vecindad con Estados Unidos, que es su principal socio comercial; y más tarde llegaron a Perú. El próximo año, Aravena y sus socios tienen pensado abrir operaciones en Brasil, el gigante de la región; así como consolidar su presencia en México, país donde solo el 5% de su población habla fluidamente el idioma inglés, aunque dicho porcentaje es más alto que el de Latinoamérica, que es de solo 2%.

Poliglota

Lee: 6 idiomas que te abrirán la puerta a un mejor empleo

Para ello, la startup chilena pretende levantar, en el segundo semestre del año, entre 3 y 5 millones de dólares (mdd) de Fondos de Inversión de México, Chile y Miami. 

“Esta segunda ronda para levantar recursos se abrió en agosto pasado y se cierra en enero de 2020. Hemos decidido abrir las puertas de Poliglota a inversionistas de Fondos de Inversión que quieran sumarse para continuar con nuestra expansión en Chile y México, donde nuestra metodología ha tenido una alta demanda; queremos ser más agresivos en estos mercados y también abrir operaciones en Brasil, que igualmente es un gran mercado, al que queremos llegar. Vamos con todo”, subrayó Sánchez, en entrevista con Alto Nivel.

Hoy, Poliglota cuenta con 500 profesores y 12,000 estudiantes, de los cuales 4,000 alumnos se encuentran en México y el 90% de estos estudia el idioma inglés. “Este año vamos a cerrar con 8,000 alumnos en Ciudad de México y en 2020, año en que abriremos operaciones en Monterrey y Guadalajara, el objetivo es alcanzar la cifra de 20,000 estudiantes; queremos convertir a México en un país bilingüe”, indicó el fundador de Poliglota.

Poliglota

Lee: ¿Cuáles son los idiomas más competitivos para trabajar?

Del aula a la cafetería

Pero ¿qué hace a Poliglota tan diferente del resto de las escuelas de idiomas? Primero, ofrece clases de inglés, francés, italiano, alemán y portugués en grupos pequeños, de 3 a 8 estudiantes por grupo, que garantizan un feedback personalizado del profesor; segundo, los profesores son expertos en el idioma y están preparados para enseñar, corregir y alentar el avance del alumno; tercero, los grupos son nivelados, es decir, están conformados con personas que tienen el mismo nivel, lo que facilita la conversación, sin miedo a equivocarse; cuarto, el método se centra en la práctica real de capacitar para la comunicación; quinto, las clases se imparten en cafeterías cercanas a la casa u oficina de los estudiantes, que son ambientes sociales que invitan a la conversación; y, por último, las clases (2 por semana de 90 minutos) se toman en horarios pensados para que no interfieran con las actividades de las personas. 

“Algo muy importante es que contamos con profesores de diferentes nacionalidades: Gran Bretaña, India, Lituania, Italia, Alemania, Francia, Portugal, México, Estados Unidos, entre muchos otros. Estamos en un mundo global y te puede tocar hablar inglés u otro idioma con alguien de otro país que tiene una pronunciación diferente y no entender nada, no lograr comunicarte. Pero no solo eso, nuestros profesores son gente interesante, con distintas profesiones, que nosotros preparamos y que pueden aportar otro tipo de conocimientos y experiencias a nuestros alumnos. En los niveles básicos, nuestros profesores hablan muy bien el español, pues muchos de ellos son mexicanos y latinoamericanos, pero a medida que se avanza los maestros son de otros países, que no hablan nada de español”, explicó Sánchez.

Lee: Hablar idiomas, básico para conseguir un buen trabajo

Todo parece indicar que esta startup chilena tiene un futuro promisorio dentro de la industria de la enseñanza de idiomas, cuyo valor de mercado a nivel global se estima en más de 20,000 mdd. Y México será clave de ese futuro.

More from Entrepreneur

Dustin's experience and expertise can help you monetize your message, build a marketing strategy and connect with influencers.
Jumpstart Your Business. Entrepreneur Insider is your all-access pass to the skills, experts, and network you need to get your business off the ground—or take it to the next level.
Are you paying too much for business insurance? Do you have critical gaps in your coverage? Trust Entrepreneur to help you find out.

Latest on Entrepreneur