My Queue

There are no Videos in your queue.

Click on the Add to next to any video to save to your queue.

There are no Articles in your queue.

Click on the Add to next to any article to save to your queue.

There are no Podcasts in your queue.

Click on the Add to next to any podcast episode to save to your queue.

You're not following any authors.

Click the Follow button on any author page to keep up with the latest content from your favorite authors.

Librería Entrepreneur

Cómo publicar un libro por tu propia cuenta

Estos son los pasos que debes seguir para sacar a la venta tu primera obra en México.
Cómo publicar un libro por tu propia cuenta
Crédito: Depositphotos.com
7 min read

¿Para emprender es forzoso arrancar una compañía o un negocio? ¿Constituir una empresa, contratar empleados, vender un servicio o producto y dar prestaciones? ¿Seguir una cultura empresarial y servir de líder y modelo para otros? ¿Acaso no existen otras formas de realizarse e iniciar un camino propio? ¿No podría considerarse como emprendimiento perseguir un sueño personal, por decir, escribir un libro y publicarlo por tu cuenta?

En el bestseller El engaño de Ícaro, Seth Godin invita a crear arte, a actuar de forma disruptiva y diferente. No obstante, con ello no se refiere a que debes crear una bella arte, una pintura, una ópera o escribir una novela, a menos que eso sea exactamente lo que quisieras. Y si lo que estás buscando es ser un autor independiente y conseguir que tu “bebé” esté a la venta en librerías de prestigio, estos son los pasos que debes seguir de acuerdo con Aly Emmanuel Antúnez Vázquez, el autor de Ya no quiero ser godínez, quien ya recorrió este camino y te aconseja lo siguiente.

1. Una vez que termines de escribir tu libro contrata a alguien que te haga una edición o corrección de estilo para revisar que no haya faltas ortográficas, de redacción o contenido que podrían resultar inadecuadas para el propósito. Te pueden ayudar a matizar ciertos argumentos o mejorar la estructura si es que tienes poca noción de cómo se hace.

2. Ya que esté listo, si no quieres someterte al escrutinio de las casas editoriales o sencillamente no deseas recibir únicamente el 5 por ciento de las regalías por la venta de tu trabajo –como ocurre si lo lanzas bajo este esquema–, lo primero a hacer es registrarlo en el Instituto Nacional del Derecho de Autor tras llevar la documentación requerida. Aquí encontrarás todo tipo de asesores (orientación, apartado legal, etcétera) que te informarán cómo evitar multas. Al registrarlo ellos se cercioran de que no existan plagios ni haya causas para que te demanden por difamación, publicidad u otros aspectos. El registro puede tardar una semana o un día, dependiendo de lo que decidas.

En el primer caso se hace a través de una persona que revisa el texto y en el segundo mediante un programa, pero si no lo recoges en el mismo día te lo entregan un mes después. Posteriormente se hace una segunda revisión que va de seis a nueve meses, la cual es más profunda. “Tienes que estar súper al pendiente del teléfono y el mail que les dejes, porque si te mandan un correo donde digan que esta parte es plagio de tal, tienes que ir a defender con capa, espada y abogado tu libro y decir que no es un plagio”, explicó Aly. “Si pasados esos nueve meses no te dicen nada, tu libro es tuyo y nadie puede hacer nada al respecto”.   

3. También debes registrar la portada, si lleva alguna fotografía o algún tipo de logo hay que patentarlo. Igualmente se registran las imágenes que contenga el texto en su interior (pagas por cada una). Si alguien te hace una imagen o diseño, deben llenar un formato en el que autorizan que su trabajo se utilice en tu obra. De lo contrario te multan.

4. Si lo escribes en Word, Pages o algún programa similar tal vez en la imprenta te pidan que lo pases a Illustrator, Indesign o algún programa de Adobe. Puedes contratar a algún diseñador para que te asista.

5. Debes determinar si tu libro saldrá con pasta blanda, dura o ambas, porque si, por ejemplo, das de alta la opción de pasta blanda “y luego quieres sacar una edición especial con pasta dura, te multan”, enfatizó. Incluso si cambias un signos de puntuación que modifiquen el sentido de la frase, también pueden multarte. Si decides sacar ambos tipos de pasta necesitas imprimir un mínimo de cuatro ejemplares de cada uno para hacer el depósito legal.

“Es el legado que como escritor mexicano le dejas a México”, así que debes llevar dos libros a la Biblioteca Central de la UNAM y otros dos a la Cámara de Diputados. Sólo tienes seis meses para hacerlo, de lo contrario hay multa.

6. Tramita el ISBN (International Serial Book Number) pasados los nueve meses de revisión profunda de los derechos de autor y genera tu código de barras (hay algunos generadores en internet que son gratuitos). “El código de barras de los productos mexicanos empieza con 725, pero el de todos los libros del mundo es el ISBN”. Para registrarlo se necesita el precio que se le va a poner (el cual tú determinas), el gramaje de las hojas, tipo de papel, encuadernación, las medidas exactas, todo lo cual llenas en un formato. Si alguna de estos datos es incorrecto puede ameritar una multa. Inicia este proceso justo una semana antes de que se lo lleves al impresor. “Él ya debe tener todos los cuadros, las imágenes, excepto el cuadrito del código de barras, pero debe estar a la espera de él para imprimirlo inmediatamente después”. Si se imprime sin el código de barras te multan. Determina muy bien tus fechas, porque además de la multa si le mueves el día al impresor podría inflarte el costo del libro.

7. Elige la imprenta. Si tienes un lugar de confianza es lo ideal, de lo contrario no te dejes llevar sólo por la cotización o lo más barato; asegúrate que la portada sea sulfatada (si se moja no le pasa nada) y UV (así los colores resaltan), pide un papel ahuesado (que no sea totalmente blanco) para que la lectura no sea cansada. Toma en cuenta que la merma de la imprenta de los libros que no quedarán al 100 por ciento es de entre 5 y 10 por ciento de los ejemplares.

8. Colócalo en librerías. Hay que picar piedra, pero si lo consigues ellas sólo se quedan con entre el 40 y 50 por ciento del dinero generado por cada venta de libro y a ello le debes quitar impuestos. Sin embargo, si lo lanzas por medio de una editorial sólo te regresan entre el 5 y 10 por ciento de regalías menos impuestos.

Tips para promover la presentación de tu libro

  • Empiezas tres meses antes de la fecha de la presentación con contactos que te acerquen a tu público objetivo, pero no lo hagas público. Ellos te ayudarán con la promoción.
  • Dos meses antes de la fecha avientas la campaña y bombardeas durante dos semanas en redes sociales.
  • Cuando falte mes y medio, durante un mes lo lanzas constantemente pero con mesura. Esporádicamente.
  • Dos semanas antes bombardeas con videos personalizados para cada día: faltan x días.
Las opiniones expresadas por los colaboradores de Entrepreneur son personales.

'Ya no quiero ser godínez': una invitación al emprendimiento