Comunicación

¿Quieres mejorar tu habilidad para comunicarte? Deja de decir estas 24 palabras

Deja de decir estas palabras en la oficina. Mejorarás tu habilidad para comunicarte y tus compañeros de trabajo te lo agradecerán
¿Quieres mejorar tu habilidad para comunicarte? Deja de decir estas 24 palabras
Crédito: Depositphotos.com
Entrepreneur Staff
Associate Editor, Contributed Content
10 min read

Por cientos de años, nuestras herramientas más poderosas para cambiar el mundo y lo que nos rodea han sido las palabras. Eso sigue siendo una realidad actualmente.

Desde los diálogos que escuchas en la TV, los comentarios que escuchas en podcasts hasta los posts en redes sociales que lees diariamente, nuestras palabras nos guían en todo momento. Es la razón por la que las campañas políticas emplean tanto tiempo creando mensajes, por lo que las compañías emplean tanto tiempo en publicidad y la razón por la que trabajo como editor. Porque las palabras son poderosas y le dan forma a nuestro mundo.

Sabiendo esto, es importante que seleccionemos palabras fuertes que nos ayuden a alcanzar nuestros objetivos, pero la mayoría de nosotros nos auto saboteamos con nuestra elección de palabras. Aunque estés menospreciándote inconscientemente, o tu tiempo o a tus compañeros, hay cambios pequeños que puedes hacer para comunicarte mejor.

Aquí hay 24 palabras que, o deberías dejar de usar de una vez por todas, o deberías usarlas con menor frecuencia, con explicaciones a por qué hay que sacarlas del vocabulario y con qué palabras reemplazarlas. ¿Cuántas de éstas utilizas todos los días?

Las 24 palabras que necesitas dejar de decir para mejorar tu comunicación

1. “De hecho…” No seas esa persona que corrige a todos en la oficina. Por supuesto que todo el mundo comete errores, y en tu trabajo habrá ocasiones en las que tengas que limpiar el desorden de los demás. Pero cuando corrijas a alguien hazlo con gracia, no les restriegues en la cara un: “De hecho, es todo lo contrario…”

2. Pero. Uno de los problemas con la palabra “pero” es que hace que la formulación de tu oración sea sumamente obvia y suele hacer que la gente se olvide de lo que dijiste antes. Por ejemplo, cuando dices “Me gusta como hiciste esto pero…” la gente sólo esperará escuchar lo que no te gustó, en lugar de fijarse en la parte que sí te gustó. Si conectas ambas ideas con la palabra “y”, o expresándolas en 2 frases separadas, asegurarás que la gente escuche todo lo que quieres decir.

3. Asumo. Una de las claves para la cultura laboral es sentirte respetado, escuchado y visto. Si dices que estás asumiendo algo lo que realmente estás admitiendo es que no te tomaste ni 5 segundos para escuchar a los demás. Ésta es una batalla muy fácil de ganar, y tus compañeros no sólo agradecerán que los escuches, sino que terminarás aprendiendo muchas cosas en el camino.

4. Disruptivo (o cualquier variable de la palabra). Este término ha sido tan utilizado por las startups y las compañías de tecnología que ha perdido todo su significado. A este punto, todo el mundo es disruptivo y tiene una compañía disruptiva, lo que hace que nadie sea disruptivo realmente.

5. Wey. Olvídate de esta palabra cuando te gradúes de la Universidad. Decir “wey” en la oficina te hará sonar más joven e inmaduro de lo que realmente eres, o todo lo contrario, te hará parecer “chavo ruco” medio desubicado, algo como Steve Buscemi intentando interpretar a un niño en 30 Rock. Si no te sabes el nombre de todos en la oficina, intenta aprendértelos. A la gente le gusta ser vista, y el hecho de recordar sus nombres es parte de eso.

6. Culpa. Si estás hablando de buscar culpables, estás perdiendo… a tus compañeros no les importa de quién haya sido la culpa, lo único que quieren es que las cosas funcionen. Así que, si te equivocase en algo, encuentra la manera de resolverlo. Si alguien más cometió un error, no les pongas el pie, probablemente tengas que seguir trabajando con ellos.

7. Bueno. “Bueno” o “bien” son de esas palabras que parecen venir con un gesto de fastidio. De nuevo, se trata de inyectarle posibilidad y productividad al espacio laboral, no de permitirte ser negativo porque es más fácil.

8. Chingada (o sus derivados). Algunas oficinas tienen una política mucho más relajada en el tema de groserías, pero por lo menos asegúrate de saber cómo reaccionarán tus compañeros a ese tipo de palabras. E incluso así, intenta usarlas lo menos posible y de expresar tus ideas o emociones de manera mucho más clara.

9. Chavos. Soy culpable de ésta, pero hay un par de razones por las que deberíamos dejar de usar la palabra “chavos”. Primero, porque suele estar equivocada (resulta que también hay mujeres en las oficinas). Segundo, porque es sumamente informal. Y por último, porque es muy fácil reemplazarla por un “Escuchen todos” y hacer que todos sean felices.

10. Honestamente. Si tienes que decir “honestamente” antes de expresar un punto de vista, estás haciendo algo mal. Si siempre dices lo que piensas no tendrás que aclarar cuándo estás siendo honesto y cuando no.

11. Eso. Esto puede sorprenderte, pero solemos usar demasiados pronombres que pueden enturbiar nuestras oraciones. Por ejemplo, probablemente hayas recibido toneladas de correos en los que dice: “Le pedí a Sara y a Jessica que trabajaran en eso, pero creo que ya lo hicieron”. Y luego tienes que pasarte los siguientes cinco minutos revisando los correos anteriores para entender qué es “eso”.

12. Solo. “Solo” es una de esas palabras destinadas a minimizar lo que estás diciendo. Por ejemplo, si “sólo estás pensando” o diciéndolo a alguien que “sólo le tomará un minuto”. No hay necesidad de minimizar las cosas, tus necesidades son importantes, igual que el tiempo de todos los demás.

13. OK. Cuando recibes un mensaje que sólo dice OK (o K’ si de plano vas a abreviar en exceso), sabes con absoluta certeza que la persona en el otro lado de la línea está furiosa contigo, o por lo menos molesta por algo. Así que, cuando alguien en el trabajo te pide algo y tú únicamente respondes con OK estás enviando vibras negativas. Incluso peor, estás enviando vibras negativas y poco productivas. OK no ayuda a resolver nada.

14. Medio. “Medio” no significa nada y sólo sirve para debilitar tu punto de vista. Si sólo “medio” hiciste algo o “medio” pensaste algo, definitivamente no lo hiciste. La mayoría de los jefes aprecian la firmeza, ayuda a cultivar la confianza entre tus compañeros.

15. Tipo. Todos usamos palabras de relleno. Algunos dicen “mmm”, otros “tipo”, pero cualquiera que sea tu muletilla, entrénate para no usarla y hablar de manera más concisa. La gente lo apreciará.

16. Jaja. Una cosa es escribir “jaja” y otra muy diferente es decirlo como si estuvieras doblando una película. Esto no sólo es molesto para los Baby Boomers, de hecho, una encuesta que hicieron a más de 1000 personas, los millennials también lo odian. Así que no hay razón para decir “jaja” cuando puedes reírte realmente, con el sonido natural que eso conlleva.

17. Necesito. Cuando estás negociando algo que quieres, no le digas a la gente que lo necesitas. Mejor demuestra por qué a la otra parte le conviene dártelo. Por ejemplo, si quieres un aumento, habla sobre tus logros y no sobre lo mucho que tienes que pagar de renta.

18. Nop. Está bien decir que “no” a algo, pero no hay razón alguna para ser informal con esa palabra. Tal vez no suene tan bonito en tu cabeza, pero a nadie le gusta escuchar la palabra “nop”, sobre todo cuando te están pidiendo ayuda.

19. Personalmente. Hay una razón por la que las personas siempre dicen “no es personal” cuando están hablando de negocios. Mientras trabajes para una empresa grande, tu opinión personal sobre cualquier asunto es tan importante como tu experiencia. Cuando hablas, quieres que la gente sepa que quieres lo mejor para todos los involucrados.

20. Sexo. Tus compañeros no quieren saber qué hiciste el fin de semana y ten por seguro que no quieren escucharte decir lo sexy que se ven el día de hoy. Si estás en el trabajo, lo mejor es ser profesional.

21. Deberías. O estás hablando de algo que tú deberías haber hecho, o le estás diciendo a tus compañeros lo que deberían hacer. Ninguna de esas opciones te va a hacer ganar amigos.

22. Intenta. Una pequeña marioneta verde dijo alguna vez: “Haz o no hagas. No hay intentos”. Yoda vivía bajo ese mantra, y tú también deberías. Si sabes que no tendrás tiempo para hacer algo, se vale decir que no, de hecho es algo bueno. Pero decir que lo vas a intentar suena a que no estás dispuesto a completar la tarea.

23. No es justo. Todos sabemos que la vida no es justa, y por lo general, la única razón por la que usamos la frase “no es justo” es para quejarnos de algo. Pero quejarte rara vez sirve para algo, así que es mucho más productivo aceptar las cosas o explicar claramente por qué mereces algo mejor.

24. Lo que sea. Nadie quiere escuchar “lo que sea”, te hace sonar grosero y rudo. Incluso cuando estás tratando de ser conciliador “lo que sea que funcione mejor para ti”, el “lo que sea” puede ser contraproducente. Lo más probable es que sí tengas una preferencia y está bien darle valor a tu propio tiempo.

Keep Reading

Mexico Desconocido

12 cosas que hacer en Salamanca, Guanajuato

Te compartimos esta lista de cosas que hacer en Salamanca, para que aproveches cualquier fin de semana o puente y te lances a Guanajuato.
Nupcias Magazine

Many moons, luna de miel para millennials

Porque definitivamente un viaje no es suficiente.
Cine Premiere

Andrew Lincoln en trilogía de películas The Walking Dead

Tras el reciente episodio, AMC sorprende: Andrew Lincoln regresará como Rick Grimes, ¡pero a una trilogía de películas The Walking Dead!
Altonivel

Ford producirá su auto eléctrico en México durante 2019

Ford México anunció que detendrá la fabricación del modelo Fiesta para centrarse en un nuevo modelo eléctrico, con el que esperan innovar la industria

More from Entrepreneur

Elizabeth's expertise can help you scale your business, build a personal brand and focus on being a value-driven CEO.
Book Your Session

For a limited time only, get this bundle of Entrepreneur Press® titles for less than $30 (60% OFF) on our bookstore when you use "LEAP" at checkout.
Buy Now

Are paying too much for business insurance? Do you have critical gaps in your coverage? Trust Entrepreneur to help you find out.
Get Your Quote Now

Latest on Entrepreneur

My Queue

There are no Videos in your queue.

Click on the Add to next to any video to save to your queue.

There are no Articles in your queue.

Click on the Add to next to any article to save to your queue.

There are no Podcasts in your queue.

Click on the Add to next to any podcast episode to save to your queue.

You're not following any authors.

Click the Follow button on any author page to keep up with the latest content from your favorite authors.