My Queue

There are no Videos in your queue.

Click on the Add to next to any video to save to your queue.

There are no Articles in your queue.

Click on the Add to next to any article to save to your queue.

There are no Podcasts in your queue.

Click on the Add to next to any podcast episode to save to your queue.

You're not following any authors.

Click the Follow button on any author page to keep up with the latest content from your favorite authors.

Columnas

El comercio móvil crece: ¿Está tu empresa lista para dar el salto?

Las compras en línea en América Latina continúan creciendo y necesitas tener una estrategia para aprovechar este mercado.
El comercio móvil crece: ¿Está tu empresa lista para dar el salto?
Crédito: Depositphotos.com
7 min read
Las opiniones expresadas por los colaboradores de Entrepreneur son personales.

Las compras en línea en América Latina continúan creciendo de forma acelerada por lo que ahora, más que nunca, los minoristas necesitan consolidar sus estrategias digitales. Hablamos, además de un entorno en el que el uso de líneas móviles supera el número de habitantes en algunos países, como es el caso de Brasil. Según los datos de la Asociación Nacional de Telecomunicaciones (Anatel), en Brasil existen 236,5 millones de líneas móviles, muchas más que los 207,7 millones de habitantes que tiene contabilizados el Instituto Brasileño de Geografía y Estadísticas, IBGE. Resultados similares se están dando en países vecinos como Argentina, Colombia y México.

Hace tan sólo cuatro años atrás, el mercado sintió la imperiosa necesidad de estar presente en el ambiente móvil. Sin embargo, disponer de una página web interactiva y fácil de navegar para dispositivos móviles no fue suficiente y esa “ventaja” pronto se convirtió en un mecanismo de supervivencia. Prueba de ello son los resultados del informe Global Commerce Review de Criteo para el último trimestre de 2017, los cuales reflejan que en América Latina los minoristas que invierten en ventas vía apps y web móvil ya registran el 48% de las transacciones online en el ambiente móvil. Pero eso no es todo. De las compras realizadas a través de computadoras, el 22% están precedidas por un clic móvil.

Es impresionante ver la rapidez con la que el comercio móvil está ganado espacio. Sólo en los últimos tres meses del año pasado, hubo un aumento del 51% en el número de compras realizadas a través de teléfonos móviles (aplicaciones excluidas) en relación al mismo período de 2016 en la región. Además, el número de pedidos a través de equipos de escritorio cayó 13%. Y es que, si extendemos la vista más allá de nuestras fronteras, podemos ver que las ventas a través de aplicaciones y web móvil son una tendencia gobal. El segmento móvil hoy día representa más del 50% de las transacciones en línea globales y América Latina no es una excepción, pues los minoristas con apps generan el 48% de las ventas en dispositivos móviles.

Llegados a este punto, ¿cuáles son los factores fundamentales que deben considerar las empresas, independientemente de su tamaño, para aprovechar al máximo las oportunidades que el comercio móvil presenta?

1) Apps: Nuevos desafíos, nuevas oportunidades

Contar con una aplicación puede suponer una gran ventaja competitiva ya que las apps ofrecen a los minoristas la capacidad de comunicarse mejor e involucrarse personalmente con sus clientes. Y es que, con la mayoría de las ventas en línea involucrando varios dispositivos y canales, existe una oportunidad clara ya que las aplicaciones exitosas pueden ayudar a generar mayores tasas de conversión en las compras a través de la computadora, las cuales aún representan el 52% de todas las ventas en toda América Latina.

Sin embargo, a pesar de la rápida adopción de las apps, no todas las empresas están preparadas para esta nueva coyuntura. Los pequeños negocios sufren de presupuestos ajustados y la realidad es que contar con una estrategia móvil sólida y coherente requiere recursos que en la mayoría de los casos no poseen. En el caso de las compañías de mediano y gran tamaño los problemas radican, principalmente, en no disponer de un plan adecuado que no sólo se centre en el dispositivo, sino que considere estratégicamente todo el recorrido de compra del cliente. Es fundamental tener en cuenta en todo momento que el consumidor debe ser el foco central de la estrategia.

2) Una estrategia que combine los datos online y offline

A pesar de la complejidad que conlleva invertir en el entorno móvil, cada vez se está convirtiendo más en una necesidad para las pequeñas empresas y es indispensable que tracen una estrategia para penetrar el espacio móvil lo antes posible. Y es que, independientemente del tamaño, cualquier empresa tiene que tomar en cuenta que el recorrido del consumidor hasta cerrar una compra se ha vuelto mucho más complejo y que contar con una estrategia móvil es esencial no sólo para sobrevivir, sino también para prosperar.

Sin embargo, esto parece no ser suficiente si tenemos en cuenta al omnishopper, ese tipo de consumidor que navega y compra utilizando diferentes pantallas y dispositivos, desde cualquier lugar y en cualquier momento. Por estos motivos, es imprescindible conectar todos los puntos del proceso de compra, online y offline, para tener una visión holística y completa del consumidor. El esfuerzo, realmente, vale la pena: los clientes que acceden a diferentes dispositivos para hacer una compra gastan en promedio un 17%. 

Para conquistar al omnishopper, el minorista necesita contar con herramientas móviles de peso, así como con una planificación basada en datos quele permita saber exactamente dónde, cuándo y cómo impactar al consumidor de la manra más efectiva posible. La mayoría de las marcas y minoristas, especialmente los más pequeños, están en desventaja significativa en relación a los gigantes digitales cuando se trata de ese asunto,  tanto en términos de volumen de datos como de recursos para hacerlos accesibles y accionables para impulsar el consumo.

En este sentido, bancos de datos que almacenan información colectiva son la respuesta para equilibrar esa balanza. El uso de datos a gran escala es fundamental para entender a los consumidores, garantizando a su vez que las marcas y los minoristas continúen competitivos en el competitivo mercado actual. Por eso, ante un escenario en el que los gigantes digitales están ganando cada vez más espacio y en el que los consumidores son cada vez más exigentes y volátiles, la cooperación es la pieza clave para que las marcas y los minoristas puedan entregar experiencias relevantes a sus clientes, ayudando a generar más ventas y beneficios.

Y esa es la apuesta para el éxito: presencia en el escenario móvil con una aplicación sólida y una estrategia omnichannel basada en datos.

¿Y ahora? ¿Cuál será tu estrategia

Más allá de sólo un software