Historias Entrepreneur

El francés que quiere que ganes dinero cuando no usas tu auto

Dos emprendedores franceses y uno mexicano crearon Carengo, la primera plataforma de renta de autos entre particulares en la Ciudad de México. Su objetivo: mejorar la movilidad y darle ingresos extras a los propietarios.
El francés que quiere que ganes dinero cuando no usas tu auto
Crédito: Depositphotos.com
9 min read
Las opiniones expresadas por los colaboradores de Entrepreneur son personales.

A mediados de 2013, Raphaël Menu vivió por primera vez la experiencia de manejar a menos de 30 kilómetros por hora en la Ciudad de México en horas pico. Las largas horas que experimentaba en medio del caos vehicular fueron la motivación de una idea que años más tarde se convirtió en un negocio.

En ese entonces, el joven originario de Francia trabajaba para la empresa de belleza L'Oréal. En alguno de sus trayectos diarios, que en ocasiones se extendían a más de 45 minutos, Menu pensó cómo sería si en vez de que los mexicanos compraran más coches los pusieran en renta entre ellos. Las calles de la capital del país fueron testigo del nacimiento de la semilla de lo que hoy es Carengo, la primera plataforma mexicana para rentar un auto entre particulares de forma sencilla, económica y segura.

La idea del negocio tomó forma en 2016 cuando Raphaël empezó a trabajar en una agencia de marketing digital. Ahí conoció las estrategias que podía implementar para que una marca se posicionara en el mercado con poco dinero y valiéndose de las redes sociales.

Un año después, en 2017, el parisino realizó estudios de mercado con la finalidad de saber si el modelo de negocio de Carengo resultaba atractivo para el consumidor mexicano. Sin embargo, la respuesta que obtuvo no fue favorecedora. Al descubrir el poco interés que generaba el concepto, Raphaël decidió acercarse a sus amigos para pedirles que le prestaran sus coches y rentarlos entre ellos.

Aunque en México ya existe el servicio de renta de auto bajo un esquema tradicional, el también administrador de empresas quiso darle un giro innovador valiéndose de la tecnología y así implementar un modelo similar al que existe en mercados europeos.

Fue en el verano de 2017 cuando Raphaël, en compañía de sus socios Thibault Picard y Saúl Martínez, lanzó al mercado Carengo. “Nos dimos cuenta de que en México había un mercado con mucho potencial. Primero, por los problemas de movilidad que existen en la capital y, segundo, por la alta penetración de internet”, dice Raphaël Menu, cofundador de Carengo.

Uno de los retos más importantes para el emprendedor, como para cualquier otro, fue obtener capital para dar el primer paso. Pero la fortuna les sonrío pronto a los tres jóvenes: Carengo fue seleccionada para participar en la octava generación de la aceleradora 500 Startups, donde recibió 65,00 dólares y, además, logró ser parte de los 35 negocios que integraron la segunda generación del programa de aceleramiento de MassChallenge México, el cual les facilitó el acceso a mentorías de expertos locales e internacionales durante tres meses, así como espacio de trabajo gratuito y acceso a socios corporativos en el país.

Los usuarios pueden acceder a Carengo a través de su sitio web y está disponible para personas mayores a 25 años, con licencia vigente y con tarjeta de crédito. Para poder rentar u ofrecer un automóvil, el usuario debe registrarse en carengo.mx desde su computadora o cualquier dispositivo móvil.

Una vez que se elige el vehículo que más se adapta a las necesidades del usuario, pero, sobre todo, que está más cercano a su ubicación, se acuerda con el propietario y, posteriormente se realiza el pago para validar la reservación. Finalmente, se acuerda el lugar de entrega. El costo promedio de la renta de autos es de 750 pesos por día, un 20 por ciento menos al precio fijado en el mercado de renta de autos convencional, estima el emprendedor. 

Carengo obtiene un 40% de comisión sobre el total de la renta, con el que provee un seguro para los conductores: si alguno de los usuarios quiere subir su coche a la plataforma y no cuenta con alguna cobertura, los emprendedores le ofrecen este servicio con la finalidad de garantizar la seguridad de los pasajeros.

Hasta enero de 2018, Carengo reportó cinco meses consecutivos al alza, con un aumento de 50% mensual.

Hasta diciembre de 2017, se tenían registrados 200 alquileres y para finales de enero de 2018, Carengo contabilizó más de 100 coches disponibles para renta.

En promedio, 70% de las rentas se realizan el fin de semana, ya que Carengo atiende la demanda de residentes de la Ciudad de México que no tienen auto propio y durante la semana ocupan servicios de chofer privado, comparten coche o utilizan bicicleta.

En la plataforma sólo están registrados vehículos de gama estándar y la intención es permanecer, al menos por ahora, con ese perfil por temas de seguridad.

Saúl Martínez y Raphaël Menu, cofundadores de Carengo / Foto: Fernando Díaz Vidaurri

Seguridad y confianza

Durante 2017, el robo de vehículos creció a 90,187 unidades, es decir, 27.2% más frente a 2016, año en que se reportaron 70,925 vehículos, de acuerdo cifras de la Asociación Mexicana de Instituciones de Seguros (AMIS). “Estas son las cifras más elevadas en términos históricos en lo que corresponde al robo de vehículos y también de robo a vehículos de transporte”, dijo Recaredo Arias, director general del organismo, al presentar el informe.

Raphaël Menu es consciente de la situación a la que se enfrenta México en materia de seguridad, pero asegura que Carengo cuenta con las herramientas necesarias para hacer frente a esta situación. “México, al igual que muchos otros países, se enfrenta a una problemática en materia de violencia y por ello buscamos dotar a nuestros clientes la mayor seguridad posible.”

Antes de aceptar a un nuevo usuario, la plataforma verifica todos los datos e información de identidad de las personas y se comprueba que su tarjeta de crédito cuente con solvencia. Carengo también trabaja con empresas especializadas en temas de seguridad que se encargan de hacer la validación a través de las redes sociales personales de quien se registra.

Para Arturo Argente, director del Departamento de Derecho del Instituto Tecnológico de Estudios Superiores de Monterrey del Campus Toluca, es fundamental que la empresa se blinde ante la actual situación del país. “La seguridad que brinda la plataforma es vital para salvaguardar la integridad tanto de aquellos que rentan su coche como de aquellos que solicitan el servicio. La confianza es vital en este negocio”, afirma el especialista.

El tema de movilidad es uno de los temas que más saltan en la agenda de los cofundadores de Carengo. El parque vehicular de la capital y 18 municipios del Estado de México creció 159% en una década, al sumar 9.5 millones de unidades motorizadas en 2015 (última cifra disponible en el registro), frente a las 3.7 millones registradas en 2005, de acuerdo con datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi). 

Carengo vio en este dolor de cabeza para los chilangos una gran oportunidad para emprender. “Es un gran problema de movilidad, pues hay demasiados coches y esto se agudiza cuando las personas siguen comprando vehículos en un mercado donde existen otras alternativas”, insiste el emprendedor.

Aunque Carengo sólo opera en la Ciudad de México, su ambición es global. Al respecto, Raphaël comparte que les gustaría llegar a otras ciudades de México como Guadalajara y Monterrey, pero también miran con agrado los destinos turísticos como Cancún y Puerto Vallarta. “También hemos pensado entrar al mercado latinoamericano, pero eso será más adelante. Vamos un paso a la vez.”  

Al cierre de este año, prevén que la plataforma llegue a mil vehículos disponibles para renta y complementar la operación con una aplicación. Al ser una empresa privada, los emprendedores no pueden ofrecer una estimación financiera sobre sus ingresos. Sin embargo, el joven francés brinda una cifra bastante alentadora: “Hay meses en los que hemos crecido 100% sólo con la publicidad que hemos logrado en redes sociales. Es sorprendente.”

Hoy, el emprendedor de 28 años asegura estar satisfecho de lo que Carengo ha logrado en tan sólo seis meses de operación, aunque reconoce que “aún queda mucho por hacer”. Al mirar hacia atrás, Raphaël Menu agradece los muros que se le pusieron en el camino, pues eso le ayudó a cimentar el camino hacia un futuro que luce bastante prometedor. “Emprender ha sido una aventura extraordinaria. Las cosas suceden con mucha constancia y disciplina. Nosotros logramos convertir una idea en un proyecto tangible y no hay dinero que pueda pagar esa satisfacción.”

My Queue

There are no Videos in your queue.

Click on the Add to next to any video to save to your queue.

There are no Articles in your queue.

Click on the Add to next to any article to save to your queue.

There are no Podcasts in your queue.

Click on the Add to next to any podcast episode to save to your queue.

You're not following any authors.

Click the Follow button on any author page to keep up with the latest content from your favorite authors.

El mexicano que desde niño amó a los robots y hoy es profesor en la Singularity University