Inspiración

23 pequeñas grandes lecciones de Michael Jordan

El próximo 14 de junio se cumplen 20 años del último partido de Michael Jordan con los Chicago Bulls. Para conmemorarlo Nike relanza al mercado la emblemática playera #23 y nosotros recopilamos las enseñanzas de uno de los mejores jugadores de baloncesto de la historia.
23 pequeñas grandes lecciones de Michael Jordan
Crédito: Depositphotos.com
11 min read
Las opiniones expresadas por los colaboradores de Entrepreneur son personales.

Los observadores deben de haberlo notado: los tenis y la muñequera del legendario beisbolista de los Yankees de Nueva York, Derek Jeter, siempre llevaron tatuada la inconfundible silueta del “Jumpman” de Michael Jordan: un hombre saltando con las piernas separadas y el brazo extendido plasmado en el uniforme diario de uno de los beisbolistas más brillantes que jamás haya existido.

Así de grande fue Michael Jordan.

Un genio en la cancha, pero también un ejemplo de dedicación y amor por su profesión que a dos décadas de haber jugado su último partido con los Chicago Bulls nos sigue inspirando.

Jordan no es solo uno de los mejores jugadores de baloncesto que haya existido, también es el emblema del marketing deportivo llevado a su máxima expresión. El ariete con el que Nike construyó un emporio que hoy se extiende mucho más allá de sus inicios como una marca ligada al running y al atletismo.

Hoy, con motivo del 20 aniversario de la salida de Jordan de los Bulls, Nike relanza al mercado la legendaria playera #23 del jugador con un sensor de comunicación de campo cercano (NFC por sus siglas en inglés) que permite la interacción con un app para el celular y el desbloqueo de material exclusivo de The Last Dance, la serie biográfica producida por Netflix a ser estrenada en 2019.

A manera de tributo y recordando también su último partido, te presentamos las 23 claves para alcanzar el éxito inspiradas en frases que se le atribuyen al legendario basquetbolista.

1. El juego te regresará el mismo esfuerzo que tú le pongas. La filosofía de Jordan era dar su 100% todo el tiempo. Creía que si era honesto con el baloncesto, el baloncesto también  sería honesto con él. Y lo resumía en una sola frase: “Si haces el trabajo, serás recompensado. No hay atajos en la vida”.

2. Practica cada día. Cuando Jordan empezó a jugar en el equipo representativo de la preparatoria (Laney High School) no formaba parte del cuadro titular. La hoja con la alineación era pegada antes de cada partido en los vestidores del equipo y pasó mucho tiempo antes de que su nombre apareciera en ella. La situación lo avergonzaba, pero más que lamentarse transformó la frustración en fuerza para prepararse. Años después confesó durante una entrevista a ESPN: “Cada vez que me cansaba y quería parar, cerraba los ojos y veía de nuevo esa lista sin mi nombre. Eso generalmente me ayudaba a seguir”.

3. No dejes que nadie habite en tu cabeza. Muchos de nosotros le damos demasiada importancia a lo que piensan los demás. Actuamos buscando complacer al mundo entero, aunque resulte imposible hacerlo. Luego de obtener su primera portada en Sports Illustrated a un mes de haber debutado en la NBA, Jordan comenzó a sufrir rechazo por parte de los veteranos. En el juego de las estrellas de 1985 resultó evidente que no le pasaban el balón, quizás tratando de hacerlo sentir menos y mermar su desempeño. El joven siguió jugando como lo venía haciendo y consiguió ser nombrado el novato del año. Alguna vez el basquetbolista comentó: “No puedo vivir con la idea que los demás tienen de lo que yo soy o no capaz de hacer”.

4. La ilusión del miedo. El miedo es quizás el monstruo más temible que todos llevamos dentro. Miedo a intentar. Miedo a fracasar. Miedo a no cumplir las expectativas de alguien más. Miedo a ser nosotros mismos. Así se refería Jordan a él: “Sé que el miedo es un obstáculo para algunos, pero para mí solo es una ilusión”.

5. Aprende a lidiar con el fracaso.  La idea que tenemos de Michael Jordan es que nació siendo campeón. Pero el trayecto al éxito estuvo lleno de tropiezos y derrotas. Su frase en torno al fracaso es célebre: “Todo mundo falla en algo. Lo que no puedo aceptar es no intentarlo”.

6. Just do it. Solo hazlo. El legendario eslogan publicitario de Nike parecería inspirado por la filosofía del basquetbolista: “Algunos quieren que suceda, algunos desean que suceda, otros hacen que suceda”.

7. Imposible hacerlo solo. Al igual que los negocios, el basquetbol es una actividad de conjunto. Para ganar necesitas de los demás. Socios. Empleados. Proveedores. Distribuidores. Jordan así lo resumía: “El talento gana partidos, pero el trabajo en equipo y la inteligencia ganan campeonatos”.

8. Piensa en que va a pasar. El primer paso para ganar un partido (o un proyecto) es creer que en verdad puede pasar. La confianza en uno mismo pareciera ser la constante en las grandes historias de éxito. En numerosas ocasiones Jordan definió partidos cuando todos los daban por perdidos. Su secreto podría estar contenido en una sola frase: “Jamás pensé en las consecuencias de fallar un tiro importante… cuando piensas en las consecuencias siempre piensas en resultados negativos”.

9. Ama lo que haces. Ver jugar a Jordan era un placer. El hombre disfrutaba de cada partido, de cada jugada. Cuando alguien ama lo que hace, se nota. Michael decía: “Amor es jugar cada partido como si fuera el último”.

10. Cuando sientas que es tiempo de cambiar, ¡cambia! El 6 de octubre de 1993 Michael Jordan anunció su retiro del baloncesto profesional luego de haber ganado tres campeonatos consecutivos con los Chicago Bulls. El jugador sentía que era momento de hacer un cambio y tenía la ilusión de probarse como beisbolista. Siguió su intuición y pese a las críticas de una ciudad que se sentía abandonada, lo hizo. Jamás llegó a las grandes ligas del beisbol, pero el movimiento le ayudo a darse cuenta de que extrañaba el básquet. Al respecto Jordan explicó: “Solo necesitaba un cambio. Me estaba cansando de la rutina y ya no sentía por el juego el aprecio que alguna vez sentí”.

11. La simpleza, gran aliada de la comunicación. En 1995 Jordan emitió un comunicado de prensa que enloqueció al mundo entero. Sólo decía: “I’m back (estoy de vuelta)”.  Jordan volvió a los Chicago Bulls para ganar tres campeonatos más.

12. Muestra tus emociones. En el mundo de los negocios mostrar tus emociones suele ser visto como una debilidad. Jordan lloró desconsoladamente cuando ganó su primer título en 1991 y dijo: “El corazón es lo que separa a los buenos de los grandes”. Si sientes algo, demuéstralo.

13. Diviértete jugando. Si lo que haces día con día te parece aburrido, algo está mal. Revisa tu rutina hasta que te enamores de nuevo de tu propia vida. Jordan decía: “Solo juega. Diviértete. Disfruta el juego”.

14. Olvídate del ayer. ¿Cuántos de nosotros vivimos condenados por errores del pasado? Arrastramos dolores, complejos, pérdidas y frustraciones. Michael decía que no había que llorar por las decisiones pasadas: “Una vez que he tomado una decisión, jamás vuelvo a pensar en ella”. 

15. Ignora el mañana. Es positivo que imaginemos los distintos posibles escenarios, pero siempre y cuando éstos no hagan que dudemos. Jordan decía: “Nunca pienses en todo lo que está en juego… si empiezas a pensar quién va a ganar el campeonato, perderás el foco”.

16. Vive el presente. Si quieres empezar a disfrutar tu trayecto concéntrate en el día de hoy. Es lo que eres y lo único que tienes. El basquetbolista alguna vez declaró: “Vive el momento por el momento”.

17. Busca la perfección. Durante la era Jordan los Chicago Bulls agotaron las entradas para todos los partidos que jugaban (tanto de locales como de visitantes). En gran parte era la perfección que Jordan buscaba lo que hacía que cada juego fuera especial. Para él no había herramienta de promoción más poderosa que su propia excelencia: “Deja que tu juego sea tu herramienta de marketing”.

18. Cree en ti. Si tú no lo haces, nadie más lo hará. Cree en que todo es posible. Alguna vez Jordan dijo: “Antes de poder lograrlo, tienes que esperar grandes cosas de ti mismo”.

19. El aprendizaje es un milagro. Aunque cueste trabajo aprender algo nuevo, atrévete a hacerlo. Eso solo te hará más fuerte. Las palabras de Jordan al respecto: “El aprendizaje es un don, aunque el dolor sea tu maestro”.

20. Sigue tu intuición. Dentro de ti hay un instinto puro y divino. Síguelo. Aunque haya mil voces que te digan que no, aunque el mundo lo considere una locura. El consejo de Michael: “No dejes que te arrastren con rumores, simplemente confía en lo que tú crees”. 

21. Nunca te rindas. Aunque creas que no puedes seguir, aunque tus piernas tiemblen y el dolor sea insoportable, aunque los demás duden y te susurren que es tiempo de darte por vencido, no lo hagas. Jordan decía: “Si te rindes una vez se convertirá en hábito. ¡Nunca te rindas!”.

22. Mantente alcanzable y nunca te aísles. Habrá momentos en que tengas que pensar solo en ti si quieres alcanzar tus sueños. En tu carrera, en tu proyecto. Pero una vez que hayas alcanzado tu sueño recuerda que no llegaste ahí solo: familiares, parejas, mentores, socios, colegas y amigos son parte de tu historia. Mantente cerca de ellos y que tu éxito jamás haga que te sientan lejos. La frase de Jordan al respecto: “Para ser exitoso tienes que ser egoísta... Y una vez que llegas al nivel más alto, entonces debes de ser desinteresado. Mantente al alcance. Mantente en contacto y jamás te aísles”.

23. Reconoce el talento de los demás. Michael Jordan conoció a Derek Jeter cuando él ya era una leyenda. Tras su primer retiro el basquetbolista participó en la Liga de Béisbol de Otoño en Arizona buscando que algún equipo se fijara en él. Jeter era un novato que soñaba con jugar en las Grandes Ligas. Jordan reconoció en él un talento en potencia y siguió sus pasos con atención.

Al retirarse, eligió al beisbolista para que vistiera al “Jumpman” con toda la ideología que éste representaba. El día que Jeter puso fin a su carrera, magnánimo, Michael Jordan le escribió: “Un legado se construye con más de lo que se ve. Nadie te lo da, se gana. Más allá de tus 20 años en las Grandes Ligas y una interminable lista de elogios, fue tu amor y respeto por el juego lo que te distinguió. Tu búsqueda de la grandeza dentro y fuera del campo ha establecido el estándar para que otros lo sigan.”

El basquetbolista más grande de todos los tiempos se dio el espacio para reconocer la grandeza de alguien más. Para apreciarla y aprender de ella. Para celebrar la carrera de ese hombre que al igual que él, se transformó en leyenda.

Para conmoverse hasta las lágrimas el día en que lo vio culminar su carrera.

* Con información de Income Diary 

My Queue

There are no Videos in your queue.

Click on the Add to next to any video to save to your queue.

There are no Articles in your queue.

Click on the Add to next to any article to save to your queue.

There are no Podcasts in your queue.

Click on the Add to next to any podcast episode to save to your queue.

You're not following any authors.

Click the Follow button on any author page to keep up with the latest content from your favorite authors.

Las 6 cosas que aprendí del emprendimiento en una obra de teatro escolar