Ganancias

¿Ganancias en 90 días? Evita errores que podrían costarte millones de dólares

La serie de "Undercover Billionaire" está muy bien. Pero, independientemente de las fantasías de la tele, aquí te decimos cómo puedes tener éxito antes de acabarte la liquidez… Si eres inteligente.
¿Ganancias en 90 días? Evita errores que podrían costarte millones de dólares
Crédito: Sharon McCutcheon vía Unsplash
Guest Writer
CEO, Rocksauce Studios
7 min read
Las opiniones expresadas por los colaboradores de Entrepreneur son personales.

Como casi todos los reality shows, Undercover Billionaire tiene una premisa sumamente atractiva: Dale a un empresario súper exitoso una cantidad de capital limitada y déjalo (o déjala) en una ciudad desconocida para ver cómo este individuo crea una idea de negocios exitosa en 90 días. ¿Será que nuestro héroe (o heroína) conseguirá millones de dólares o fracasará miserablemente? ¿Qué factor entre el deseo, el trabajo duro y la suerte juegan un mayor papel en la realización del sueño americano?

No es necesariamente un concepto nuevo si consideramos las historias de personas como Milton S. Hershey, el magnate de los chocolates, o la de Oprah Winfrey, reina de los medios de comunicación, ambos personas que pasaron de 0 a millones. Lo que hace de este reality show algo diferente es el factor del tiempo. Tres meses no son necesariamente suficientes para construir una empresa redituable, pero tal vez sean el tiempo suficiente para generar interés por parte de los espectadores que están intentando lograr algo similar, y para alentar a otras empresas que tal vez estén algo cortas de capital.

Después de todo, mucha gente entra en esta categoría: según una investigación de GoBankingRates, 57 por ciento de las personas en Estados Unidos tienen menos de mil dólares en sus cuentas de ahorro. Tal vez este programa los inspire a dejar algo de dinero aparte, sólo tienen que asegurarse de que, al igual que el emprendedor que están viendo en pantalla, logren evitar algunos de los errores más comunes.

Porque errar puede ser muy humano, pero no es lo ideal para los emprendedores, aunque ni siquiera estés compitiendo contrarreloj para hacer crecer tu capital, definitivamente no quieres cometer errores en las primeras etapas que puedan costarte la vida de tu negocio. Desafortunadamente, muchos fundadores empiezan gastándose su dinero en lugares incorrectos, enfocándose en rentar oficinas lujosas y en comprar muebles carísimos. Y eso sólo es el principio.

En la era de las amenidades para las startups, las organizaciones jóvenes están gastando muchos dinero en beneficios como barriles de cerveza para sus empleados. Esta es una jugada riesgosa, porque aunque estos incentivos coquetos pueden motivar a los empleados, pueden jugar en tu contra si decides quitárselos para recortar gastos.

Y hablando de empleados, los nuevos negocios tienden a calcular mal en esta área. Contratan a la gente equivocada, enfocándose en el desarrollo de departamentos erróneos y forzando a la compañía a luchar en exceso desde el día uno. Un mejor acercamiento sería encontrar empleados que vayan en línea con las necesidades actuales de la empresa y con la misión y la cultura laboral.

Cuando abrimos Rocksauce Studios le dimos a los productores los mejores sueldos, no a los directivos. Esto mantenía felices a las personas que nos generaban las ganancias y se mostraban mucho más dispuestos a ayudarnos a conseguir cualquier objetivo que tuviéramos. Eventualmente, todos pudimos gozar de mejores salarios gracias a la inusual forma en la que lo hicimos.

Otra fuga de capital importante se da por malas decisiones en el área de marketing. No importa qué tipo de compañía sea, todas deben invertir para darse a conocer allá fuera. Si no logras hacer que la gente sepa que existes, estás condenado al fracaso. Además es complicado convencer a los inversionistas de tu proyecto si nadie te conoce.

Independientemente de si tienes suficiente dinero para sobrevivir tus primeros 90 días, o 90 semanas o 90 meses, asegúrate de que tus primeros pasos los des con cuidado. Entre mejor esté la base de tu negocio, mejores resultados podrás obtener. Y para construir una base sólida, empieza con estas técnicas:

1. Quítales la posición a tus competidores

¿Quieres hacer una entrada triunfal antes de que otro mes pase? Con tiempo limitado, necesitas conectar rápidamente con tu audiencia. Conviértete en un experto de la industria. Investiga. Posiciónate como un líder bien construido.

Al miso tiempo, asegúrate de que tienes un enfoque claro y de que tu producto resuelva un problema grande, no muchos problemas pequeños. Un gran ejemplo de esto es Slack, la aplicación para negocios que logró un gran éxito creando un núcleo de comunicaciones versátil e inteligente para las empresas. Slack aprendió de las dudas y la falta de estrategias de publicidad que mostró Hall, una aplicación similar, que tiene ya mucho tiempo muerta.

Slack le quitó su posición, a Hall y a toda su competencia, con un producto directo que llenó un vacío existente. Si tu oferta puede aliviar un problema en concreto, tu audiencia estará abierta a adoptarla.

2. Atínale al precio

Después de conocer a tus clientes y conocer tus ofertas desde todos los ángulos, posiciona tu producto de manera clara y concisa. Esto ayudará a otros a valorarlo. Obviamente, encontrar el precio justo es un gran reto de este paso. Si le tiras demasiado alto puede ser que pierdas ventas, pero si le apuntas demasiado bajo la gente puede percibir tu mercancía como de baja calidad.

Tienes que tener una estrategia de monetización clara y tener múltiples caminos para generar ganancias. No subestimes el entendimiento de tus clientes. Puede que te sientas tentado a ofrecer descuentos o “muestras” para aumentar el interés y crecimiento, pero no regales todo demasiado pronto pensando que podrás hacer que se suscriban después. La mayoría de las compañías, salvo Google, necesita cobrar algo para sobrevivir.

3. Contrata a la gente correcta para cada puesto

¿Te sientes presionado para construir un equipo? Respira. Acelerarte puede ser bueno en algunas cosas, pero ten cuidado: contratar a la persona incorrecta sólo para llenar un puesto te puede generar una toxicidad seria, sin mencionar la pérdida de recursos que vas a sufrir.

Según CareerBuilder, las compañías perdieron $14,900 dólares en promedio por cada mala contratación hecha en 2017, y 74 por ciento de los negocios dijeron haber caído en esa trampa.

“Hay un efecto dominó con las malas contrataciones” dijo Rosemary Haefner, directora de recursos humanos en CareerBuilder. “La falta de motivación es contagiosa y las personas que tienen malos desempeños bajan la barra para otros trabajadores en sus equipos, y esos malos hábitos pueden expandirse por toda la organización.”

La diligencia en las contrataciones es básica. Encuentra gente que te compre tu visión y que quieran ir un paso más allá por el bien de la empresa. Luego, entrénalos para mejorar sus habilidades. Así tu startup será una fuente natural de conocimiento.

A menos de que seas el empresario desconocido en “Undercover Billionaire”, lo más probable es que no tengas el estrés de tener que ser exitoso en 13 semanas. Pero, no porque no tengas cámaras siguiéndote día y noche no significa que la presión sea menos intensa. Tal vez sería bueno que te imaginaras a ti mismo como la estrella de tu propio reality show, y te exigieras un poquito más de lo que estás dando.

De esta forma puede que llegues a tu destino (y tal vez a tu propio reality show) un poco más rápido.

My Queue

There are no Videos in your queue.

Click on the Add to next to any video to save to your queue.

There are no Articles in your queue.

Click on the Add to next to any article to save to your queue.

There are no Podcasts in your queue.

Click on the Add to next to any podcast episode to save to your queue.

You're not following any authors.

Click the Follow button on any author page to keep up with the latest content from your favorite authors.

8 consejos para ganar mucho dinero