'El legado del diablo' o cómo garantizar el éxito de tu proyecto con meses de anticipación

La empresa A24 ha cobrado notoriedad por la forma en que apuesta por filmes que se convertirán en tema de conversación y que meterán gente a las salas de cine.
'El legado del diablo' o cómo garantizar el éxito de tu proyecto con meses de anticipación
Crédito: A24 vía YouTube
6 min read
Las opiniones expresadas por los colaboradores de Entrepreneur son personales.

En este momento, los alcances del entretenimiento fílmico ya no están sujetos al control de los grandes estudios y distribuidoras, ni a cuán pequeña o grande sea una casa que pretenda difundir cine comercial o independiente.

Cada vez son más los emprendedores que le ganan a las grandes compañías los derechos de distribución de películas, y uno de los casos más sonados -y uno que debe analizarse a detalle- es el de A24, empresa independiente de entretenimiento que entre sus objetos tiene la producción y distribución de materiales cinematográficos.

Fundada en 2012, A24 ha cobrado notoriedad por la forma en que apuesta por filmes que se convertirán en tema de conversación y que meterán gente a las salas de cine, sin tratarse de blockbusters como Avengers o Transformers cuya mera presencia garantiza la alta circulación de boletos.

Para A24 no hay criterio de selección más allá de la capacidad para detectar el potencial de alguna película, de forma que su catálogo lo conforman cine comercial, independiente, de género y todas las combinaciones que de estos resulten.

Pero es el tino que tiene para el cine de género el que llama más la atención.

Gracias a A24, películas como Bajo la piel, Green Room y Ex Machina encontraron distribución; gracias a A24 es que llegó a cines esa fenomenal cinta que es La bruja, y justo en una vena similar al de esta última es donde se ubica la más reciente apuesta de la distribuidora: Hereditary, conocida en México como El legado del diablo.

En un año que ya tuvo en cines Un lugar en silencio, era difícil imaginar que otro filme fuera calificado por diversos medios especializados como “la mejor película de horror de 2018”; y no obstante, eso es lo que está sucediendo.

Más allá de valorar El legado del diablo a través de la crítica cinematográfica (es excelente y malévola; obligadísimo ir a verla), lo que debe observarse es la manera en que la cinta generó expectativas desde comienzos de año y las disparó hasta el cielo, pues son acciones que pueden aplicarse siempre que se tenga un emprendimiento entre manos.

Corría la edición de este año del Festival de Cine de Sundance. El legado del diablo, cinta financiada con capital independiente, sería proyectada dentro del programa Premieres de medianoche, y nadie esperaba que la prensa quedaría impactada al término de la función.

“La película más traumatizante en años” y “el filme más perturbador de la década” fueron titulares que aparecieron al día siguiente en los portales dedicados al cine. No hizo falta abordar algún incidente con la audiencia (como ocurrió con la sobrevalorada Voraz y los supuestos desmayos que provocó) para despertar interés, sino hablar de la propuesta en sí misma.

Con la experiencia que le había dejado años atrás La bruja -película que también se proyectó en Sundance y cuyos derechos de distribución fueron adquiridos por A24-, la compañía hizo lo propio con El legado del diablo.

La fórmula que utiliza es sencilla, pero efectiva: detectar no solo buenas películas en los festivales de cine, sino aquellas que tienen lo necesario para generar fuzz, comprar los derechos de distribución y dejar que el boca a boca haga su trabajo, para ahorrarse dinero en la campaña de marketing.

Las reacciones son cruciales para A24. En 2016, La bruja tuvo una presencia publicitaria moderada, pero el filme se convirtió en tema de conversación gracias a las opiniones de la crítica y, sobre todo, a que el Templo Satánico declaró que era la película que mejor retrataba sus ideales y principios. Qué mejor publicidad que esa.

Terminada su corrida comercial, los números dejaron ver la gran apuesta que había sido La bruja para A24, pues recaudó más de 40 millones de dólares en la taquilla del globo, contra un presupuesto de solo cuatro.

El estreno de El legado del diablo será simultáneo en México y Estados Unidos (8 de junio), y una semana después llegará al Reino Unido. Aún no hay números en taquilla, pero se estima que la película será otro éxito para la empresa, dada la forma en que ha despertado interés incluso en las audiencias no comprometidas con el cine de género.

Lo que el emprendedor debe aprender de casos como el de A24 es que la anticipación es clave para garantizar el éxito.

Por supuesto están los estudios de mercado y la manera en que la toma bien fundada de riesgos puede cambiar las reglas del juego (ya hablamos a detalle sobre lo que hizo Deadpool); pero también está la intuición que deja la experiencia, para prever cómo se comportará el interés del target.

No es pensamiento new age, la intuición es real. Y si se presenta la duda, recuerda que alguien vio en La bruja, una película de perfil satánico y de nicho, un éxito de taquilla por el que valía la pena invertir.

Keep Reading

More from Entrepreneur

Get heaping discounts to books you love delivered straight to your inbox. We’ll feature a different book each week and share exclusive deals you won’t find anywhere else.
Jumpstart Your Business. Entrepreneur Insider is your all-access pass to the skills, experts, and network you need to get your business off the ground—or take it to the next level.
Are you paying too much for business insurance? Do you have critical gaps in your coverage? Trust Entrepreneur to help you find out.

Latest on Entrepreneur