My Queue

There are no Videos in your queue.

Click on the Add to next to any video to save to your queue.

There are no Articles in your queue.

Click on the Add to next to any article to save to your queue.

There are no Podcasts in your queue.

Click on the Add to next to any podcast episode to save to your queue.

You're not following any authors.

Click the Follow button on any author page to keep up with the latest content from your favorite authors.

Home Office

5 fórmulas para conseguir un sueldo extra desde tu casa

Gracias a internet ya no es necesario esperar a un aumento de sueldo para conseguir más ingresos sin salir de casa
5 fórmulas para conseguir un sueldo extra desde tu casa
Crédito: Depositphotos
6 min read
Las opiniones expresadas por los colaboradores de Entrepreneur son personales.

Hasta hace no demasiados años, las únicas formas que tenía un empleado para ganar más dinero al mes eran pedir un aumento de sueldo o invertir su tiempo libre trabajando en proyectos alternativos, habitualmente fuera de casa.

En el primer caso, si aceptaban su petición corría el riesgo de que llegase acompañada de un aumento de responsabilidades, mientras que el segundo a menudo suponía sacrificar gran parte de su vida familiar.

La revolución de internet ha traido consigo un sinfín de oportunidades para quienes desean conseguir más ingresos desde la comodidad de su casa. Si eres uno de ellos, aquí tienes 5 sistemas que han triunfado y pueden proporcionarte un sueldo extra sin moverte de tu hogar.

1. Monetiza tu afición con Amazon Afiliados

¿Tienes alguna afición? Entonces tienes la capacidad de convertirla en ingresos adicionales compartiendo tu opinión sobre algunos de sus productos en un blog.

Por ejemplo, si te gusta la fotografía puedes crear un blog comentando las prestaciones de distintas cámaras u objetivos. Luego, gracias al programa de Amazon Afiliados, podrás ganar comisiones por las compras que realicen tus lectores.

Solo tendrás que añadir un enlace especial en tus análisis que permita adquirir ese producto en Amazon. Cada vez que algún lector lo compre, Amazon te dará un porcentaje de la venta que oscila entre el 1 y el 10%.

Lo mejor es que no solo recibirás comisiones por la venta de ese producto, sino por todo lo que compre ese usuario en Amazon durante las próximas 24 horas. De esta forma, mucha gente ya ha logrado transformar su afición en un ingreso pasivo recurrente.

2. Crea un curso online y véndelo

Crear un curso y venderlo en un blog o plataformas como Udemy se ha convertido en otra de las principales fuentes de ingresos pasivos de mucha gente. En algunos casos generando auténticas fortunas y creando millonarios de la noche a la mañana.

Estamos en la era de la información, así que si tienes algún conocimiento técnico o artístico es probable que haya alguien dispuesto a pagar por aprender de ti. Además, no necesitas ninguna acreditación previa: tan solo deberás decidir su formato (video o texto), preparar un índice y ponerte a crear los contenidos y ejercicios prácticos.

Si lo vendes en tu propio blog o página web, necesitarás un sistema automatizado para que aquellos usuarios interesados puedan comprarlo y acceder a él, mientras que si lo subes a alguna plataforma online no tendrás que preocuparte por nada más.

3. Ofrece tus servicios online

Crear un blog y construir una audiencia requiere un tiempo y esfuerzo que muchas personas no están dispuestas asumir. Por eso, si quieres generar ingresos en el menor tiempo posible y acceder a una gran cantidad de potenciales clientes, puedes ofrecer pequeños servicios en portales web que te pondrán en contacto con usuarios interesados.

Se trata de plataformas como Upwork o Freelancer, donde se ofertan servicios 100% online como editar una foto, maquetar un video o preparar un plan de marketing. Si crees que no tienes los suficientes conocimientos para ofrecer algo, no temas, porque puedes especializarte en trabajos tan sencillos como sea necesario.

Aunque estas plataformas se quedan alrededor del 10% de la facturación, es posible ganar una cifra decente de dinero si tus reseñas son positivas y te vuelves popular.

4. Redacta en tus ratos libres

¿Sabías que cada día se publican más de 3 millones de posts en blogs? Existen artículos sobre salud, marketing, economía o cualquier otra temática que puedas imaginar.

Esta necesidad de generar nuevos contenidos ha disparado la demanda de redactores a tiempo completo y parcial, y es algo que puedes aprovechar para obtener rápidamente unos ingresos extra desde casa.

Lo mejor de todo es que no necesitas grandes habilidades ni conocimientos para hacerlo: solo escribir bien y ser meticuloso. Labrarte una reputación como redactor puede llevar meses, así que puedes empezar dándote de alta en plataformas como LowPost, especializadas en poner en contacto redactores con clientes que necesitan contenidos.

5. Traduce contenidos

Si tienes buen manejo de algún idioma y prefieres un trabajo más mecánico, también puedes rentabilizar tus conocimientos traduciendo contenidos online.

Además de que la demanda sigue siendo muy alta, es un servicio bastante bien pagado. Incluso Netflix abrió en su momento un proceso de selección para encontrar personas que tradujeran sus series online, llegando a pagar hasta 12 dólares por minuto traducido en las traducciones del inglés al español.

Existen plataformas online que ponen en contacto traductores con empresas que requieren servicios de traducción. Normalmente deberás registrarte en la web y pasar un test de nivel y, a partir de ese momento, subirás de rango y accederás a trabajos mejor pagados a medida que vayas traduciendo.

Este sistema también permite elegir los proyectos que quieres realizar y organizar los horarios a tu gusto. Así gozarás de gran flexibilidad para conseguir un sueldo extra que, según los cálculos de estas plataformas, puede alcanzar los 800 dólares mensuales.

Estas son algunas de las formas más populares de generar un sueldo extra desde tu casa. ¡Ahora solo debes elegir qué modelo de negocio se ajusta más a tus fortalezas y organizar bien tu tiempo libre!

La fábula del home office y las reglas del juego