Historias Entrepreneur

Cómo una primera cita llevó a la creación de una compañía de dulces multimillonaria

La cofundadora Rosie O'Neill recuerda los inicios de Sugarfina con su ahora prometido: "Todas las historias sobre cómo desarrollamos la idea terminan en nuestra historia de amor".
Cómo una primera cita llevó a la creación de una compañía de dulces multimillonaria
Crédito: Sugarfina
Entrepreneur Staff
Deputy Editor
5 min read

La historia del origen de Sugarfina, la minorista de dulces de lujo conocida por sus gomitas sabor champaña y sus diseños de moda, es tan dulce como los productos más queridos de la compañía. Una primera cita encantadora inspiraría la marca multimillonaria, que se nutrió lenta y cuidadosamente durante el cortejo de los cofundadores. Rosie O'Neill, que construyó la compañía con su ahora prometido, nos cuenta cómo se desarrolló el negocio, paso a paso.

1. Enamórate

En una primera cita con Josh Resnick, una proyección de la película de 1971 Willy Wonka y la fábrica de chocolate provocó una conversación y una idea de un millón de dólares. "Comenzamos a preguntarnos por qué no hay una tienda de dulces para adultos", dijo O'Neill. Durante los siguientes dos años, a medida que crecía su relación con Resnick, también lo hizo la idea. "De alguna manera se convirtió en un proyecto de pasatiempo secundario del que hablábamos durante las citas: todo terminó basándose en nuestra historia de amor", aseveró. Al principio la idea no era hacer un negocio de tiempo completo, ya que O'Neill estaba trabajando como director de marketing para Barbie en Mattell. Sin embargo, tomaron en serio la idea. "Cuando viajábamos por placer, visitábamos ciudades pequeñas para explorar los dulces locales", recuerda O'Neill. "Hicimos un viaje a Italia para mi cumpleaños y realizamos un recorrido extra de dos días para rastrear a los fabricantes de dulces hermosos. Fue una gran investigación de campo”. 

2. Protege tu visión

Aunque la pareja poco a poco desarrolló su negocio, "se sentía como si estuviéramos trabajando en un proyecto de arte y manualidades", recuerda O'Neill. Al instante se dieron cuenta cuándo encontraron el nombre correcto. "'Fina' significa muy buena calidad en italiano y español, y me llegó un día cuando estábamos almorzando en un restaurante italiano", dice. "Le dije 'Sugarfina', y Josh dijo: 'Sí, ese es el nombre'. Y allí, en la mesa, saqué mi teléfono y compré el dominio".

3. Separarse

Para cuando O'Neill y Resnick se sintieron listos para abandonar sus trabajos de tiempo completo, habían establecido una base bastante dulce. Sabían que querían importar y contratar dulces europeos de fabricación, y tenían un índice de sabores que habían recolectado y catalogado en los últimos dos años. Y sabían que el éxito se reduciría a la presentación. "Queríamos equilibrar el lujo y la diversión", dice O'Neill. "Cuando piensas en otros jugadores de lujo en el mundo de los dulces, en su mayoría son de chocolate y, en su mayoría, muy serios". El aspecto característico de Sugarfina debía ser divertido, personalizable y cambiante. "Queríamos tener la capacidad de actualizarnos constantemente y agregar novedad y diversión a nuestras colecciones", dice ella. "Nos consideramos a nosotros mismos como una marca de moda, más que una marca de dulces".

4. Pon a prueba tus propios límites

Debido a que los fundadores estaban poniendo a punto el negocio, lo mantuvieron solo los dos durante el mayor tiempo posible, incluso después de su lanzamiento, lo que significaba que tenían que estirar sus propios conjuntos de habilidades. "Me enseñé a misma a crear un sitio web, realicé toda la fotografía, escribí todos los anuncios y Josh manejó toda la parte legal", dice ella. "Además, preparábamos los dulces y los envíos de comercio electrónico para el día del lanzamiento. Fue muy difícil".

5. Pide algunos favores

Cuando un poco de prensa orgánica llegó a Sugarfina en el sitio web de compras Daily Candy, la bola de nieve se convirtió en un éxito para el que O'Neill y Resnick no estaban listos. "La cobertura de Daily Candy nos puso en contacto con Facebook, que estaba haciendo este programa de regalos", dice O'Neill. "Y no sabíamos qué esperar, éramos un pez pequeño en un gran estanque. Pero lo lanzaron, destacando solo tres marcas: Apple, Starbucks y Sugarfina. "Las órdenes nos inundaron. No estábamos preparados para seguir ese ritmo", dice ella. "Llamamos amigos y familiares para pedir ayuda diariamente. Mis padres probablemente trabajaron 20 horas a la semana con nosotros, toda la familia de Josh nos ayudaba a empacar y enviar pedidos”. 

6. Contrata bien 

Después de eso, la pareja sabía que ya no podían construir la marca ellos dos solos e hicieron una contratación estratégica solo 11 meses después de su lanzamiento oficial. "La empleada terminó quedándose con nosotros durante cinco años", dice O'Neill. "Se abrió camino hasta el control de calidad y se fue solo cuando tuvo un bebé y quería ser ama de casa." Su segundo contrato, agrega con orgullo, todavía está con la compañía hoy.
 

Keep Reading

Mexico Desconocido

Homenaje a Toledo: volarán papalotes en la CDMX el 15 de septiembre

El domingo 15 de septiembre realizarán un homenaje a Francisco Toledo en la CDMX. Decenas de papalotes volarán por los cielos para recordarlo.
Nupcias Magazine

Montajes de boda 100 por ciento mexicanos

¡Viva México y sus diseñadores! Talento nacional para tu gran día.
Cine Premiere

Taquilla México: El capítulo histórico de It dentro el género de terror

It: Capítulo 2 se ha convertido en el mejor estreno no-Disney en la taquilla de México y ha entrado en el top 40 histórico de películas más taquilleras.
Altonivel

La startup chilena que lleva los idiomas a las cafeterías llegó a México

Poliglota

Hace 10 años, en 2009, José Sánchez y Carlos Aravena, en ese entonces alumnos de la Universidad Católica de Chile, decidieron crear un nuevo modelo educativo para la enseñanza y aprendizaje de idiomas, proyecto al que más tarde se sumaría Nicolás Fuenzalida. Y es que, durante años, intentaron aprender inglés a través del método tradicional: en una escuela de idiomas, con el clásico método de memorización, materiales que no se actualizan constantemente y los típicos exámenes en papel, pero nunca fueron capaces de lograr una conversación fluida.

Tras 5 años de desarrollo y perfeccionamiento, estos 3 emprendedores finalmente lograron su cometido: crear un método innovador de enseñanza de idiomas y levantar recursos por un monto de 300,000 dólares de un Fondo de Inversión suizo para lanzar al mercado chileno su startup, a la que llamaron Poliglota.

Fue tal el éxito de Poliglota en Chile que al poco tiempo vino la internacionalización. En 2018, la compañía arribó a México, uno de los mercados más importantes en Latinoamérica, debido a su vecindad con Estados Unidos, que es su principal socio comercial; y más tarde llegaron a Perú. El próximo año, Aravena y sus socios tienen pensado abrir operaciones en Brasil, el gigante de la región; así como consolidar su presencia en México, país donde solo el 5% de su población habla fluidamente el idioma inglés, aunque dicho porcentaje es más alto que el de Latinoamérica, que es de solo 2%.

Poliglota

Lee: 6 idiomas que te abrirán la puerta a un mejor empleo

Para ello, la startup chilena pretende levantar, en el segundo semestre del año, entre 3 y 5 millones de dólares (mdd) de Fondos de Inversión de México, Chile y Miami. 

“Esta segunda ronda para levantar recursos se abrió en agosto pasado y se cierra en enero de 2020. Hemos decidido abrir las puertas de Poliglota a inversionistas de Fondos de Inversión que quieran sumarse para continuar con nuestra expansión en Chile y México, donde nuestra metodología ha tenido una alta demanda; queremos ser más agresivos en estos mercados y también abrir operaciones en Brasil, que igualmente es un gran mercado, al que queremos llegar. Vamos con todo”, subrayó Sánchez, en entrevista con Alto Nivel.

Hoy, Poliglota cuenta con 500 profesores y 12,000 estudiantes, de los cuales 4,000 alumnos se encuentran en México y el 90% de estos estudia el idioma inglés. “Este año vamos a cerrar con 8,000 alumnos en Ciudad de México y en 2020, año en que abriremos operaciones en Monterrey y Guadalajara, el objetivo es alcanzar la cifra de 20,000 estudiantes; queremos convertir a México en un país bilingüe”, indicó el fundador de Poliglota.

Poliglota

Lee: ¿Cuáles son los idiomas más competitivos para trabajar?

Del aula a la cafetería

Pero ¿qué hace a Poliglota tan diferente del resto de las escuelas de idiomas? Primero, ofrece clases de inglés, francés, italiano, alemán y portugués en grupos pequeños, de 3 a 8 estudiantes por grupo, que garantizan un feedback personalizado del profesor; segundo, los profesores son expertos en el idioma y están preparados para enseñar, corregir y alentar el avance del alumno; tercero, los grupos son nivelados, es decir, están conformados con personas que tienen el mismo nivel, lo que facilita la conversación, sin miedo a equivocarse; cuarto, el método se centra en la práctica real de capacitar para la comunicación; quinto, las clases se imparten en cafeterías cercanas a la casa u oficina de los estudiantes, que son ambientes sociales que invitan a la conversación; y, por último, las clases (2 por semana de 90 minutos) se toman en horarios pensados para que no interfieran con las actividades de las personas. 

“Algo muy importante es que contamos con profesores de diferentes nacionalidades: Gran Bretaña, India, Lituania, Italia, Alemania, Francia, Portugal, México, Estados Unidos, entre muchos otros. Estamos en un mundo global y te puede tocar hablar inglés u otro idioma con alguien de otro país que tiene una pronunciación diferente y no entender nada, no lograr comunicarte. Pero no solo eso, nuestros profesores son gente interesante, con distintas profesiones, que nosotros preparamos y que pueden aportar otro tipo de conocimientos y experiencias a nuestros alumnos. En los niveles básicos, nuestros profesores hablan muy bien el español, pues muchos de ellos son mexicanos y latinoamericanos, pero a medida que se avanza los maestros son de otros países, que no hablan nada de español”, explicó Sánchez.

Lee: Hablar idiomas, básico para conseguir un buen trabajo

Todo parece indicar que esta startup chilena tiene un futuro promisorio dentro de la industria de la enseñanza de idiomas, cuyo valor de mercado a nivel global se estima en más de 20,000 mdd. Y México será clave de ese futuro.

More from Entrepreneur

Dustin's experience and expertise can help you monetize your message, build a marketing strategy and connect with influencers.
Jumpstart Your Business. Entrepreneur Insider is your all-access pass to the skills, experts, and network you need to get your business off the ground—or take it to the next level.
Are you paying too much for business insurance? Do you have critical gaps in your coverage? Trust Entrepreneur to help you find out.

Latest on Entrepreneur